¿Quién le pone la cara a las ciclo-rutas de la ciudad?

Publicado en Edición 46 | Lunes 28, de Marzo de 2016 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Ciclorutas

[FOTO 1]: ¿Quién le pone la cara a las ciclo-rutas de la ciudad?
A los ciclistas les cuesta creer que existan señales de tránsito como éstas, que no promueve el transporte limpio y amigable. Foto: Stefany Uribe Cueto. Foto
 

La bicicleta no ha logrado ‘luz verde’ en implementarse como medio de transporte alternativo en las vías de Bucaramanga, pese a que su uso es amplio en Latinoamérica. Las decisiones políticas de la última década evidencian falta de voluntad.

El Plan de Desarrollo Bucaramanga Capital Sostenible 2012-2015 prometía en el tema de movilidad vial y peatonal implementar las ciclo-rutas como un sistema alternativo de transporte. Pero esta promesa data incluso de 2009 cuando el entonces gerente del Sistema Integrado de Transporte Masivo (Sitm) Metrolínea, Félix Francisco Rueda, anunció en un boletín de prensa que la Gobernación de Santander dispuso 5 mil millones de pesos para cumplir con esa iniciativa.

El compromiso de la Gobernación, entonces en cabeza de Horacio Serpa, se concretó en el documento de política económica Conpes 3370 del 1 de agosto de 2005, con el que el Gobierno Departamental comprometió dichos recursos para realizar el proyecto de ciclo-rutas, que estaba en fase de desarrollo de los estudios, es decir, cómo y por dónde iban a funcionar las rutas para bicicletas.

En varios boletines de prensa, el gerente del Sistema Integrado de Transporte Masivo Metrolínea afirmó que existía la posibilidad de que las ciclo-rutas funcionarían como “alimentadoras” del sistema de transporte y que para ello los portales y estaciones de transferencia dispondrían de parqueadero para bicicletas. El Proyecto contempló además que los buses padrones incorporarían porta-bicicletas en la parte delantera de manera que los usuarios pudieran realizar trasbordos para llegar a su destino final.

Hasta la fecha el Gobierno no ha cumplido con nada de lo anteriormente mencionado. En cuatro años la Gobernación sólo inauguró 14 bici-parqueaderos en varios puntos del área metropolitana de Bucaramanga como universidades, colegios, estacionamientos públicos y centros comerciales. Pero para Andrea Navarrete, líder de la iniciativa Mujeres Bici-bles, un colectivo que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo, “estos bici-parqueaderos no son suficientes para atender la demanda de personas que se movilizan o desean unirse al uso de la ‛cicla′”.

Ricardo Pico Vargas, ingeniero civil egresado de la Universidad Industrial de Santander (UIS), explica que si bien Mujeres Bici-bles intentó reclamar ese espacio delineando una ciclo-ruta sobre los márgenes de la carrera 27, éstas no cuentan con la seguridad suficiente pues el sistema de infraestructura público debería diferenciar este espacio del vehicular. Pico Vargas recuerda que el gobierno anunció implementar 26 kilómetros de vía para estas rutas pero que a la fecha esto no se ha cumplido.

5 mil millones de pesos entregó la Gobernación a Metrolínea para la construcción de ciclo-rutas en el año 2005. 

[FOTO 2]: ¿Quién le pone la cara a las ciclo-rutas de la ciudad?
Quienes usan bicicleta para movilizarse por la ciudad, deben encomendarse a sus santos esperando no ser arrollados por algún conductor imprudente. Foto: Stefany Uribe Cueto. Foto
 

Pico Vargas indica que las ciclo-rutas mejoran la movilidad de las ciudades y que éstas se desarrollan según las necesidades de cada sector, los trayectos y el flujo vehicular de acuerdo con las horas de más tránsito, así como de la infraestructura pues difícilmente pueden desarrollarse sobre pendientes que pongan en riesgo la vida de los ciclistas.

Rubén Calderas, especialista en Carreteras de la Universidad Politécnica de Madrid, considera que la bicicleta es un modo de transporte relacionado con la movilidad sustentable, con una menor inversión económica, infraestructura necesaria y poca energía fósil. Sin embargo, cree que la bicicleta “no es un elemento que pueda resolver el problema de movilidad en ciudades como ésta”, refiriéndose a Bucaramanga.

Pico Vargas y Calderas coinciden en que las vías de Bucaramanga no han sido diseñadas para la adecuación de ciclo-rutas y que los estudios de diseño que se han hecho son únicamente para movimiento vehicular. En esto coinciden algunos movimientos sociales como Mujeres Bici-bles, liderado por Andrea María Navarrete desde el año 2013.

