PAE en Piedecuesta, protagonista de inconsistencias

Publicado en Edición 53 | Jueves 25, de Octubre de 2018 | Actualizado el Lunes, 29 de Octubre de 2018

El Programa de Alimentación Escolar en Piedecuesta ha sufrido traspiés por cuenta del atraso en los procesos licitatorios, el cuestionamiento a los términos que favorecerían a un solo oferente y la tardía adjudicación de los recursos. Aun así, ya está operando para beneficio de más de 8.000 estudiantes del municipio.

[FOTO 1]: PAE en Piedecuesta, protagonista de inconsistencias
Las manipuladoras del comedor Bariloche tienen el trabajo de ofrecer un buen servicio y atención a los 200 estudiantes que llegan a diario para recibir el suministro alimentario. Foto

El Programa de Alimentación Escolar, (PAE), “es una de las estrategias del Ministerio de Educación Nacional (MEN) que promueve el acceso y la permanencia de los niños, niñas y adolescentes que están registrados en la matrícula oficial de los colegios, fomentando estilos de vida saludables y mejorando su capacidad de aprendizaje, a través del suministro de un complemento alimentario” que, según el tipo de preparación, puede ser en sitio o industrializado y listo para el consumo. 

Este comenzó a operar en septiembre del año 2013 y, desde entonces, ha tenido varios llamados de atención por parte de los organismos de control y vigilancia.  

‘Vuelve y juega’ 

Por tercer año consecutivo el PAE de Piedecuesta inició su operación meses después de que los estudiantes comenzaron clases. La licitación del contrato por 67 días fue asignada a la Unión Temporal Infancia Feliz Piedecuesta 2018 el 5 de marzo del presente año. 

Desde el año 2016 se vienen presentando retrasos en el PAE de Piedecuesta, por lo que el caso fue llevado a instancias nacionales y hasta el Alcalde recibió un llamado de atención de la Procuraduría; también se hizo una investigación por parte de este ente de control ante la queja por los constantes retrasos del inicio del programa; sin embargo, la investigación concluyó que los retrasos fueron justificables debido a la demora en el presupuesto asignado por parte del MEN y por la rigurosidad que contempla la etapa pre-contractual del PAE, según explicó el Procurador Provincial de Bucaramanga, Óscar Téllez. 

¿Preferencias en el pliego de condiciones? 

Durante el proceso pre-contractual del PAE Piedecuesta hubo una serie de sugerencias que hizo la veeduría del Comité de Transparencia por Santander al pliego de condiciones emitido por la Secretaría de Educación de Piedecuesta, ya que como mencionó María Juliana Acebedo, representante y vocera de esa entidad, algunas condiciones eran muy sesgadas, por lo que se podía estar privilegiando a un solo oferente.  

Acebedo indicó que en el pliego de condiciones de la licitación para contratar la operación del Programa de Alimentación Escolar Piedecuesta 2018, los requisitos que allí se exigían limitaban la pluralidad de oferentes. 

En las observaciones presentadas el 5 de febrero por el Comité de Transparencia al alcalde de Piedecuesta, Danny Ramírez, y al Secretario General y de las TIC del mismo municipio, Fredy Almeida, se realizó un llamado de atención para revisar el número de códigos que debían acreditar los posibles oferentes y se solicitó dar la opción de acreditar la experiencia con más de un contrato y no limitarlo a uno solo.  

En estas se resalta que “es importante para poder contar con un número significativo de participantes y con ello procurar el mejor desarrollo para el programa, no limitar a un solo contrato para el soporte de la experiencia y además que este contenga cada uno de los códigos”, según el documento enviado por el Comité Transparencia por Santander a la Secretaría de Educación de Piedecuesta. 

Los alumnos de 77 instituciones educativas de Piedecuesta son beneficiarios del PAE. Los almuerzos son preparados y distribuidos en los comedores de los barrios Bariloche y Cabecera del Llano.

