deportistas

La lucha de los deportes ‘fantasmas’

Publicado en Edición 46 | Viernes 18, de Marzo de 2016 | Actualizado el Miércoles, 30 de Marzo de 2016

Deporte

[FOTO 1]: La lucha de los deportes ‘fantasmas’
Con recursividad y elementos como cartón, los deportistas que practican tiro con arco diseñan su propio escenario de práctica ante de la ausencia de uno en buenas condiciones. Foto: Claudia Merchán. Foto
 

En Santander existen los deportes invisibles, nadie sabe que están ahí a pesar del esfuerzo que realizan por obtener un reconocimiento.

Son las cuatro de la tarde y Arley González de tan solo 17 años camina plácidamente por el estadio Alfonso López de Bucaramanga como acostumbra hacerlo a diario. En su contextura gruesa y sus brazos fornidos se refleja el arduo trabajo desempeñado durante cuatro años dedicado a la lucha olímpica, un deporte que consiste en derrotar a su rival sin el uso de golpes.

El ingreso a este templo deportivo genera consternación para todos aquellos que cada día acuden a este recinto al ver las condiciones de abandono en el que se encuentra: desde calles agrietadas hasta árboles totalmente secos.

La presencia de Arley y de sus 40 compañeros no se nota en la inmensidad de este estadio ya que hay un gran número de deportistas que se ejercitan a diario. En la villa deportiva además hay un coliseo que aunque tiene por lo menos 400 metros cuadrados de área, este fue dividido con telas para que dos disciplinas de forma paralela, judo y lucha olímpica, entrenen, situación que ha generado incomodidad entre los atletas.

Día tras día este escenario se ha deteriorado a tal punto que los campeones nacionales no cuentan con elementos básicos que puedan satisfacer las necesidades al hacer sus ejercicios de entrenamiento. Las máquinas con las que están equipados estos escenarios deportivos ya ni espuma tienen, yacen en tablas, pues la dotación no se las suministra. 

El luchador Arley González sostiene que con gran esfuerzo cumple a sus entrenamientos diarios. “No tenemos escenarios adecuados y mucho menos una dotación de uniformes. Nos toca usar la ropa que sea más práctica para poder realizar este deporte”, dice.

Una historia parecida se vive en el judo, deporte en que dos contendientes luchan cuerpo a cuerpo con el objetivo de derribar e inmovilizar en el suelo al adversario, aprovechando la fuerza y el impulso de éste. Luis Álvarez Torres, entrenador y deportista de la disciplina, batalla por un mejor futuro para sus pupilos y da testimonio frente a la problemática que se está viviendo en la Liga Santandereana de Judo. “No contamos con las instalaciones adecuadas para los entrenamientos, debemos compartir coliseo con los de lucha olímpica. Este trato era por solo nueve meses y ya han pasado dos años desde que nos lo prometieron, todavía seguimos esperando (risas)”.

Desde el momento en que alguien ingresa al Coliseo, se encuentra con baños sin puertas, barras oxidadas, lazos viejos donde los niños juegan a colgarse. Así mismo, malos olores puesto que no se realiza el aseo adecuado a este escenario. “A pesar de estas condiciones se han logrado excelentes participaciones internacionales de deportistas formados bajo estas circunstancias”, comenta Luis Álvarez.

[FOTO 2]: La lucha de los deportes ‘fantasmas’
Este es el estado del escenario donde entrenan los deportistas de lucha olímpica. Algunos de los implementos que componen el lugar son lonas y cuerdas que cuelgan del techo. Foto: Stefany Uribe Cueto. Foto

Vladimir Pardo, entrenador de las escuelas de formación de gimnasia, considera que el Instituto de la Juventud, el Deporte y la Recreación de Bucaramanga (Inderbu) no les brinda el apoyo suficiente y que todo se realiza por amor y entrega a la profesión. “Fui atleta de la Selección Santander de Gimnasia y entrenador actualmente, yo hago esto por amor al deporte, a mí no me pagan, tenía sueldo hace tres meses pero mis deportistas sí deben pagar una mensualidad”.  

Óscar Osorio, de contextura gruesa y piel morena, es un emigrante de Venezuela que llegó a Bucaramanga por una propuesta laboral que le hizo Inderbu. Según el entrenador de tiro con arco, después de seis meses de haber llegado a la capital santandereana el Instituto todavía no le había formalizado el contrato laboral. “Sigo aquí porque la Liga (de tiro con arco) me destinó un sueldo con el que, a duras penas puedo salir adelante”.

Alfonso Navas, deportista de la Liga Santandereana de Tiro con Arco, se encuentra con sus compañeros en el peculiar campo de entrenamiento, que actualmente está detrás de las nuevas canchas de fútbol, un espacio muy reducido para la práctica de este deporte. “Desde que empecé no hemos tenido campos adecuados, lo poco que tenemos es, logrado por, la Presidenta de la Liga que ha luchado por conseguirnos un espacio apto para la práctica. Somos como los patitos feos de aquí, nos corren todo el tiempo (risas)”.

