La mujer “mapa”

Publicado en Revista | Miércoles 14, de Diciembre de 2016 | Actualizado el Miércoles, 14 de Diciembre de 2016

Martha Liced Villamizar ha trabajado por más de 20 años como operadora de taxis en Bucaramanga. Entre teléfonos, llamadas, carreras y calles gasta ocho horas de su tiempo para sostener a sus dos hijos.

[FOTO 1]: La mujer “mapa”
La jornada laboral de Marta Villamizar comienza a las 2 de la tarde y termina a las 10 de la noche. Su oficina está en la carrera 27N° 40-49 y ha sido testigo de 20 años de trasnocho para conseguir el “pan de cada día”. Foto: Laura Marcela Lobo. Foto

Muchos ciudadanos se preguntan cómo será el trabajo de las operadoras de taxis, cómo será el lugar donde trabajan, cuántos teléfonos contestan al mismo tiempo, cuántas llamadas reciben en cada hora.

Paredes blancas, uniformes sin ningún otro color que caracterice aquel sitio, algo inhóspito y sin agudeza alguna. Son solo cinco pasos en los que ellas pueden moverse y desempeñar su oficio sin ninguna queja. Dos cuadriláteros con un sinfín de papiros, rellenos de un lenguaje desapacible colgado en dos de sus paredes vacías. Dos computadoras trabajando día y noche complementándose con 15 teléfonos sonando, para atender los servicios solicitados.

Es aquí donde trabaja Martha Liced Villamizar, quien desempeña su cargo de radio operadora en Transportes Búcaros S.A., una empresa con 200 taxis disponibles para la comodidad y tranquilidad para el usuario.

Un turno fatigoso con extensas horas entre llamadas, códigos, números de placas de taxis y enseñanzas. Es acá en este lugar tan neutro y aséptico en donde Martha es la delegada de contestar al menos 300 llamadas por hora. Entre risas comenta que ha sido un trabajo que le apasiona y la enardece, “porque todo lo que sabe y tiene es por este trabajo”. 

[FOTO 2]: La mujer “mapa”
La forma de comunicación de las operadoras de transporte público es particular. Su lenguaje de basa en símbolos, códigos y números reglamentaria por el Ministerio de transporte. Foto: Laura Marcela Lobo. Foto

“Mi juventud está en este trabajo”, dice Martha, quien lleva dos décadas realizando una labor que es indiferente para muchos usuarios. Ella conoce como la palma de su mano todas las direcciones del área metropolitana, es como la mujer “mapa” de los taxistas, y su héroe a la vez.

Entre sus anécdotas Martha recuerda que por instinto o por la experiencia vivida en todos sus años como radio operadora, evitó que un taxista fuera robado. Este momento de adrenalina y riesgo ocurrió el 25 de junio de 1999 a las 10 de la noche en la entrada de Colseguros en el barrio Ciudad Norte. Fue en esa ocasión cuando el conductor de un amarillo llamó preocupado y exaltado por la situación que estaba percibiendo.

“Me acuerdo tanto porque no dejé que atracaran a un taxista, me averigüé la placa del taxista, llamé al CAI y también los policías fueron muy inteligentes. Ellos llegaron donde el taxista había hecho su última carrera”. El Comando de la Policía, reconoció la valentía de Liced otorgándole una mención de honor el 28 de junio de 1999. “No sé si llamarlo sexto sentido o premonición…”, expresa la radio-operadora con emoción.

Ella es una mujer de estatura mediana, con una cabellera de color cobrizo, con una voz melodiosa, pero a la vez regia comparte que trabajar con hombres es algo serio y delicado, y que todavía puede evidenciarse una sociedad machista porque “si uno se la deja ‘montar’ comienza a irrespetarlo a uno por el hecho de ser mujer y andar con la guachafita”.

Martha vive con su hijo menor quien todavía está en el colegio. Es una mujer ‘berraca’ que sacó a sus dos hijos adelante: la mayor tiene 24 años y ya terminó su carrera profesional; el menor, de 16, ocupa el primer puesto en el colegio. “Me siento muy orgullosa de ser su madre”, dice.

Ella vive sola, es soltera y trabaja todo el día para vivir cómodamente con su hijo y sus padres. “Me arrepiento por no haberle dedicado tiempo a mis hijos porque perdí una etapa muy importante de ellos que fue su niñez, siempre era trabajando, pero le doy gracias a Dios por tener unos hijos agradecidos y bien educados”, comenta. 

La era del robot

Las aplicaciones móviles empezaron a aparecer en el año 2010. Unas de estas es Easy Taxi y otra Uber, que ofrecen a través de una aplicación móvil el servicio de transporte puerta a puerta. El usuario solo requiere tener descargada tal aplicación en su teléfono para solicitar el servicio y de inmediato el sistema le reporta el nombre del conductor e incluso la ruta y la tarifa, que además puede ser cancelada con tarjeta de crédito. De forma más reciente, estos aplicativos incluso facilitan el pago en efectivo.

[FOTO 3]: La mujer “mapa”
En promedio una operadora de transporte público recibe siete llamadas telefónicas por minuto para solicitar el servicio de taxis. Foto: Laura Marcela Lobo. Foto

Poco a poco las empresas de taxis comenzaron a dudar sobre cómo la tecnología con el pasar de los días va deteriorando la labor de las radio-operadoras. Las operadoras de TransBúcaros S.A temen que este negocio de tantos años se vea afectado al pasar de los años, ya que la tecnología se ha precipitado y abierto más carreras para el avance de un país desarrollado.

 “Esto nos preocupa porque la tecnología puede afectar el número de puestos de trabajo en el área, pero consideramos que seguimos siendo valoradas por otras personas que prefieren llamar a una radio-operadora y que además es lindo que el usuario tenga una conversación con la persona que le conteste el teléfono para pedir un servicio”, comenta Martha.

Adriana Campos, otra radio-operadora de la empresa TransBúcaros, comenta que “la era del robot no tendrá freno ni caducidad alguna, paso a paso todo será tecnología pura y fresca”. Lo peculiar que se evidencia en este hecho, es que no serán los mismos servicios prestados, puesto que el “robot” no podrá solucionar el problema o explicar qué fue lo que verdaderamente sucedió.

La afinidad que se tiene de semejante a semejante es lo que hace un servicio limpio, carismático y apacible, Martha hace énfasis o recalca constantemente que la palabra humana y el acercamiento de la otra persona es lo que hace único cualquier servicio prestado. No obstante, este nuevo producto de la tecnología está marcando el gran cambio ya que no puede confiarse en los nuevos sistemas de radio-base para mantener una clara comunicación entre el taxista y la oficina de despacho y “puede causar malentendidos entre la radio-operadora y el conductor, dejando mucho que desear”, agrega Martha.  

-Trasn Búcaros, buenas tardes, le saluda Martha...

Sí, por favor necesito un servicio.

-Un momento, por favor

Que sea con aire acondicionado

-El móvil ´385’ en cinco minutos va para allá

En cinco minutos, listo, muchas gracias

-Con gusto, que pase buenas tardes

Esta es la escena recurrente de la vida de Martha durante ocho horas diarias los 365 días del año, en los que desempeña su rol con alegría y amor. 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592