Más allá de bailar en un tubo

Publicado en Revista | Lunes 31, de Octubre de 2016 | Actualizado el Lunes, 31 de Octubre de 2016

El pole dance o pole sport es una disciplina abierta que cualquier persona puede practicar sin restricciones de género, edad y peso. Plataforma encontró a varios hombres que realizan este deporte con esfuerzo y dedicación, sin importar lo difícil que pueda resultar.

[FOTO 1]: Más allá de bailar en un tubo
Existen categorías jerárquicas solo para hombres: Amateur, Masculina Profesional y Élite. Además, están las duplas, categoría para parejas femeninas, masculinas o mixtas. Foto suministrada. Foto

Cuando las personas escuchan o hablan sobre el pole, muchos se remiten a pensar en una mujer que baila sensualmente alrededor de un tubo mientras se mueve acorde al ritmo que le proporciona la música –usualmente el pop en inglés-. Este imaginario no siempre corresponde a la realidad, pues el pole es una disciplina abierta para todo tipo de público, no es necesariamente erótico y sensual: exige agilidad, fuerza y elasticidad. Así mismo, este deporte no es solo de mujeres, en Colombia existen hombres que también lo practican.

Tal es el caso de César Clevel, entrenador de pole sport en varias academias de Cali. El profesor ejerce hace siete años y tiene varios reconocimientos que indican que es uno de los mejores “poleros” colombianos. Actualmente lleva seis competencias ganadas con 10 premios, César ha sido campeón nacional, subcampeón sudamericano en Buenos Aires-Argentina y subcampeón mundial en Londres. Clevel explica que el pole “es un deporte muy versátil, da muchísimas herramientas para elaborar un trabajo físico, teatral, de danza y escénico”.

Ángel Castillo, polero de Bogotá, afirma que este deporte “es bastante exigente”. Cuando comenzó a practicarlo no le pareció difícil porque anteriormente trabajaba como acróbata aéreo en varios circos contemporáneos, ese ejercicio le brindó las destrezas necesarias para vincularse a la práctica del pole. Castillo ha participado en tres competencias: una internacional y dos nacionales, en el último evento nacional ocupó el tercer puesto.

En Medellín vive Sebastián Hernández, subcampeón nacional en pole, quien explica que inició esta práctica en el año 2012, cuando la academia Pin Up Girls abrió clases por cuatro días para los hombres que estuvieran interesados en aprender este deporte. Como la academia no le dio continuidad a esa posibilidad, buscó un espacio donde sí le fuera permitido practicar; fue así como empezó a entrenar con Sandra Toro y otros amigos que le enseñaron, de esta manera comenzó a formarse en esta disciplina.

[FOTO 2]: Más allá de bailar en un tubo
César Clevel, entrenador de pole sport en varias academias de Cali, explica que a la hora de las competencias entre los hombres hay hermandad y respeto. Foto suministrada. Foto

Estos tres hombres poleros concuerdan en que el famoso pole dance, o como se le llama en las competencias, pole sport, será reconocido pronto como un deporte olímpico y dejará de ser exclusivo de los juegos mundiales. Además, aseguran que esta disciplina deportiva es exigente, su reglamento está compuesto por 190 páginas. Así mismo, consideran que el desarrollo de esta danza no puede convertirse en un baile erótico, exótico, ni sensual que pueda incitar a la desnudez; por el contrario, piensan que el pole tiene que manejarse con firmeza.


Clevel dice que “para competir en un campeonato internacional, es necesario ocupar uno de los dos primeros puestos a nivel nacional con una puntuación de 25 puntos como mínimo”. Así mismo, existen muchos requisitos que si no se cumplen se convierten en motivos de descalificación, por ejemplo: los movimientos que sean una onda o un meneo de cadera; los errores en las medidas de algunos vestuarios; la presencia de algún pliegue en el glúteo o en la zona pélvica; el uso de materiales en cuero o de telas que se asemejen a pieles de animales; los errores en las medidas del short (este debe tener mínimo 20 centímetros de cadera hacía la pierna y 5 centímetros de tiro), etc.

Colombia está muy bien posicionada en esta disciplina, pues internacionalmente lidera el segundo puesto. El primer y tercer puesto se lo lleva Chile; el cuarto, México; el quinto, Japón, y el sexto, Rusia.

Así como pueden variar las competencias, la posiciones, la música, los vestuarios y hasta los jueces, también varían los comentarios que estos hombres llegan a tener sobre el arte que desempeñan. “No he recibido ninguna crítica acerca de lo que hago, más bien he recibido por parte de las personas asombro, ya que se sorprenden al ver que un hombre heterosexual haga pole”, dice Castillo.

[FOTO 3]: Más allá de bailar en un tubo
Los participantes de las competencias no cuentan con la ayuda del Estado ni de ningún patrocinador. Quien quiere ir reúne el dinero de la manera que pueda para entrenar y afirmar su amor al arte y al deporte. Foto suministrada. Foto

Algo similar sucede con Hernández, pues declara que no ha recibido ningún mal comentario, al contrario, lo felicitan y lo apoyan para seguir. Clevel asegura que “Colombia va por un buen camino en cuanto aceptación, poco a poco el país va evolucionando. Sin embargo, viví una mala experiencia en un campeonato sudamericano, cuando una jueza arremetió contra las personas homosexuales, diciendo que los hombres que hacen pole no deberían hacerlo; creen que este deporte es solo para las mujeres”.

El pole dance, así como los demás deportes, requiere disciplina, constancia y esfuerzo; el apoyo a las personas que lo practican debe ser igual y equitativo. Pese a que el Estado no brinda ayudas ni recursos para las competencias, “los poleros” logran salir adelante y ocupar altos lugares en los certámenes.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592