No game no life

Publicado en Edición 48 | Miércoles 27, de Julio de 2016 | Actualizado el Jueves, 16 de Noviembre de 2017

[FOTO 1]: No game no life
Evan Pacheco también es conocido en el entorno gamer con el apodo de “EvanN”, agregándose una letra “ene” de más a su nombre. Además, tiene una interesante colección de artículos relacionados con la saga de Nintendo del juego Zelda. Foto: Roberto Cárdenas. Foto
 

Los Estados Unidos a diferencia de Colombia y otros países de América Latina reconocen a algunos jugadores que practican videojuegos como atletas profesionales. Incluso les otorga visas para que puedan competir en distintas partes del mundo.

Por diversión, entretenimiento, aprendizaje y llevar un estilo de vida particular, los videojuegos se han convertido desde hace varios años en parte vital de los seres humanos. En el país y en Bucaramanga hay un evidente dominio por este gusto, de manera que a los aficionados y más habilidosos en el juego a través de una máquina se les llama gamers.

Desde un sentido etimológico, la palabra gamer proviene del inglés, pronunciándose “gueimer”, y es aquella persona que juega con gran dedicación, desarrollando un diverso control y entendimiento de los videojuegos. Uno de los gamer bumangueses es Evan Pacheco Ávila, jugador competitivo de Super Smash Bros, de Nintendo Wii U. Este consiste en una feroz batalla que enfrenta a los personajes más emblemáticos de la industria de Nintendo. “Para considerar  a una persona gamer esta debe tener gran pasión por los videojuegos y haber pasado gran parte de su vida conociendo y haciendo exploración a todo tipo de videojuegos”, asegura Pacheco, quien es uno de los integrantes de un equipo semiprofesional de deportes electrónicos en la ciudad.

Evan Pacheco lleva jugando videojuegos desde hace 20 años y se autodenomina como un “gamer en potencia”, lo dice mientras observa una de las tantas consolas de Nintendo que tiene en su habitación. Su pasión por los juegos de video comenzó a los nueve años cuando un día su hermano mayor llegó con un Super Nintendo a la casa y lo vio jugar Mortal Kombat y Killer Instict, desde entonces su destino estaba decidido, separarse de los videojuegos no estaba en sus planes.

Comenzó a jugar desde las consolas de videojuegos más antiguas hasta las más recientes. Es decir, pasó por el Atari 1600, Family, NES, Super NES, Creation, Nintendo 64, Playstation, Playstation 2, Game Cube, Xbox, Wii, Xbox 360, Playstation 3, hasta las actuales consolas que son Xbox One, Playstation 4 y Wii U. Todas hacen parte de su colección en el cuarto.

[FOTO 2]: No game no life
En las cuentas de “Dark Serge”, como es conocido en el mundo de los aficionados por los videojuegos, hay exactamente 500 videojuegos y 50 consolas de diferentes marcas las cuales están distribuidas por todas partes de su habitación. Foto: Roberto Cárdenas. Foto
 

Es amante de los videojuegos que tienen que ver con peleas, carreras, aventuras y de rol. Dice que prefiere los de la casa Nintendo, pues desde muy pequeño encontró un gusto especial por la saga de Zelda, un juego desarrollado solamente por dicha compañía y de la cual ha jugado las 16 versiones que existen. Está a la expectativa de comenzar a jugar la nueva versión para Wii U llamada The Legend of Zelda: Breath of the Wild, cuyo demo fue presentado mundialmente el 14 de junio de 2016 durante el Electronic Entertainment Expo (E3), en Los Ángeles, Estados Unidos. El juego saldrá a la venta en marzo de 2017 junto a la nueva consola de Nintendo llamada Nintendo NX.

Además de ser uno de los administradores de Defense of the Ancients, más conocido como DOTA 2, un juego MOBA (Multiplayer Online Battle Arena) muy similar a DOTA 1 o Warcraft 3, se prepara técnica y mentalmente junto a su equipo Smash Bucaramanga para participar en El Astra, una competencia internacional de gamers que tendrá lugar en Barranquilla en agosto próximo.

Fabián Carreño, otro gamer de Bucaramanga, explica que mientras Smash Bucaramanga es el equipo que representa a Santander, Cúcuta Pro Gaiming (CPG) lo hace por el vecino departamento de Norte de Santander. Sin embargo, con miras a lograr una alta posición en El Astra ambos equipos sumarán destrezas para alcanzar el título.

Algunos gamers pueden llegar a sufrir ciberadicción por los videojuegos.

