Santander, tierra de berracos

Publicado en Revista | Miércoles 27, de Enero de 2016 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

[FOTO 1]: Santander, tierra de berracos
Congreso de empresarios Santandereanos en el auditorio Gustavo Liévano Fonseca de la Cámara de Comercio de Bucaramanga. Foto: Angie Rodríguez. Foto

Los santandereanos demuestran que utilizan sus recursos para salir adelante, son competentes y están capacitados para entregarle a la sociedad un producto que cumpla con sus necesidades o gustos, posicionando al Departamento con una visión positiva de echados pa’ lante. 

Crear un negocio propio en Santander es cada vez una opción a la que recurren más sus habitantes por distintas razones: salarios indignos, evitar ser empleados o por brindar estabilidad económica a sus familias. Desde una pequeña papelería hasta fábricas de calzado se encuentran entre las opciones que escogen los santandereanos para comenzar su negocio.

Desde el año 2012, 9 mil 206 empresas han solicitado los servicios del Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Bucaramanga (Imebu), entre ellos, ayudas de apalancamiento financiero mediante programas como Capital Semilla. Este va dirigido a los jóvenes que deseen crear empresa, promoviendo la participación en una convocatoria que selecciona los proyectos con más viabilidad y les otorga un capital desde 15 millones de pesos que para emprender. Además el Instituto ofrece asesorías en temas administrativos, fiscales y judiciales por medio de la Unidad de Procesos Empresariales Sostenibles (Upes).

Claudia Jimena Fonseca Bueno, directora del Imebu, explica que es importante que los emprendedores tengan claro qué pasos van a seguir para poder ejercer su negocio y para que tengan una magnitud de viabilidad, que cumpla con los deseos de las personas y que la tecnología sea una herramienta que juegue a su favor para ir creando  innovación emocional, funcional y con una experiencia diferenciadora.

La Cámara de Comercio de Bucaramanga registraba en agosto de 2015 un total de 271 mil 880 empresas activas en la región, en las que 221 mil 274, es decir el 80 por ciento, pertenecen al sector terciario. Este se basa en los servicios o actividades en los que no existe ninguna producción de bienes materiales como lo son el comercio, transporte, almacenamiento, comunicaciones, educación, asistencia social, bancos, seguros, servicios personales y del hogar, siendo este el sector de la economía más explotado por Santander.

El sector segundario o industrial registró por lo menos 47 mil 004 compañías activas, es decir, que el 17 por ciento de la economía de la región se apoya en la transformación de la materia prima, la cual es extraída o producida en  el sector primario, en el que solo hay 6 mil 602 sociedades. En estas últimas empresas las actividades económicas están relacionadas con la transformación de los recursos naturales en productos primarios no elaborados como la agricultura, la ganadería, la minería y la explotación forestal.

Cualidades diferenciadoras

Horacio Cáceres Tristancho, director del Observatorio de Competitividad, afirmó que los santandereanos diariamente buscan la manera de salir adelante brindándoles a las personas de su entorno algún producto innovador y creativo, posicionándose como personas más emprendedoras, enfocándose en dejar una huella diferenciadora que incremente las posibilidades y se obtenga un resultado eficiente y productivo de su negocio.  

Según Global Entrepreneur Monitor Colombia (GEM), una red de investigadores que busca comprender la relación que existe entre la actividad emprendedora y el desarrollo económico nacional, en la creación de empresas pueden identificarse cinco etapas.  En la primera, los empresarios potenciales consideran que  tienen los conocimientos, las habilidades y el deseo de poner en marcha una empresa, pero no han definido  un horizonte específico de tiempo para hacerlo. En una segunda fase están los empresarios intencionales, quienes tienen la motivación de persistir con su idea de empresa durante por lo menos tres años.

En la tercera etapa  están los empresarios nacientes, involucrados en el comienzo de su empresa, pero que no han pagado salarios u otro tipo de remuneraciones a empleados o propietarios por más de tres meses. En la cuarta fase, están los empresarios nuevos, quienes están en una situación similar al grupo anterior con la diferencia de que no sobrepasan los 42 meses del no pago. Y por último están los empresarios establecidos, que operan su empresa y pagan salarios u otras remuneraciones a empleados o propietarios por más de 42 meses.

Plataforma entrevistó a cuatro emprendedores santandereanos, los cuales accedieron a contarnos cuál ha sido hasta el momento el proceso para que su negocio salga adelante, las dificultades que han tenido que superar y algunos consejos para los nuevos negociantes. Sus historias demuestran que con empeño, dedicación y perseverancia pueden lograr todo lo que se propongan, ir progresando y siendo cada vez más exitosos.

Viox, agua enriquecida con más oxígeno

[FOTO 2]: Santander, tierra de berracos
Proceso de embotellamiento del agua enriquecida con oxígeno. Foto Melisa Torres. Foto

Tras la negación inicial que recibió de su universidad frente a su idea de proyecto de grado, Melisa Torres insistió en mejorarlo y formularlo de nuevo. Empezó a investigar e indagar todo sobre el agua y sus componentes, buscando una oportunidad en el mercado para salir adelante y evolucionar con su idea.

Melisa planteó unos pasos que la ayudaron a llevar su proyecto adelante. El primero fue una investigación de mercados y científica, que analizaba varias alternativas para agregarle valor al agua. Con éstas podría evaluar cuál se ajustaba más a las necesidades del mercado y tomar la decisión de qué era lo que  iba a hacer, obteniendo como resultado agua enriquecida con oxígeno. Al tener estas ideas claras, pudo empezar a formular todo el plan de negocios, lo cual la animaba mucho porque cada día estaba más cerca de cumplir su sueño.

