Bucaramanga ¿ciudad de parques?

Publicado en Revista | Lunes 01, de Febrero de 2016 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

[FOTO 1]: Bucaramanga ¿ciudad de parques?
Obra de Fernando Botero llamada ‘Mujer de Pie, Desnuda’ ubicada en el parque San Pío, cuyo presupuesto fue de 2 mil 500 millones de pesos. Foto Laura Estupiñán. Foto

Los recursos destinados para la gestión de las zonas de sano esparcimiento en el área metropolitana se quedan cortos frente a las necesidades de los ciudadanos.

Bucaramanga cuenta con 220 parques, espacios valiosos para los bumangueses que con el paso del tiempo forjaron el emblema de la  Ciudad de los Parques. No obstante, el tesoro natural que aseguraban tener, no se acerca a la realidad.

José Antonio Afanador, un carismático hombre de la tercera edad pasa gran parte del día sentado en una banca del Parque las Palmas, es atraído por la tranquilidad y limpieza que encuentra en el lugar. Sin embargo, el hombre explica que este espacio no es ajeno a la inseguridad que se percibe en horas de la noche, cuando el lugar es frecuentado por algunos jóvenes que acuden al sector para reunirse y consumir sustancias alucinógenas que dañan la imagen del parque.

Plataforma recorrió varios parques de la ciudad y encontró que estas áreas de sano esparcimiento son necesarias para el desarrollo de una comunidad. Las opciones son pocas a la hora de elegir qué hacer en un día de descanso, dónde practicar un deporte o disfrutar un rato agradable; un sitio que cumpla con las necesidades básicas como seguridad, equipamiento y aseo. Los espacios que sí se ajustan a estos requisitos son promovidos por el sector privado, pero debido a su costo económico el ciudadano de a pie no puede acceder a ellos.

Juan Agustín Gualdrón, director ejecutivo de la Corporación Ctas, entidad dedicada al desarrollo de proyectos y planes de ordenamiento territorial, con un enfoque ambiental, explica que de acuerdo con los requerimientos para un desarrollo urbano, los habitantes necesitan de áreas de vivienda, industriales, ambientales y por supuesto recreacionales, que busquen el mayor provecho y uso del suelo dentro de una ciudad.

[FOTO 2]: Bucaramanga ¿ciudad de parques?
José Afanador disfruta todas las tardes de un agradable ambiente en el parque Las Palmas. Foto Laura Estupiñán. Foto

La construcción del área metropolitana tiene grandes falencias, pues “las zonas recreativas existentes son muy pocas, los asentamientos se encuentran desordenados y mal ubicados frente a los factores de riesgo”, afirma el Director.

Gualdrón explica que el objetivo de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) es determinar la manera en cómo debe organizarse una ciudad para que sus espacios sean bien aprovechados. El cumplimiento de este Plan y la aplicación de la Ley 388 de 1997 obligan a un territorio a brindar 15 metros cuadrados de esparcimiento por habitante. El área metropolitana cuenta con dos millones 117 mil habitantes, lo que quiere decir que el gobierno debería ofrecer a los habitantes 3 mil 175 hectáreas, equivalentes a una quinta parte del territorio bumangués.

A partir de las consultorías que ha realizado su Corporación, el experto advierte que esto no se está cumpliendo. “Los municipios que ha estudiado la empresa como Floridablanca, Lebrija y Vetas, han destinado de 3 a 5 metros cuadrados para el desarrollo de estas zonas, cifras que no alcanzan a cubrir el 50 por ciento de lo  demandado”, advierte Gualdrón.

Pese a la decadencia de los parques, la saliente administración de la Alcaldía de Bucaramanga creó la Red Protectora de Parques desde el año 2012. Ever Ortiz Álvarez, arquitecto, coordinador y representante de la Red Protectora, aclara que trabajaron en el cuidado de zonas verdes, jardines, cestas recolectoras de basuras y bancas por medio de los agentes de cultura ambiental o parqueros que se encuentran distribuidos por las diferentes zonas. 

“La Red Protectora trabaja en  conjunto con el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) con inversiones que rondan los 10 mil millones de pesos aportados por las distintas Secretarías en la Alcaldía”, asegura el Coordinador. La recaudación de los fondos se realiza por medio de la Secretaría de Educación, Salud, Infraestructura, el Instituto Municipal de Cultura y Turismo.

El AMB trabaja con dos entidades, Bello Renacer y Cocrecer, cooperativas de reciclaje que prestan sus servicios para la contratación y capacitación de todos los agentes de cultura. El proyecto comenzó con 50 personas centrando su tarea en los parques emblemáticos.