Las anteriores historias reflejan la preocupación de los llamados ‘deportistas fantasmas’, que pese a dejar todo su esfuerzo en el campo de juego tienen que enfrentarse a las adversidades de una infraestructura deteriorada, falta de indumentaria y sobre todo, recursos que garanticen su participación en torneos nacionales. Las instituciones oficiales sólo “sacan pecho” cuando deportistas como la pesista Mábel Mosquera o el nadador Moisés Fuentes, ganan medallas de talla internacional. Pero nunca les preguntan cuál fue el camino que estos atravesaron para llegar hasta el podio.

Sin espacios para vencer 

El Inderbu es el instituto oficial responsable de facilitarle a cada disciplina deportiva su indumentaria, como es el caso de las pesas, flechas, lonas, colchonetas y saltarines. Tras una solicitud de la revista Plataforma, el Instituto suministró un documento en el que detalla la ejecución presupuestal de gastos comprendidos entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2015.

[FOTO 5]: La lucha de los deportes ‘fantasmas’
Fuente: Instituto del Deporte, Recreación y la Juventud de Bucaramanga, Inderbu. Foto

Con dineros asegurados con la aplicación de varias Leyes como la 181 de 1995 y 715 de 2001, rendimientos financieros, recursos propios del Instituto y los girados por la Alcaldía de Bucaramanga, el Inderbu tuvo durante el primer semestre del año un presupuesto de 1.230 millones 934 mil 923 pesos para mejorar la infraestructura de los escenarios deportivos (ver tabla). Otros 804 millones de pesos fue el presupuesto destinado para indumentaria, cuyos recursos provinieron no sólo de las Leyes del Deporte sino del impuesto al tabaco y la telefonía celular.

[FOTO 3]: La lucha de los deportes ‘fantasmas’
¿Pasión por el deporte? Es la pregunta abierta que queda al ver el estado en que las administraciones locales han mantenido los escenarios deportivos. Foto: Stefany Uribe Cueto. Foto

Frente a estas cifras, deportistas como Arley, Sebastián, Alfonso y entrenadores como Luis y Óscar cuestionan por qué no se ve reflejada esa inversión ni en el mejoramiento de los campos deportivos y menos, en la indumentaria. Estos son campos de tiro improvisados, pesas oxidadas, manubrios sueltos, pedazos de cuerdas que cuelgan de los techos, baños en muy mal estado y un espacio reducido. Son promesas en el aire de una futura adecuación a las instalaciones que hasta el momento no ha llegado. 

Ángel Salcedo Gómez, coordinador de Alto Rendimiento de Indersantander, afirma que si quieren lograr buenos resultados el Instituto debería contar con un número suficiente de entrenadores. Pero según las cifras del Inderbu, hay 35 profesionales para más de 3 mil deportistas. 

El problema no se limita a lo anterior, sino a la mala interpretación de qué es realmente el deporte en Santander y Bucaramanga. El anterior Plan de Desarrollo del ex gobernador Richard Aguilar Villa (20012-2015)  indicaba que hay 339 escenarios deportivos en Santander, la mayoría concentrados en Bucaramanga, pero en esta lista incluyó las canchas y piscinas de la Unidad Deportiva Alfonso López, y las pistas de entrenamiento del Estadio de Atletismo La Flora. Además en las cifras incorporó 35 parques que, en teoría, no son escenarios deportivos sino sitios de recreación.

[FOTO 4]: La lucha de los deportes ‘fantasmas’
Hasta en tablas se encuentran los ‘aparatos’ que alguna vez funcionaron para el acondicionamiento físico. Las colchonetas, al fondo, son prácticamente basura. Foto: Claudia Merchán. Foto
 

Ángel Salcedo reitera que puede haber mucho talento pero no existen los espacios suficientes para formar deportistas, pues dicho Plan confundió conceptualmente la recreación y el deporte. “En este departamento no hay conciencia del deporte, ni mucho menos educación para su uso adecuado”, dice.

Los deportistas y entrenadores coinciden en que pese a las malas circunstancias en las que se encuentra el deporte, quieren seguir con la valentía y la “berraquera” para representar a su municipio, departamento y por qué no a su país. No saben si en los próximos gobiernos la voluntad y el presupuesto cambien. De momento, la administración local ya comenzó con las primeras obras de mejoramiento.

Quieren volverse campeones como sus más grandes ídolos, así tengan que hacer rifas o bazares para recolectar el dinero para los viajes correspondientes a cada liga y así regalarle un orgullo, una medalla más, a este Departamento, para dejar de ser ‘deportes fantasmas’ y subsistir como ellos lo dicen, por amor al deporte.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592