Este movimiento está enfocado en el ciclismo urbano y no recreativo, y su objetivo principal es hacer que las mujeres usen la bicicleta. El colectivo está conformado por 15 mujeres que por medio de un grupo en Facebook organizan "rodadas", paseos nocturnos logrando participaciones de alrededor de 300 personas. 

Según Navarrete, la infraestructura de ciclo-rutas es más económica que la de automóviles, sin embargo, lo ideal es que carros y bicicletas compartan las vías. En el caso de Bucaramanga, el problema radica en que no existe una conciencia ciudadana, pues el frenesí y la intolerancia de la comunidad se juntan para que las personas se vuelvan más neuróticas y menos dolientes con los ciclistas.

Movilidad en promesas

Clemente León Olaya, el ex secretario de Infraestructura de Bucaramanga, señala que el Plan Maestro de Movilidad 2010-2030 formula varios proyectos que apuntan a la construcción de nuevos proyectos de infraestructura vial y mejoramiento de las vías, de los cuales varios están en ejecución como el intercambiador del Mesón de Los Búcaros, el Tercer Carril y el intercambiador de Quebradaseca.

Sin embargo, ninguna de estas mega-obras articula la implementación de ciclo-rutas, sólo éstas se mencionan en un nuevo proyecto titulado Construcción parque lineal quebrada La Iglesia, en el que en teoría éstas serán desarrolladas por el instituto Área Metropolitana de Bucaramanga.

Cuando Plataforma indagó sobre la responsabilidad de su construcción según el Plan de Movilidad, las instituciones “se rebotaron” la responsabilidad entre sí. Por ejemplo, la Secretaría de Planeación para entonces en cabeza de César Augusto García Durán aseguró que ésta debe ser una tarea del Área Metropolitana, “que cuenta con los recursos para su ejecución”. Planeación indicó que las ciclo-rutas no están entre los planes de la administración local y que aunque están contempladas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) éste tiene una vigencia entre el año 2012 y 2027, período en el que pueden ser construidas.

 

Bogotá, con 376 kilómetros de ciclo-ruta es un ícono en la promoción del uso de la bicicleta como transporte alternativo. 

El Área Metropolitana de Bucaramanga afirmó que para la realización del proyecto de ciclo-rutas debe hacerse un estudio reciente del estado actual de las vías en la ciudad, que se desarrollará cuando exista un compromiso de cofinanciación.

Metrolínea por medio de la respuesta a un derecho de petición indicó que la construcción de las ciclo-rutas está sujeta a que la Gobernación de Santander aporte 6 mil 440 millones prometidos desde el año 2008 que nunca han desembolsado. También, a una contrapartida de la Nación, de 12 mil 497 millones de pesos, anunciada en 2008 y sin desembolsar, y a un Plan Maestro de Ciclo-Rutas que el Área Metropolitana de Bucaramanga deberá adelantar antes de proceder con el desarrollo de este proyecto específico.

Antes de finalizar el año 2015 la Secretaría de Infraestructura insistía en que la “ciclo-ruta forma parte integral del perfil vial”, que sin duda deberá ser independiente del andén, pero que requerirá de estudios y adecuación de vías para luego disfrutarlas. Esta fue una afirmación cuestionada por la entonces Secretaría de Planeación, que recordó que ésta es una promesa del año 2005 cuando la Gobernación comprometió recursos para su desarrollo y para el Plan Vial de Movilidad.

[FOTO 4]: ¿Quién le pone la cara a las ciclo-rutas de la ciudad?
Este fue el carril pintado por un grupo de ciclistas santandereanos, exigiendo que se respete su espacio en la vía. Sin embargo, son pocos los que lo respetan. Foto: Stefany Uribe Cueto. Foto
 

Cada institución dio razones aisladas, buscando distintos responsables. Plataforma insistió en varias oportunidades lograr una entrevista con Laura Cristina Gómez, la anterior gerente de Metrolínea, pero no obtuvo respuesta. Ahora, con nueva administración local, los ciclistas, deportistas, aficionados y promotores del transporte amigable esperan que las ciclo-rutas se concreten y las instituciones reemplacen las excusas por acciones, pues estos espacios promueven el ejercicio y la vida saludable. Su esperanza ahora está en que se concrete la Oficina de la Bicicleta, anunciada en enero por la Alcaldía de Bucaramanga.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592