El arte en Colombia, una práctica en extinción

Publicado en Edición 52 | Viernes 09, de Marzo de 2018 | Actualizado el Domingo, 29 de Noviembre de -0001

Pese a que Colombia es un país reconocido por su historia en el arte, actualmente no se le da la importancia necesaria a esta forma de expresión.

Con la Expedición Botánica y el movimiento independentista a comienzos del siglo XIX, la pintura del país empieza a alejarse de la religión, permitiendo que se abra la puerta a los modelos diferentes, cargados de paisajismo e idiosincrasias, pero que desde entonces y al parecer, tal vez producto de este tajante divorcio, el dibujo en Colombia es considerado un arte menor.

Víctor lowendfeld, en su obra El desarrollo de la Capacidad Creadora, expresa que el dibujo libre y espontáneo es la actividad principal de la enseñanza de las artes plásticas, distinguiendo distintas etapas evolutivas y que el fi n de la Educación artística es el de la autoexpresión de las vivencias personales. y aunque el arte es un componente de la cultura, se encuentra paradójicamente casi extinto del currículo escolar e incluso es tomado como materia de “relleno” en las universidades.

Entonces surge la pregunta ¿Cómo y de que otra manera se pueden reflejar los contextos económicos y sociales? 

¿Cómo y de que otra forma se transmite las ideas y valores que se supone son inherentes a la cultura y que deben, por cierto, mantenerse en el espacio y el tiempo?

Entonces, se podría pensar que como sociedad se pierde identidad, individualidad, autonomía y que por el contrario a toda sociedad luchadora de sus valores, Colombia corre el riesgo de convertirse en una masa amorfa, copia burda de culturas extranjeras.

Y pese a que el arte se considere una actividad creadora del ser humano, con inigualables matices de genialidad, hoy ha sido reducido en la esfera de la comunidad bohemia, ya no está tan presente en los currículos académicos y menos en las prioridades de lo administrativo.

Pareciera que todos se hubiesen puesto de acuerdo, gobierno y sociedad; el primero, porque es poco o casi nada lo que presupuestalmente inyecta al talento y la segunda, en su afán de industrializarse y tecnificarse han dejado de lado lo humano, la esencia del ser como tal.

Apreciar con ojos críticos y verdadera conciencia artística lo que el hombre expresa con autenticidad (sin involucrar los medios masivos de comunicación actuales) cuesta trabajo, el arte se sigue globalizando y dando cuenta del concepto dado por Theodor Adorno y Marx Horkheimer con sus industrias culturales, en el donde la cultura es una mercancía más.

sugerir un cambio no está de más, escudriñar en la historia de artistas colombianos como alejandro obregón, armando Villegas, Beatriz González, Fernando Botero, doris salcedo y muchos más que están en el anonimato, se hace necesario, para que mantener presente ante las nuevas generaciones, el legado del exquisito sentido del arte.

 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592