El tejo y las mujeres, una fórmula campeona

Publicado en Revista | Lunes 24, de Octubre de 2016 | Actualizado el Lunes, 24 de Octubre de 2016

[FOTO 1]: El tejo y las mujeres, una fórmula campeona
El tejo fue aceptado por primera vez como disciplina en 1954, durante los VII Juegos Atléticos Nacionales. Foto: Daniela Gómez. Foto

Santander cuenta con uno de los mejores equipos femeninos de tejo del país. Pese a que para muchos este deporte es solo ‘cosa de hombres’, las mujeres tejistas de la región han demostrado  resultados excelentes que actualmente  les permiten abrir caminos en el único deporte autóctono de Colombia.

500 años atrás, los indígenas muiscas ubicados en Cundinamarca y Boyacá practicaban el turmequé en sus festividades, este juego consistía en lanzar tejos o discos metálicos para introducirlos en bocines colocados a flor de tierra y enfrentados a una distancia aproximada de unos 30 metros. El disco que se utilizaba en el juego estaba hecho en oro y era conocido como “zepguagoscua”. Así, aquello que comenzó como una tradición indígena terminó por convertirse en el único deporte autóctono nacional.

Hoy, uno de los equipos de tejo más destacados de Colombia corresponde al departamento de Santander y está compuesto por mujeres; en medio de la música y una amplia zona de juego, el grupo de deportistas entrena a cargo de Salustiano Cardozo, un sangileño que llegó a la Liga Santandereana de Tejo en 1994, realizó labores directivas y actualmente supera los 50 años de experiencia en la práctica del tejo.

“Cuando yo tomé el equipo me encontré con una cantidad de problemas con ellas, por los diferentes vicios que tenían. Les gustaba tomar, a su edad era difícil que hicieran cambios”, señala Cardozo. Por esa razón, en 1999 decidió buscar nuevos integrantes para el equipo, e hizo una convocatoria de hombres en la que paradójicamente encontraría a una de las mujeres más talentosas para esta disciplina: Ivonne Marcela Esparza.

[FOTO 2]: El tejo y las mujeres, una fórmula campeona
Maira Garrido, de 14 años, es la integrante más joven del equipo de tejo de Santander. Foto: Daniela Gómez. Foto

Salustiano cuenta que Ivonne y más de 30 hombres llegaron a esa convocatoria, y que al principio creyó que ella era uno más. Al preguntarle si jugaba tejo, ella contestó que solo había jugado bolo criollo. De este modo, Cardozo asumió que Ivonne ya tenía la técnica básica de lanzamiento, sin embargo, debía aprender otros elementos fundamentales del deporte como la salida, la inclinación, la estabilidad, la flexibilidad y la concentración.

“Él me dijo: ‘usted tiene el estilo, la forma, si se deja guiar yo la puedo hacer grande’. Me enseñó a lanzar, cómo pararme, cómo salir del cuadro; me enseñó la técnica”, afirma Ivonne Esparza. Gracias a su constancia y disciplina, Esparza ha sido tres veces campeona nacional y pertenece a la Selección Colombia de Tejo. La deportista entrenaba cinco veces a la semana antes de padecer epicondilitis aguda, una lesión que la obligó a bajar la intensidad de sus entrenamientos.

Jenny Angarita es otra de las jugadoras representativas del equipo de tejo, elegida también para formar parte de la selección nacional. Su llegada tampoco fue planeada. El domingo 12 de julio de 2009, Salustiano la encontró por casualidad en un entrenamiento al que Jenny asistió para jugar con su familia.

La historia de Angarita comenzó en ese momento, Salustiano la citó el martes siguiente en el Instituto Departamental de Recreación y Deportes de Santander (Indersantander), y ocho días después fue enviada a una competencia en San Gil, en la que se ganó el cupo por obtener el mayor puntaje del grupo.

