Roberto Enrique Rodríguez enamorado de Santander

Publicado en Edición 51 | Martes 05, de Diciembre de 2017 | Actualizado el Martes, 10 de Abril de 2018

Una ironía de la vida, quién no es de aquí ha visto un camino en el deporte y la cultura, apoyándolos y buscando que estos se superen. Contrario a lo que coterráneos hacen ignorándolos.

[FOTO 1]: Roberto Enrique Rodríguez  enamorado de Santander
Roberto Enrique Rodríguez junto a su esposa Carolina Serrano y sus Hijos Roberto José y Pedro Julián, en el Hotel La Serranía de su propiedad. Foto

Roberto Enrique Rodríguez, un monteriano de nacimiento, pero santandereano de corazón, no tuvo una infancia diferente a la de millones de colombianos que viven la pobreza en carne propia día a día. Hijo de Roberto Enrique Rodríguez y Alicia Ruiz, se crio en una invasión de la ciudad de Montería llamada La granja junto a sus hermanos Elkin y Claudia.  Desde muy niño demostró liderazgo y astucia para afrontar la vida.

Su tío Luis guillermo, quien por la época en la que él era niño vivía en Bucaramanga, lo inspiró arriesgarse y salir de una zona llena de corrupción y violencia, para tener un futuro mejor en la ciudad que ahora es su hogar. Aquí en “la ciudad bonita” formó una familia junto a Carolina Serrano, con quien tiene dos hijos, Roberto José y Pedro Julián. Además, tiene varias empresas reconocidas en la ciudad.

 Puede leer: "Más que una vanidad, este deporte es un estilo de vida"

 ¿Cómo fue ese cambio de vida y de ciudad? Yo me instalé en el barrio La Universidad, cerca de la UiS. Para esa época había unos 3 mil costeños en el campus, muchos éramos de bajos recursos, pero todos veníamos con una maleta llena de sueños; fue duro, pero una experiencia muy bonita. Yo tuve una proyección y no solo fui amigo de los costeños, también hice amigos santandereanos porque en Montería hay pocas opciones y si tu naces pobre, serás pobre toda la vida, por eso vi en Bucaramanga una oportunidad para crecer. Por eso hice relaciones para que al terminar mi carrera pudiese quedarme, ahora tengo una gran familia, mi esposa Carolina Serrano, mis hijos Roberto José y Pedro Julián, además, la familia de mi esposa, que también son mis socios.

¿Qué tan dura fue su vida al rincipio en esta ciudad? ¡Fue duro! A mí me toco estudiar y trabajar, fui taxista, mesero y lave platos. Fue una linda etapa porque el trabajo me iba fortaleciendo. La amistad de los costeños mitigaba todas esas cosas, porque éramos muy solidarios. Junto a mi tío Luis guillermo Rodríguez, empecé todo el proceso, fui mensajero de él, secretario, maestro de obra y conductor; ahí empecé a adquirir experiencia en mi campo laboral sin haberme graduado. Siempre me mantuve económicamente y tuve una premisa que era todo lo que me ganara aquí, la mitad era para mi familia en Montería, en pocas palabras he sido bendecido por Dios.

¿Qué piensa Roberto cuando sale de la universidad? Yo siempre fui mi jefe, nunca me vi empleado de nadie. Empecé a tener experiencia en ingeniería civil, mi tío era contratista y eso es lo que se me viene a la cabeza en ese momento, ser contratista. Por eso a los tres meses inicie una especialización en alta Dirección en gerencia que terminé en 1997. Trabajé con mi tío, con Edgar Franco y Alonso Butrón en dirección de obra. Luego me especialicé en Finanzas en la Universidad Javeriana, era un sueño que tenía y como ya trabajaba lo hice posible.

Luego cuando me casé, mi esposa planteó hacer un hotel como alternativa de negocio, sin saber nada entonces ingresé a la Universidad Externado de Colombia y hago una especialización en este campo; la verdad nunca salí de la universidad, llevo 32 años estudiando y lo seguiré haciendo.

