Una ‘foto’ no deseada

Publicado en Edición 48 | Miércoles 27, de Julio de 2016 | Actualizado el Martes, 30 de Agosto de 2016

Fotomultas

[FOTO 1]: Una ‘foto’ no deseada
Sistemas de detección electrónicos instalados en la paralela El Bosque en sentido norte-sur. Foto: Kevin López. Foto
 

Desde hace cuatro años la Alcaldía de Floridablanca implementó las ‘foto-multas’ en este municipio, una decisión que generó controversia en la comunidad, por la mala ejecución en los procedimientos de los comparendos y por las irregularidades de las multas injustificadas.

Ricardo Morales es un ciudadano que pagó una ‘foto-multa’ por bajarse en una esquina del parque de Floridablanca a comprar una empanada. Mientras hacía su pedido, dejó estacionado su vehículo junto al andén y después de dos minutos regresó a su automóvil para marcharse. Lo que no sabía Ricardo es que a los pocos días llegaría a su casa una notificación en la que le informaban que por haberse estacionado en un lugar prohibido y por fomentar el tráfico, estaba en la obligación de pagar un comparendo realizado por medio de una ‘foto-multa’.

Según datos de la Oficina de Prensa de la Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca, desde 2011, año en que comenzó a implementarse esta medida, 86 mil 276 ciudadanos han sido sancionados por transitar en lugares restringidos, manejar con exceso de velocidad y estacionarse en lugares prohibidos. Esto, según datos oficiales durante el primer trimestre de 2016. Morales fue uno de ellos y es así como expresa su inconformidad por esa medida.

Las ‘foto-multas’ fueron impuestas por Infracciones Electrónicas de Floridablanca IEF SAS, por medio de un contrato de 4 mil 363 millones de pesos, con el que la Dirección de Tránsito de Floridablanca le otorgó una concesión por 15 años, permitiéndole capturar imágenes que servirán de soporte para cobrar la multa al infractor. La puesta en marcha de dicho contrato generó controversia, pues personas como Morales consideran que en realidad no estaba violando la norma, pues rápidamente bajó a comprar un alimento y luego continuó su camino. 

‘‘No me parece que estén muy bien las ‘foto-multas’, creo que podrían haber otros métodos para que no transitemos tan rápido, y los accidentes disminuyan, pero el sistema no es agradable ni efectivo’’, dice Yefferson Rueda, un motociclista que transita todos los días por la autopista Bucaramanga-Piedecuesta. En ese sentido, Plataforma indagó con varios afectados por los comparendos y encontró que pese a la regulación dictada por la Resolución 040 de 2016, aún persiste la inconformidad. Esto porque los conductores consideran que una sanción difícilmente acabará con el tráfico y los accidentes viales.

¿Cultura o falta de conciencia vial?
Las cámaras, puestas en las autopistas de este municipio por Infracciones Electrónicas de Floridablanca IEF SAS, fueron instaladas por el alto número de accidentalidad que se registraba en las vías. Lo hicieron con la intención de generar una correctiva vial para crear conciencia en la comunidad, promoviendo la responsabilidad en los conductores y buscando, sobre todo, reducir de manera significativa los accidentes en los corredores viales.   

Lina María Ortiz Santos, jefe de prensa de la Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca, explicó que precisamente la implementación de las ‘foto-multas’ fue sustentada en el año 2011, teniendo como soporte las cifras de accidentalidad, la invasión al espacio público, y la ausencia de cultura, ciudadana y movilidad.

Para Ricardo Morales y Yefferson Rueda estas razones no son justificables, pese a que fueron los cimientos de la propuesta que puso en marcha en 2011 el entonces Director de Tránsito y Transporte de Floridablanca, Luis Eduardo Rodríguez Pinzón con el visto bueno del entonces alcalde Jaime Flórez Villamizar.

[FOTO 2]: Una ‘foto’ no deseada
Por norma, los puntos de detección electrónica deben ser señalizados para informar a los conductores. Foto: Kevin López. Foto
 

Para los afectados los comparendos no son más que una medida sancionatoria y no una propuesta que implique una transformación sustancial. Mauricio Velasco, un motociclista que reconoce que participa de los cuestionados ‘piques’, carreras de alta velocidad en las vías de la ciudad, explica que los aficionados a este ‘deporte’ no cuentan con un escenario o espacio para practicar. Todo se queda en los operativos y en estas sanciones que no reducen el número de accidentes, dice.

Según la información que reposa en la Dirección de Tránsito del Municipio, el dinero recaudado por la aplicación de las sanciones, el 45,3 por ciento está destinado para el contratista, el 25 por ciento al Centro Integral de Atención (CIA), el 17,7 por ciento a la Dirección de Tránsito, 10 por ciento para el Sistema Integrado de Información de Multas y Sanciones (Simit) y 2 por ciento al contratista. Para los usuarios, los recursos recaudados deberían ser visibles en la ejecución de programas de cultura vial o de mejoramiento del estado de las vías.

Por eso, terminó siendo polémica la captura en febrero de 2016 de la Exinspectora de Tránsito de Floridablanca, acusada de borrar presuntamente del sistema las multas impartidas a cambio de dinero. William Navas, un florideño, considera que la implementación de las ‘foto-multas’ presentó diversas irregularidades. A él, por ejemplo, le cobraron una por 324 mil pesos sin ser notificado y desconociendo además la razón de la sanción.

‘‘Me bajé del carro por un minuto, mi esposa se quedó adentro de copiloto con los vidrios abajo y el automóvil encendido’’, dice Navas, explicando que recibió otra sanción por segunda vez. Indignado solicitó una audiencia en la Dirección de Tránsito y Transporte para aclarar lo ocurrido, pero allí le contestaron que ésta podría tardarse unos cuatro meses por la alta demanda de inconformidades presentadas con la aplicación del sistema.

Este medio le preguntó a la actual administración qué medidas tomarían para frenar las irregularidades e inconformidades denunciadas, y la Oficina de Prensa reiteró que para ello una vez comenzó la nueva administración expidieron dos resoluciones. La primera, la 040 del 18 de enero de 2016, con la nueva Dirección de Tránsito ordenó varias medidas para evitar las arbitrariedades. La resolución indica por ejemplo cuál es el procedimiento para imponer un comparendo y que los sitios prohibidos de estacionamiento deben ser señalados.

Otra resolución fue la 070 del 27 de enero de 2016 que le concedió un plazo máximo de cinco días a la Sociedad Infracciones Electrónicas de Floridablanca IEF para explicar las razones frente a la instalación de una nueva cámara de ‘foto-multas’ en la carrera 60 con calle 144 entre los barrios La Cumbre y El Carmen. Para la nueva Dirección de Tránsito, no basta instalar un equipo sino realizar un respectivo plan de comunicación y divulgación.

Aunque ya hay medidas que regulan el uso de los comparendos, los ciudadanos insisten en que el asunto no debería enfocarse en la sanción, que muchos terminan no pagando o acumulando a la espera de que algún día el sistema “se las perdone o les ofrezca un descuento”. Para los conductores, lo que falta es un plan de vías enfocado en garantizar la calidad de los pavimentos, la adecuada señalización y en pedagogía sobre cultura vial. 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592