Pacheco y Carreño explican que existen diversos tipos de gamers: los hardcore, aquellos que son profesionales y competitivos y su vida depende de esto; los casuales; aficionados que solamente juegan en sus tiempos libres y por tanto desconocen los detalles del videojuego, y los “niños ratas”, aquellos que se dedican de forma exclusiva a un juego de su preferencia, “sin lograr un sentido de competitividad ni respeto por otros jugadores”.

Un gamer representativo de la ciudad es un abogado especialista en derecho ambiental, que en el mundo de los videojuegos y las competencias de este tipo es más conocido como “Dark Serge”. Explica que en la actualidad se dedica a los juegos retro o antiguos tales como Mega Man X, Chrono Trigger, Mario 64, Alundra y Sonic 2, pues a su juicio los más modernos parecen un “peli-juego”, en los que predomina más lo técnico en función de las explosiones, los incendios o los grandes escenarios.

No toda persona que juegue un videojuego es considerado un gamer, pues no solamente se necesita vocación, también pasión.

[FOTO 3]: No game no life
Algunos integrantes del equipo de Smash Bucaramanga haciendo presencia en el Game Party Fest en Bogotá disputado en noviembre de 2015, otro evento gamer importante en el país. Foto suministrada: equipo Smash Bucaramanga. Foto
 

Para “Dark Serge”, los juegos de antaño requerían de más experticia. “Usted tenía que aprenderlos, entenderlos y dedicarse. Su esfuerzo se veía recompensado”. El gamer considera que los videojuegos contemporáneos no son tan emocionantes, pues “los juegos son un tira pa' lante, con checkpoints [ayudas] cada dos minutos, con una jugabilidad vacía, sencilla, que lo pone a usted en una situación espectacular, pero de jugabilidad ‘pocón pocón’ y ésta es lo más importante, o por lo menos es lo que yo busco en un juego”, repite el abogado.

La habitación de “Dark Serge” es, como él le dice, “un santuario donde sucede la magia” del videojuego. De un lado está su cama y en frente un televisor; del otro, un computador marca Alien, con suficiente capacidad para almacenar viodejuegos. Enseguida tres televisores de distinta marca y resolución que se acoplan a cada una de las tres consolas que tiene activas para divertirse. Sin embargo, en la habitación hay muchísimas consolas de distintas marcas y los videojuegos, que pueden ser más de 300, descansan sobre una repisa que las clasifica por temas.

 “Estudios mencionan que el uso de los videojuegos se ven más en los hombres que en las mujeres y también afecta el desempeño de la vida escolar, familiar y psicológica de las personas que hacen uso de estos”: Jesús Redondo Pacheco, psicólogo y docente de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga.

Los videojuegos comenzaron su comercialización en la década de 1970 en Estados Unidos y Japón, dando origen posteriormente a los gamers. Estos influyen en el comportamiento y la forma de vida de los jugadores, sin distinción de edad, sexo o raza. Jesús Redondo Pacheco, psicólogo y docente de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga, experto en conductas agresivas y cyberbulliyng, explica que los videojuegos hacen parte de las tantas formas de ocio de las que el ser humano dispone. A su criterio, el avance de las tecnologías ha conducido a que estos incluso propongan “juegos de roles e interacciones que de alguna manera le proponen a la persona una salida a su realidad”.

[FOTO 4]: No game no life
Super Mario Bross es el videojuego retro más conocido por cualquier gamer en el mundo. Foto: Roberto Cárdenas. Foto
 

Los gamers locales explican que pese a su dedicación y afición, en el país no son todavía tenidos en cuenta como “profesionales”; cosa que no ocurre en Estados Unidos o en Japón, donde muchos estudiantes logran becas académicas al igual que aquellas personas que se vinculan a un equipo deportivo institucional. De momento Evan Pacheco, Fabián Carreño y “Dark Serge” se hacen espacio en las competencias locales, como la próxima en Barranquilla, así como en algunas de cómics que les ceden un espacio para que ellos muestren su talento. En realidad son extensiones de eventos internacionales que tienen origen en Estados Unidos, como son el  Comi-con, que tiene capítulo Medellín, o  el Gamer Fest y Sofa, en Bogotá.

[FOTO 5]: No game no life
Certificado de autenticidad número cuatro mil de los cinco mil que circularon en el mundo para la colección de las Guías del videojuego Zelda, juego creado por el famoso Eiji Aonuma. Foto: Roberto Cárdenas. Foto
 

Descarga el artículo

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592