Sin embargo, el trabajo no ha sido general, la imagen que se intenta mejorar en el área metropolitana no es completa dado que los convenios que se realizan anualmente fueron suspendidos para los municipios de Floridablanca, Piedecuesta y Girón. Esto porque en el presupuesto para el año 2015 no fueron destinados recursos para ser parte del acuerdo.

Parques como La Pera, en Floridablanca, evidencian el abandono con la permanencia de basuras,  falta de zonas verdes, sillas, canecas y senderos en mal estado, cuando esta es una zona que representa un área de esparcimiento importante para los habitantes del sector. “Por más que el AMB se proponga restaurar las zonas como autoridad ambiental, cada municipio tiene su ente ecológico designado y sin recursos no podemos adentrarnos en sectores que no están bajo nuestra jurisdicción, se hace lo posible pero se necesita del apoyo de las alcaldías y los ciudadanos”, explicó Margarita Villabuena Matajira, encargada del convenio entre el AMB y la Red Protectora, sobre la dificultad de atender la totalidad del parques del área metropolitana.

[FOTO 3]: Bucaramanga ¿ciudad de parques?
Gimnasio Ecológico parque San Pío, dispuesto gracias a la Oficina de Obras comunitarias. Foto Laura Estupiñán. Foto

Habitantes de los municipios que conforman el área prefieren dirigirse a parques ubicados en Bucaramanga. Tal es el caso de Estefany Gómez y Eliana Muñoz, quienes recorren el trayecto desde Girón para visitar El Parque San Pío por su limpieza, ambiente y por la motivación que hay para visitarlo, gracias a productos culturales, dados por una caseta de la biblioteca Panamericana y obras cada viernes, que mejoran el movimiento y la estadía en el lugar. El estado de los parques municipales obliga a los pobladores a desplazarse hasta Bucaramanga en búsqueda de aquello que no obtienen o han perdido en donde residen. 

De reserva natural a centro de concreto

[FOTO 4]: Bucaramanga ¿ciudad de parques?
Este lugar dejó de ser un espacio de relajación y conexión con el medio ambiente. Foto Laura Estupiñán. Foto

El Jardín Botánico Eloy Valenzuela, dotado de gran belleza natural, siendo de los pocos pulmones verdes que tiene el área metropolitana, sobrevive a una contradicción desde el 2012 cuando se realizó una remodelación y “adecuación” del espacio.

La obra contó con una inversión de 175 millones de pesos y la construcción de espacios como una plazoleta, hogares para aves y una media torta. Las consecuencias de la obra son grandes. “Con la construcción de estos lugares se perdieron algunas especies de plantas, se tuvo que reacomodar la colección de otras y se perdió parte del paraíso por el que era reconocido el Eloy Valenzuela”, afirma Alicia Rojas, bióloga científica encargada por la Corporación Autónoma Regional Para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb).

El Eloy Valenzuela es una atracción para nativos y turistas, se caracteriza por tener una colección diversa de flora, un ambiente tranquilo y agradable. Sin embargo, el jardín botánico no es explícitamente un parque, es en realidad un área de preservación y recolección de especies en Santander a cargo de la Cdmb.

Con el fin de mantener este espacio, se realizan a diario limpiezas y arreglos que acrediten la calidad de la infraestructura y el bienestar de las especies que allí se encuentran. Como parte del proceso de desarrollo en Santander, el Jardín Botánico no podía pasar desapercibido.

“La ubicación de las plantas es un proceso largo y tedioso, hay que mantener a las especies en invernaderos hasta tener plena seguridad que están adaptadas al nuevo ambiente, tras ser recolectadas de sus lugares de origen. Se está trabajando por recuperar lo perdido, debido a que el contratista consideró que en el jardín había demasiada zona verde”, cuenta Alicia Rojas.

En la actualidad Bucaramanga y su área metropolitana cuentan con limitadas zonas verdes debido al incremento en las obras de construcción y edificación, originando escasez para el desarrollo de actividades de sano esparcimiento y promoviendo una cultura conformista, en las que la entretención se basa en ir a festejar y tomarse fotografías en el Viaducto de la Novena, frecuentar y hacer uso de las fuentes cercanas al Centro Comercial Cacique e ir los domingos a una ciclovía hecha a incómodos tramos que impiden el disfrute de la misma.

[FOTO 5]: Bucaramanga ¿ciudad de parques?
Habitantes del sector de Cañaveral se ven perjudicados por el abandono y la contaminación por basuras que se refleja en el parque La Pera en los últimos meses. Foto Laura Estupiñán. Foto

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592