piedecuesta historia

La Cantera: historia piedecuestana

Publicado en Revista | Lunes 15, de Febrero de 2016 | Actualizado el Lunes, 15 de Febrero de 2016

[FOTO 2]: La Cantera: historia piedecuestana
Así luce en la actualidad la escultura en bronce de la Virgen ubicada en La Cantera, a la que algunos católicos recurren para elevarle plegarias. Foto: Paula Andrea Serrano. Foto

Por años el cerro La Cantera se ha consolidado como un lugar de peregrinación para los piedecuestanos, pero lo que muy pocos saben son las múltiples historias que este emblemático lugar tiene.

Quien conoce Piedecuesta conoce el cerro de La Cantera, lo que muy pocos saben es que este cerro no siempre fue un atractivo turístico o un lugar de peregrinación para los católicos. En sus inicios fue dispuesto como ejido o un espacio comunal, en el que según el historiador Luis Rubén Pérez Pinzón, sus habitantes se abastecían de diferentes recursos, de allí sacaron el barro, la piedra y la madera para la construcción de las primeras casas del pueblo, al igual que para la fachada y el atrio de la parroquia San Francisco Javier.

Pérez Pinzón cuenta también que de este lugar brotaban algunas fuentes de agua que no solo ayudaron a abastecer al pueblo de Piedecuesta, también permitieron surgir algunas pequeñas industrias ahora extintas en la zona como la curtiduría o curtiembre en el barrio La Feria, todas estas actividades evidenciaban la gran dinámica que giraba en torno a esta formación geológica.

Una de las primeras festividades religiosas que tuvo lugar en el cerro de La Cantera fue la Exaltación de la Santa Cruz, que antiguamente se celebraba el 3 de mayo. Este día era una gran celebración, pues según cuenta la historiadora Carmen Cecilia Díaz, se desarrollaban diferentes actividades. Por ejemplo, en las escuelas rurales los niños acostumbraban a llevar sus cruces elaboradas en casa con madera o ramo bendito y las maestras orientaban a los niños en la elaboración de cartas con peticiones y agradecimientos a la Santa Cruz, luego se reunían alrededor de una cruz grande adornada con coronas y allí quemaban las cartas, esperando que el humo de esta quema elevara sus plegarias al cielo.

[FOTO 3]: La Cantera: historia piedecuestana
Como parte de las remodelaciones al monumento el cerro de La Cantera, fue construida esta amplia plazoleta ubicada al lado derecho de la escultura de la Virgen. Foto: Paula Andrea Serrano Foto

Este mismo día, según cuenta Pérez Pinzón, la gente peregrinaba hacia La Cantera, realizaban un viacrucis y posteriormente levantaban las cruces que habían fabricado en conmemoración a este día en lo alto; en este acto se reunía casi toda la gente del pueblo y de veredas cercanas quienes al caer la tarde descendían del cerro bajo la luz de las velas o algunos faroles.

La paz y la tranquilidad no siempre reinaron en estas tierras. El 28 de octubre de 1889 la guerra llegó con la Batalla de Piedecuesta, la cual dio inicio a la Guerra de los Mil Días. En esta batalla el cerro fue utilizado como lugar de vigilancia y defensa contra las avanzadas de los revolucionarios, quienes según cuenta el historiador Emilio Arenas, se reunían en la Mesa de Los Santos, donde ahora se encuentra, aproximadamente, el peaje para ingresar a este municipio.

Arenas narra que ante la inminente amenaza de ataque por parte de los revolucionarios el Gobernador reforzó las tropas que tenía en Piedecuesta, fortificó las calles y las casas que entraban a la plaza y ordenó que las tropas se replegaran hacia Bucaramanga. Iniciando el repliegue los revolucionarios irrumpieron en Piedecuesta, el ejército respondió con una avanzada para contenerlo en el paso del puente del Río de Oro, mientras organizaba una compañía en La Cantera. Allí los revolucionarios quedaron atrapados entre el fuego del frente y el fuego oblicuo, algunos lograron retroceder y correr hacia la plaza, pero como todo estaba fortificado también fueron alcanzados por los disparos.

Ese día murieron aproximadamente 100 hombres y otros tantos fueron tomados como prisioneros. Algunos pudieron escapar, debido a que ya caía la tarde, hacia los campamentos de la Laja y la Lajita donde días después arribó el general Rafael Uribe Uribe.

Años después y vuelta la paz a Piedecuesta, el presbítero Josué Acosta Romero motivó a su comunidad a la construcción de un monumento en lo alto del cerro. El historiador Luis Rubén Pérez Pinzón comenta que esta obra se vio concluida el 11 de octubre de 1942, desde ese entonces La Cantera se encuentra coronada por la Virgen de la Inmaculada Concepción.

[FOTO 1]: La Cantera: historia piedecuestana
La inauguración del cerro de La Cantera fue una celebración muy concurrida por los feligreses, quienes de la mano del presbítero Josué Acosta Romero sacaron adelante la construcción de esta obra. Foto suministrada por: Rafael Uribe. Foto

Carmen Cecilia Díaz explica que este monumento ha tenido varios cambios desde su construcción, uno de ellos fue el de la escultura de la Virgen, pues la original fue reemplazada por una de bronce después que sufrió un acto de vandalismo y fue rota en pedazos. Sin embargo, la original fue restaurada y aún se puede apreciar en la iglesia del Perpetuo Socorro.

En contraste a esta historia el señor Rafael Uribe narra que la escultura de la Virgen se quebró debido a una quema que realizó la policía de una pólvora decomisada cerca a este monumento, pues las vibraciones que generaron estas detonaciones causaron el deterioro de la estructura de la figura religiosa provocando posteriormente su ruptura.

El cerro de La cantera ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia de Piedecuesta, ha sido ejido, punto estratégico de guerra, monumento y lugar de peregrinación; ahora pretende convertirse en el pulmón de Piedecuesta. Algunos ni siquiera saben de estas pretensiones pues ya han olvidado acercarse a este lugar debido a la inseguridad, pero a pesar de todo el cerro conserva muchos recuerdos de las infancias de los piedecuestanos, elevando cometas para los más jóvenes y en el caso de los mayores buscando cuevas entre sus rocas.

[FOTO 4]: La Cantera: historia piedecuestana
La nueva infraestructura del monumento cuenta con adecuaciones como la plazoleta, el mirador, senderos peatonales y algunos espacios adicionales ubicados bajo el monumento como los que podemos apreciar en la imagen. Foto: Paula Andrea Serrano Foto

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592