Otro que no estuvo de acuerdo con todos los requisitos del pliego fue Nelson Arcos Pacaira, gerente de la Fundación para el Desarrollo Social, Fupadesu, una de las empresas interesadas en aplicar como operador del PAE en Piedecuesta. El 29 de enero del 2018 Arcos Pacaira solicitó al Secretario General que “la experiencia se pueda acreditar con al menos dos o tres contratos que cumplan las condiciones exigidas, no solamente uno”. Sin embargo, esta observación fue presentada de manera extemporánea al pliego. 

[FOTO 2]: PAE en Piedecuesta, protagonista de inconsistencias
Las raciones grandes (plato verde) son para los niños de bachillerato cuyas edades sean mayor a 13 años; tamaño mediano (plato verde del fondo) para quienes tienen de 7 a 11 años; y pequeño (plato rojo), para los niños de 5 a 7 años. Foto

El monopolio del PAE 

Los lineamientos estipulados por el MEN para el funcionamiento del PAE tienen altos estándares de calidad, por lo que son pocas empresas oferentes las que pueden participar y ganar la licitación; empresas que en muchos casos terminan aliándose en uniones temporales y que monopolizan el negocio del PAE a nivel nacional. Lo preocupante de esto es que las empresas que ostentan los contratos presentan irregularidades en su operación. Tal es el caso de la empresa Fundación Pueblo Bello en Nuestro Corazón que ha cambiado cuatro veces su razón social, como estrategia para volver a celebrar contratos de esta clase, como lo denunció la ex ministra de Educación, Gina Parody en 2016.  

Luego de su inscripción en 2003 pasó a llamarse en el 2007: Fundación Pa’ Todo el Mundo, de la que se registra un contrato en la página de Colombia Compra Eficiente por 95 millones 307 mil 048 pesos, con el fin de ‘‘brindar complementación alimentaria a adultos mayores en condiciones de extrema vulnerabilidad económica y social, mediante el Servicio Público de Bienestar, en el departamento de Vichada’’, para el periodo de 2011 a 2014 y que registra como representante legal a Wilmer Orlando Cubillos Gómez. 

El PAE en Piedecuesta comenzó a operar el 1 de abril y su operador es la Unión Temporal Infancia Feliz Piedecuesta 2018, que lleva la sombra de otros operadores cuestionados en el pasado por contratos irregulares en otros municipios y departamentos del país.

Más adelante, en 2011 esta empresa cambió nuevamente su nombre a Fundación Kabala, que estuvo involucrada en dos procesos de investigación por irregularidades en el manejo del PAE; uno de los más sonados fue el caso del ex-gobernador de La Guajira, José María Ballesteros, al que la Contraloría le abrió un juicio fiscal por la pérdida de 11 mil 419 millones de pesos en un contrato del PAE, dinero que el ex-mandatario concedió en un solo contrato en 2015 a la representante legal de la Fundación Kábala y del Consorcio Nutriendo Escolares de La Guajira, María Angélica Araújo Noguera. 

La última razón social que tuvo la empresa fue: Fundación Acción Social Integral, con la que se ganó más de 12 mil millones de pesos en Valledupar y cerca de 18 mil millones de pesos en Cesar. 

¿Quiénes están detrás de la Unión Temporal Infancia Feliz Piedecuesta 2018? 

Para la operación del PAE de Piedecuesta 2018 la empresa que ganó la licitación como operadora fue Unión Temporal Infancia Feliz Piedecuesta 2018, la cual está conformada por: Fundación Unidad Social Barrio Adentro, Fusba, radicada en Sincelejo y que cuenta con el 75 por ciento de acciones, y Fundación Red Colombiana de Comercialización y Desarrollo Comunitario, Redcom, de la ciudad de Pasto, con el 25 por ciento restante. El representante legal de esta unión es Wilmer Orlando Cubillos Gómez, el mismo que en 2011 representó a Fundación Pa’ Todo el Mundo, empresa que lleva cuatro razones sociales y algunos cuestionamientos encima. 