[FOTO 3]: El tejo y las mujeres, una fórmula campeona
Un elemento importante del tejo es la caja de greda o plastilina, en cuyo centro se ubica el bocín (círculo de 35 cm de diámetro). La caja se apoya en un tablero de madera de 1,5 metros de alto. Foto: Daniela Gómez. Foto

El equipo se mantiene unido y ha recibido nuevos miembros como Maira Garrido, de 14 años, a quien su hermana Leidy llevó por primera vez a los entrenamientos. Paula Andrea Morales es otra de las nuevas integrantes, llegó al equipo en septiembre de 2016.
Salustiano es un entrenador exigente y siempre se ha enfocado en el bienestar de sus jugadoras. “Yo les insisto que estudien, en la vida es mejor remar lento al principio, para lograr los resultados, [que] tratar de conseguirlo todo al final cuando ya no quedan fuerzas”, afirma Cardozo.
Por otra parte, destaca el progreso que sus deportistas han tenido gracias al tejo, pues han podido formarse como profesionales y conocer todo el país. Por ejemplo, Ivonne logró completar sus estudios al llegar al equipo y ahora escribe su tesis para graduarse como Licenciada en Entrenamiento Deportivo. Así, estas mujeres tienen el tejo como una actividad que complementa sus vidas, tal es el caso de Paula Andrea, estudiante de Ingeniería Industrial, o de Leidy, trabajadora de un restaurante.

El equipo santandereano había ganado todos los campeonatos nacionales desde el año 2006, en las modalidades de equipo, dupla e individual. En el 2016, perdió su hegemonía en los juegos nacionales, pues ganó tres medallas de plata y solo una de oro. En general, el equipo ha dado buenos resultados pero necesita mayor respaldo institucional. Aunque la Ley 613 de 2000 declara al tejo como deporte nacional e indica que el Instituto Colombiano de la Juventud debe garantizar el apoyo a entidades gubernamentales como el Indersantander, Cardozo y las jugadoras afirman que la gestión de esta institución no ha sido suficiente, pues solo les brindan patrocinio en competencias nacionales; en ocasiones, han “debido sacar de su propio bolsillo” para asistir a los torneos.

“He tenido mucho problema para conseguir patrocinadores para el equipo femenino. Si es con aguardientes o cervezas, ellas tienen que tomar licores. Eso así es muy complicado, porque yo tengo esas dos cosas alejadas. Ellas practican el deporte sin beber, sin fumar, sin nada que no sea tomar líquidos como agua o de pronto gaseosa que no tiene ese veneno que traen los licores”, afirma Salustiano.

El camino no ha sido sencillo, pero eso no ha sido un impedimento para lograr convertirse en uno de los mejores equipos de tejo de Colombia. Las deportistas han dejado en alto el nombre del departamento y del país en competencias internacionales; en la Copa de las Américas, por ejemplo, las jugadoras compitieron con países vecinos como Venezuela, Brasil, Perú y Ecuador.

[FOTO 4]: El tejo y las mujeres, una fórmula campeona
El equipo de tejo de Santander estuvo invicto en los Juegos Nacionales por casi 10 años. Perdió su hegemonía en el 2016. Foto: Daniela Gómez. Foto

La Selección Colombiana es el único equipo que cuenta con integrantes mujeres, lo que la obliga a competir con hombres. Al respecto, las tejistas de Santander señalan que su región se caracteriza por el machismo, en las competencias suelen escuchar la frase “si ellas me ganan, dejo el tejo”. “Yo creo que es el primer departamento que sufre de eso”, indica Jenny Angarita.

En cambio, Merly Meneses, integrante del equipo antioqueño de tejo, señala que en su departamento no pasa lo mismo; por el contrario, sus compañeros las apoyan. “Aquí en Antioquia nos felicitan, los hombres nos apoyan, no hay machismo, nos respetan, nos patrocinan”, dice Meneses.
A pesar de las dificultades de patrocinio y la falta de gestión por parte de las instituciones encargadas, además de los comportamientos machistas hacia ellas, el equipo santandereano de tejo sigue ocupando los primeros lugares, busca nuevas integrantes y se encuentra motivado para participar en las próximas competencias nacionales e internacionales.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592