El temblor que puso a pensar a una región

Publicado en Edición 46 | Lunes 28, de Marzo de 2016 | Actualizado el Lunes, 28 de Marzo de 2016

Discapacidad

[FOTO 1]: El temblor que puso a pensar a una región
Estos son algunos de los daños materiales y destrucción provocada por el sismo en el municipio de Betulia, Santander. Foto: Rafael Schmalbach. Foto
 

El sismo que sacudió a Santander hace casi un año generó algunos daños materiales en el municipio de Betulia. Este evento puso a pensar al Departamento si estaría o no preparado para un evento geológico de mayor magnitud. 

 El 10 de marzo de 2015 a las 3:55 de la tarde un temblor de 6.6 grados de intensidad en la escala de Richter y 162 Kilómetros de profundidad interrumpió la señal en todos los medios de comunicación nacional. Durante una hora estuvieron fuera del aire las redes móviles en Bucaramanga, pero no las de radio y televisión; pocos minutos después del sismo, Betuliana Stéreo -107.2 FM, la emisora local del municipio de Betulia, dedicó su tiempo a informar sobre lo ocurrido.

Sandro Gómez, productor de la emisora comunitaria narró que el temor se apoderó de los 900 habitantes del casco urbano que despavoridos corrieron a los patios de sus casas y algunos a las calles, después de sentir el temblor, que por fortuna no generó pérdidas humanas ya que fue de gran profundidad. Sin embargo, según el reporte de las autoridades ha sido el más fuerte que han sentido los pobladores en los últimos años. “Uno del susto no sabe qué hacer, lo único que uno hace es correr”, recuerda Mercedes Gómez, una de las habitantes cuya vivienda fue afectada por el movimiento telúrico.

Samuel Montero, decano de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) explica que la amenaza sísmica de la capital santandereana sólo puede ser calculada con base en datos. “Se debe realizar un estudio de amenazas sísmicas  que determine la cantidad de energía  liberada en las fallas o fuentes de sismos, a través de métodos estadísticos los cuales son revelados por el Centro Geológico Colombiano… Es con esos datos que se determina cuál es la amenaza sísmica en Bucaramanga”, dice.

En Santander son recurrentes los sismos, a los que popularmente la gente les dice “temblores”. El Servicio Geológico Colombiano indica que allí se presentan alrededor de mil 800 sismos trimestrales, lo que en promedio representa el 78 por ciento de la microzonificación sísmica en Bucaramanga. “Esto significa que hace parte de uno de los departamentos con más movimientos sísmicos en el mundo”, apunta Montero, explicando que en el municipio de la Mesa de Los Santos hay un nido sísmico. El pueblo está incrustando en la montaña de la codillera oriental colombiana en el Macizo de Santander.

[FOTO 2]: El temblor que puso a pensar a una región
Según el Centro Geológico Colombiano, la magnitud del movimiento telúrico fue de 6,6 con epicentro en el municipio de Los Santos, Santander, ubicado a 7,4 kilómetros de Betulia.Foto: Rafael Schmalbach. Foto
 

Yesid Goyes Peñasil, geólogo egresado de la Universidad Industrial de Santander (UIS) y especialista en Geotecnia Ambiental, explica que los movimientos sísmicos se originan en la parte interior de las placas tectónicas que componen la tierra. “Bucaramanga está sobre una meseta. Las placas tectónicas se están reacomodando producto de la acumulación de presión. Al moverse, generan ondas que se traducen en movimientos de tierra. Estos movimientos continuos [con intensidad pero profundos] evitan grandes desastres”, explica Goyes Peñasil.

Dada la cercanía geográfica entre Betulia y Los Santos, la gente podría asumir que los habitantes de estos municipios están acostumbrados a percibir “temblores” todos los días; sin embargo, el de marzo de 2015 fue uno que a su consideración no habían sentido en los últimos 50 años.

Según los expertos consultados por Plataforma, para comprender lo que ocurrió ese 10 de marzo basta hacer una composición del lugar: imagínese que el espacio en el que habita está situado en un cubo estable y que cuando ocurren movimientos telúricos sin importar su magnitud, se forma un enjambre o aglomeración de energía  llena de recursos naturales propios de la tierra, y que ese enjambre continúa por mucho tiempo afectado por gran periodicidad de eventos sísmicos. Cuando esto ocurre, pasa de enjambre a nido sísmico. En teoría, el 10 de marzo, el gigantesco remezón liberó toda la energía acumulada en la tierra, pero multiplicada por 30 veces en relación con el número de movimientos diarios en la ciudad.

El arquitecto Fredy Pineda Martínez, quien trabaja para la Constructora Fenix S.A., explicó que los movimientos de las placas tectónicas generalmente son lentos e imperceptibles, pero en algunas ocasiones chocan entre sí causando fricción y liberando energía. “Esa liberación de energía es la que produce los temblores y consecuentes terremotos”. Los temblores pueden darse de forma aislada, es decir, sin que inmediatamente después ocurra un movimiento sismológico.

En Colombia existen dos normas básicas para el diseño de sus estructuras, una tiene que ver con edificaciones, siendo esta la única y exclusiva para edificios, y la segunda es la llamada Norma Sismo-Resistentes del año 2010 (NSR-10), que consiste en reglamentar las condiciones con las que se deben contar las construcciones, con el fin de que la respuesta estructural a un sismo sea favorable.

¿Cómo estamos?

Tras el sismo de marzo de 2015, las autoridades reportaron en Betulia pérdidas materiales en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes y en 120 viviendas, de las 600 que hay en la localidad. Leydi Plata, en ese momento funcionaria de Gestión de Riesgos del municipio, informó que las casas estaban siendo reparadas pero que no era una tarea fácil debido a las malas condiciones del terreno y a que el pueblo fue afectado en 70 por ciento.

[FOTO 3]: El temblor que puso a pensar a una región
Las viviendas más afectadas fueron las casas situadas en el casco urbano del municipio. Foto
 

El Servicio Geológico Colombiano cuenta con formularios de consulta general, campañas de sensibilización y la alerta constante que permite mantener toda la estructura operativa y a los organismos técnico-científicos en constante vigilancia y coordinación al servicio de la región y el país. Según el Observatorio Sismológico, luego del evento de hace un año, se han presentado aproximadamente 2 mil réplicas en la Mesa de Los Santos.

Un informe emitido por la Red Sismológica Nacional de Colombia indicó que durante el año pasado se registraron sismos que oscilaron entre los 4,2 y 5 grados de magnitud, originados en la falla del río Suárez extendiéndose desde Los Santos hasta el Valle del Cauca. Tras el sismo que sacudió al Departamento y generó preocupación entre sus habitantes, Gestión de Riesgo de Santander advirtió que la región no está capacitada para enfrentar un sismo de mayor magnitud. Esto porque aún no son suficientes las capacitaciones sobre cómo actuar durante estos eventos. 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592