La Unión Temporal también tiene historia, pues es el segundo año consecutivo que maneja el PAE de Piedecuesta. Adicional a esto, la Fundación Social Barrio Adentro (Fusba), una de las organizaciones que la conforman, fue cuestionada por la Procuraduría General de la República como una de las empresas con mayor concentración de contratos referentes al PAE, debido a que ganó tres licitaciones por el valor de 14 mil 927 millones en Antioquia – Magdalena. 

Otro hecho en el que estuvo implicada Fusba fue en 2017, año en que ejerció como operadora del PAE en Ciénaga-Magdalena. En este municipio se presentaron problemas en cuanto a la duración del programa, por lo que se convocó a un debate de control político por parte del Concejo Municipal y al que la representante legal de Fusba, Isabel María Ferrer Vergara no se presentó. En el debate se expusieron algunas quejas por parte de los personeros y representantes de las instituciones educativas que se benefician con este programa; entre ellas que una bebida láctea produjo dolor estomacal en algunos estudiantes, y que algunas veces, los alimentos les llegaban en malas condiciones, y con olores y presentación desagradable. 

A esto se suma que, la Fundación fue escogida como una de las empresas que conforman el consorcio PAE de Santander Nos Une 2018, unión temporal que operará el PAE de 82 municipios no certificados de Santander. Esta adjudicación causó revuelo pues según una publicación realizada por el diario Vanguardia Liberal, el asesor jurídico de la Gobernación, Luis Alberto Flórez, afirmó que el proceso debía ser declarado como desierto. En la nota, se exponen las denuncias hechas por Adrián González, las cuales relatan que la empresa se ganó la licitación con presuntos documentos falsos. 

Redcom no se queda atrás cuando se habla de irregularidades, pues esta fundación estuvo implicada en un escándalo ocurrido en Cartagena, donde al parecer se facturaron unas pechugas a 40.000 pesos la unidad, lo cual llevó a pensar que Red Colombiana de Comercialización y Desarrollo Comunitario gastaba menos en el alimento de los niños, pero manipulaba los precios en las facturas para poder quedarse con la totalidad del dinero. Esto fue descubierto por la Contraloría General y lo relata El Tiempo en un reportaje publicado en su portal web el 22 de noviembre de 2017, que se titula “En un año se robaron 32,8 millones de raciones de comida del PAE”. 

Con lo expuesto anteriormente surge una última pregunta: ¿Por qué aún con los inconvenientes ocurridos, pueden estas organizaciones aplicar a la licitación de contratos? Por lo cual, esta redacción investigó si estas empresas tenían asuntos pendientes en la Contraloría General de la República, la Procuraduría o la Fiscalía General de la Nación; sin embargo, no hubo ningún hallazgo, dado que no hay ninguna investigación formal en su contra ni antecedentes. Y aunque la hubiese, estas empresas no estarían inhabilitadas para presentarse a dichos procesos licitarios ya que se presumen inocentes hasta que no se demuestre lo contrario. 

PAE en Piedecuesta  

Según Cristóbal Pacheco Pita, profesional de la Secretaría de Educación Municipal de Piedecuesta, 17 instituciones se benefician actualmente del programa escolar. El comité de cada comunidad educativa se encarga de decidir quién puede acceder al programa, todo depende de los recursos existentes. En este caso, Pacheco habló de un presupuesto de alrededor 4 mil millones de pesos para cumplir con los 180 días que debe regir el PAE, pero según las resoluciones del Ministerio de Educación Nacional sólo se asignaron mil trescientos millones a Piedecuesta. El dinero restante debía salir de recursos del municipio y del Sistema General de Participaciones.  

Las porciones de los almuerzos que se sirven en el comedor se distribuyen de acuerdo a las categorías grande (bachillerato), mediano (7-13 años) y pequeño (5-7 años), según las edades de los estudiantes.

En cuanto a los retrasos presentados este año para comenzar el programa, el funcionario explicó que el Ministerio envió alrededor de 700 millones en 2017, destinados para el año siguiente; el dinero restante lo envía meses más tarde. Por tanto, se pretendía que el programa debía comenzar a tiempo, puesto que el dinero es enviado por el Ministerio, pero la contratación la hace directamente el municipio. De acuerdo a esto, Pacheco afirmó que en Piedecuesta se presentaron varios temas que dificultaron que el proyecto se aprobara.  

