Un futuro ‘nublado’ por las drogas

Publicado en Revista | Jueves 08, de Septiembre de 2016 | Actualizado el Viernes, 09 de Septiembre de 2016

En Bucaramanga, el principal factor de drogadicción en jóvenes es la falencia en el núcleo familiar. La Fundación Jesús es mi roca trabaja en procesos de rehabilitación para personas con problemas de drogadicción.

[FOTO 1]: Un futuro ‘nublado’ por las drogas
Varios estudios científicos advierten que el consumo de ‘cóctel de drogas’ produce cambios estructurales en el cerebro. Foto suministrada por Didier Hernández. Foto

Tiene 32 años y su cuerpo muestra las secuelas de una década y media en la ilegalidad: 32 puñaladas, cinco tiros y cuatro operaciones. Es el caso de Sneider Torres* un joven bumangués nacido en las comunas de Ciudad Norte, un complejo de barrios aquejados por la pobreza de la capital santandereana. Desde hace cinco años trata de superar su adicción a las drogas ilícitas, pues ha sido un consumidor recurrente de marihuana, bazuco, ‘perico’, ‘bóxer’ y ‘pepas’, un ‘coctel’ de sustancias alucinógenas.

“Aún tengo remordimiento de la muerte, pues el muchacho estaba sentado con la novia, llegamos a matarlo a quemarropa. Me siento incompleto”, comenta Torres refiriéndose a un asesinato que cometió cuando apenas tenía 15 años, un hecho que lo mortifica y hace dudar de presentarse a la justicia.

Torres es una de las 60 personas que, entre niños y jóvenes, se rehabilitan en Jesús es mi roca, una fundación cuya sede está en la Mesa de los Santos, en Bucaramanga. Esta fue una iniciativa de Yuli Reyes y Roberto Morales, quienes desde el año 2000 hicieron una apuesta por trabajar con quienes vivían sumidos en la ilegalidad. Su idea parte precisamente del testimonio y recuperación de su propio fundador, Morales, quien después de 22 años como consumidor superó su situación.

La drogadicción es un tema que preocupa a las autoridades locales. El Plan de Desarrollo 2016-2019 de la Alcaldía de Bucaramanga advierte que esta realidad hace parte de las causas de la violencia que afecta a la primera infancia en la que se evidencian las altas tasas de violencia intrafamiliar y abuso sexual. En el Plan de Desarrollo es clara “la importancia del fortalecimiento de capacidades de padres, madres y otros cuidadores para la crianza, el vínculo afectivo y el ejercicio de responsabilidad”.

[FOTO 2]: Un futuro ‘nublado’ por las drogas
La drogadicción debe ser atendida como un asunto de salud pública. Foto suministrada por Didier Hernández Foto

Antonio Peña, director de la Fundación, explica que muchos de los jóvenes le atribuyen su problema a la familia, “que es que me trataron mal que me dejaron abandonado, que me dieron esto, aquello”. A su juicio una gran parte del tratamiento y de la recuperación dependen precisamente de restablecer esos lazos familiares rotos, de lograr que los jóvenes tengan un proyecto de vida, con una visión profesional, de lograr ser trabajadores honestos.

La historia de Hernán Arango es similar a la de Sneider Torres. Siendo muy joven probó las drogas buscando un ‘refugio’ a su catástrofe familiar: su esposa e hija fallecieron en un accidente de tránsito. “Me volví loco”, recuerda, al punto que decidió probar un hongo alucinógeno que por poco lo deja en estado psiquiátrico. “Duré siete días en el ‘viaje’… el psiquiatra me dice que en ese proceso alcancé a quemar 80 neuronas”, agrega.

Juliana Melissa Sánchez, psicóloga del Hospital Psiquiátrico San Camilo, asegura que “el consumo de sustancias psicoactivas en la ciudad de Bucaramanga va en aumento”, explicando que pese a que los colegios imparten programas educativos dirigidos a los adolescentes, estos no siempre alcanzan el objetivo “porque desde la parte social existe una normalización del consumo y hace que la drogadicción se mantenga”.

La psicóloga indica que existen factores que influyen en el consumo de sustancias psicoactivas tales como un ambiente familiar hostil, los antecedentes de consumo, la falta de normas y vínculos afectivos, así como la baja autoestima y el fácil acceso a las sustancias.

Sánchez recomienda acudir a un grupo de profesionales en un ámbito terapéutico, si se quiere comenzar con un tratamiento para combatir este problema. Es importante que el paciente reconozca el consumo de sustancias como una dificultad, para que de esta forma comience su proceso de recuperación, trabajando en conjunto con la familia que juega un papel determinante de apoyo.

[FOTO 3]: Un futuro ‘nublado’ por las drogas
Según los relatos de varios jóvenes, muchos prueban estas sustancias como ‘refugio’ a sus problemas afectivos. Foto suministrada por Didier Hernández Foto

El Plan de Desarrollo de Piedecuesta 2016 indica que las Secretarías de Gobierno y Desarrollo Social implementarán programas integrales de prevención y tratamiento del consumo de sustancias psicoactivas. Según el documento, los beneficiarios serán por lo menos 10 mil niños, niñas y adolescentes durante el cuatrienio.


En el Departamento, el Plan de Reducción de la Oferta de Sustancias Psicoactivas (2014-2015) propuso el desarrollo de programas y proyectos de educación en principios y valores, cultura de la legalidad, convivencia ciudadana y de uso del tiempo libre de índole cultural, deportivo y de recreación, para atender a la población en riesgo de consumo y criminalidad asociada a drogas y sus familias.

Los proyectos contenidos en la política pública serán clave para atender a quienes afrontan problemas de drogadicción pero también para hacer prevención sobre este problema que es uno de salud pública. Y personas como Sneider Torres no solo tendrán una mejor calidad de vida sino que desarrollarán proyectos que favorezcan el crecimiento de la sociedad.

*Nombre cambiado para proteger la seguridad de la fuente

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592