[FOTO 2]: Roberto Enrique Rodríguez  enamorado de Santander
Tras el paso a la final del torneo Águila en el primer semestre del 2017, se funden en un abrazo Roberto Enrique Rodríguez Presidente, Víctor Hugo Gonzáles director técnico y Miguel Cervantes asistente técnico del Club Real Santander. Foto

¿Cuál es la clave del éxito? Yo siempre he sido un soñador, los sueños que he cumplido son pocos para los que faltan por cumplir. Planifico mi vida a 10 años y voy revaluando año a año; siempre estoy una década por encima en visión, objetivos y metas. Tuve un profesor mexicano cuando cursé la especialización de Alta gerencia, nos hicimos muy amigos y un día le pregunté ¿Cuál es el mejor libro que has leído? Y me dijo “Ligero de equipaje de Carlos E. Valle” lo leí muchas veces, un excelente libro que me ha enseñado a ser exitoso. No solo basta con tener fe, esperanza o ser soñador, esto es un trabajo continuo y se debe complementar con la disciplina.

¿De dónde nace el amor por el eporte? Desde muy niño jugaba fútbol en la calle, no había más sino el balón. Practiqué muchos deportes, béisbol, fútbol, atletismo y lo hice con una exigencia de alto rendimiento; pero el fútbol siempre fue la pasión, el deporte rey. Nunca fui profesional pero este deporte me trajo muchas cosas buenas

y grandes amigos,  como gustavo Núñez, ahora es el gerente del equipo, él hacía parte de la escuela llamada Real Santander y yo lo patrociné con mis empresas, porque quiero devolverle a la región lo que ella me ha brindado a lo largo de mi vida.

¿Cómo inicia el Real Santander el camino para ser un equipo profesional? Cuando seis empresas entre ellas Rayco, Freskaleche y otras quieren comprar la ficha a Pumas de Casanare, gustavo me invita a un almuerzo en el Club del Comercio para mirar las opciones. El negocio valía 786 millones de pesos, yo alzo la mano e inicio con 50 millones de pesos, que era casi el 3% y ahí empieza la historia, compramos la ficha y después nos fusionamos con la corporación Real Santander; en la conversión con la ley 1445 en la que el gobierno obliga a todas las corporaciones a ser sociedad anónima, gustavo y yo nos convertimos en los máximos accionistas.

[FOTO 3]: Roberto Enrique Rodríguez  enamorado de Santander
Siempre mostrando su buena actitud, el presidente del Real Santander en el estadio Álvaro Gómez Hurtado de Floridablanca, previo a un juego del Real Santander. Foto

¿Qué reto representa ser el residente de esta institución eportiva? Era un reto grande, yo llego a la presidencia con un fin primordial que era la recuperación de las pérdidas acumuladas en la gestión hecha por el doctor Eduardo Villamizar. Entonces trazamos un proyecto 2013-2018 al ascenso, esa es la meta, avalada por la junta directiva. Con Víctor Hugo gonzález (Director Técnico del Real Santander) buscamos mantener el proyecto porque él conoce muy bien al jugador santandereano, 20 años de experiencia en el Nantes lo respaldan, de ahí empezamos a trabajar y al día de hoy somos subcampeones de la segunda división y vemos que el plan que tenemos está funcionando porque podemos estar ascendiendo este año a la primera categoría del fútbol colombiano.

¿Cuáles son los planes de  Roberto para el futuro? Seguir siendo presidente hasta que la junta directiva vea que ya no cumplo con las expectativas, potenciarme, llegar a estar en el comité ejecutivo de la Federación del Fútbol Colombiano, seguir trabajando desde allí y proyectarme a ser presidente de la Dimayor o la Federación Colombiana de Fútbol. Todo esto está en mis planes a 10 años. Sigo en la proyección de la institución, llegar al ascenso, mantenernos en primera por más de tres años y a futuro estar disputando títulos y torneos internacionales.

 Puede leer: Bucaramanga se juega por la paz

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592