En el contrato existente en la plataforma SECOP con número LP-001-2018, el programa contó con un presupuesto de mil seiscientos millones de pesos. El proceso licitatorio fue firmado el 5 de marzo del presente año; aun así, el programa comenzó a regir sólo hasta el 1 de abril. Para esa fecha, cerca de 9.000 estudiantes se encontraban sin el suministro de raciones alimenticias.  

¿Y las cifras? 

Los documentos que guarda el equipo PAE de la alcaldía de Piedecuesta son claros en afirmar que se requiere la atención de 8 mil 934 niños y niñas en el período escolar 2018 durante 67 días, aunque el calendario escolar dura 180 días; el complemento alimentario debe repartirse así: 

-Complemento preparado en sitio (Jornada Mañana y Tarde): 3 mil 850 

-Complemento industrializado (Jornada Mañana y Tarde): 2 mil 400 

-Almuerzo preparado en sitio: 1.714 

-Almuerzo preparado en sitio (Jornada única): 970 

Sin embargo, de las 77 instituciones educativas de Piedecuesta al que el PAE cubre, de acuerdo con la Base de datos beneficiarios PAE 2018, no se tiene un registro de la cantidad exacta de alimentos que se entrega a cada institución, motivo por el cual no se puede corroborar que, en efecto, se estén atendiendo a los 8 mil 934 niños y niñas que se menciona en el estudio previo de la licitación pública. 

Esta redacción se puso a la tarea de recolectar esas cifras puntuales en algunas de las instituciones beneficiadas, y se encontró lo siguiente: 

-Concentración Señora de la Presentación recibe 125 refrigerios preparados en sitio en la mañana y otros 125 en jornada de la tarde. 

-Escuela Normal Superior de Piedecuesta recibe 450 refrigerios preparados en sitio para la jornada de mañana y tarde. 

-Colegio Humberto Gómez Nigrinis recibe 200 refrigerios industrializados. 

-Colegio Víctor Félix Gómez Nova-Sede A recibe 200 almuerzos preparados en el comedor Bariloche. 

-Colegio Cabecera del Llano (Satélite) recibe 400 almuerzos preparados en el Restaurante Satélite Cabecera del Llano. 

El comedor ubicado al lado de la cancha ‘Los Tigres’ había estado cerrado durante 2 años, en los que el lugar se había convertido en un foco de inseguridad y un refugio para el consumo de estupefacientes, según denunciaron sus habitantes en varios medios de comunicación locales. El 23 de marzo de este año el comedor fue reabierto para la operación del PAE. 

Ángela Serrano es una de las tres manipuladoras que trabajan en este comedor en donde atienden, según asegura, a 200 estudiantes del Colegio Víctor Félix Gómez Nova-Sede A. El operador del PAE es quien les suministra el menú diario y el Colegio envía las listas de los niños beneficiarios, quienes llevan un carnet con un código que se verifica con las listas. 

Nelly Paola Camacho Durán, madre una de las estudiantes beneficiadas, se siente a gusto ‘‘pues acá es bien en el día, en la noche si no, pero mientras está de día es normal, no hay ningún peligro, ningún inconveniente’’. 

Según documentos suministrados por la Alcaldía de Piedecuesta, 13 de las 77 instituciones que cobija el PAE reciben almuerzos que son preparados en el comedor Bariloche. El otro comedor está ubicado en el barrio Cabecera del Llano Piedecuesta. Los refrigerios preparados en sitio se hacen en los comedores de la misma institución, como es el caso de la Escuela Normal Superior de Piedecuesta.

[FOTO 3]: PAE en Piedecuesta, protagonista de inconsistencias
Pese a los retrasos, los estudiantes que se benefician del PAE están a gusto con la alimentación que les proporciona el programa. Foto

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592