Por medio del Fondo Emprender, cuyo objetivo es financiar iniciativas empresariales que provengan de aprendices, practicantes universitarios o profesionales, obtuvo luego de una primera presentación 90 millones de pesos, los cuales invirtió en la planta de producción, generando el primer capital semilla para sacar su negocio adelante.

[FOTO 3]: Santander, tierra de berracos
Transformación del agua natural a una con más oxigenación. Foto: Melisa Torres. Foto

Torres cuenta que el proceso para conseguir los recursos fue largo y el trabajo no paraba. Llegó a una etapa mucho más pesada que consistía en el montaje de la maquinaria y el diseño del producto gráfico e industrial, para proseguir con la fase de comercialización y venta. Comenzó con una presentación de 330 mililitros y continuó con el botellón. “Ahora estoy creando una nueva bebida”, dice.

La joven empresaria expresa que las dificultades a la hora de emprender un negocio son muchas, como tener la capacidad para ejecutar bien las ideas y sobre todo, el dinero. Torres señala que es necesario comercializar un producto rentable, y a su criterio, Viox cumple con este requisito porque su precio oscila entre los 2 mil 500 y 3 mil pesos, mientras la competencia lo hace en 7 mil pesos.

[FOTO 4]: Santander, tierra de berracos
Espacio donde se logra “la magia” de enriquecer con más oxígeno el agua. Foto: Suministrada Camila Mejía. Foto

Torres concluye que no ha sido un trabajo fácil, que es necesario trabajar con amor y pasión, porque el dinero llega pero con el paso del tiempo, ya cuando el negocio crezca más y cautive a más público: “la clave del éxito es ser muy persistentes”, concluye la empresaria.  

Lollipop, swimwear, lingerie and basic

[FOTO 5]: Santander, tierra de berracos
Piedad Atuesta, fundadora y administradora de Lollipop. Foto: María Paz Atuesta. Foto

Diseñar una idea de negocio es algo que lleva tiempo por la planeación y estructuración. A su vez, busca la manera de generar más ingresos, creando la necesidad de plantear un producto innovador y llamativo para el público. Y así fue como empezó a surgir la idea de Lollipop, una empresa joven pensada para la comercialización de swimwear (trajes de baño) y lencería.

Hace cuatro años Piedad Atuesta, profesional en gestión empresarial, trabajaba en el sector textil, lo que le permitió estar en contacto con diseños, telas y las tendencias en relación con la comodidad y tecnología, creando así una ventaja positiva para el surgimiento de su negocio.

Durante esos cuatro años planeó y llegó a su idea. Comenzó por investigar las tendencias desde las cuales eligió ocho diseños básicos para el lanzamiento de la primera colección de trajes de baño, seleccionando además de forma cuidadosa las telas y estampados para que estuvieran acorde con los diseños propuestos.

El siguiente paso fue buscar y encontrar a la persona encargada de la maquila de las prendas, que se comprometiera con la idea y entendiera el concepto a mostrar. Después de haber delegado a alguien para esta labor, hizo las debidas adaptaciones y modificaciones sobre las muestras, para lograr un producto con altos estándares de calidad.

Terminado este proceso, legalizó la empresa ante la Cámara de Comercio y las distintas instituciones legales, y en la actualidad trabaja en la puesta en marcha de una página web para que sus clientes puedan conocer sobre precios, promociones y material gráfico sobre sus productos, así como la difusión de estos contenidos a través de las redes sociales.

[FOTO 7]: Santander, tierra de berracos
Ensambles creativos de Lollipop. Foto: María Paz Atuesta. Foto

“La dificultad más grande hasta el momento para el surgimiento del negocio ha sido encontrar talleres de maquila que cumplan con las expectativas planteadas en calidad y tiempo de entrega, ya que queremos ser reconocidos por el compromiso efectivo”, dice Atuesta, explicando que su principal ventaja competitiva es lograr que los clientes de Lollipop tengan prendas únicas y exclusivas basadas en un diseño original.  

Piedad Atuesta explica que los altos estándares de calidad parten de la materia prima con que se trabaja, que corresponde a telas muy suaves al tacto, con resistencia al cloro, protección solar y propiedades de transporte de humedad. Según su creadora, Lollipop es una empresa nueva que entrará al mercado en septiembre con el lanzamiento de su primera colección, por lo que a la fecha no puede medirse un indicador de crecimiento.

A partir de su experiencia, la empresa recomienda a nuevos emprendedores investigar el mercado, invertir en una asesoría profesional con experiencia y sobre todo, tener clara la misión y la visión de la empresa, pues los problemas o dificultades no deben detener los proyectos. La empresaria reitera que los sueños son parte de la vida, y que su nuevo reto será ampliar la línea de prendas íntimas  incluyendo un producto para hombres y pijamería. “Deben perseverar, insistir y nunca desistir”, reitera Atuesta.

[FOTO 6]: Santander, tierra de berracos
Catálogo de productos diseñados por Lollipop. Foto: María Paz Atuesta. Foto

Freshii, come y energízate

[FOTO 8]: Santander, tierra de berracos
Los integrantes de Freshii se caracterizan por su buena atención. Foto: María Paz Atuesta. Foto

Todo comenzó por querer llevar un estilo de vida saludable y poder encontrar un lugar que les brindara a todas las personas una comida mucho más saludable, un producto totalmente diferente al que están acostumbradas a ver en las plazoletas de comidas. Silvia Castellanos es vegetariana hace seis años y encontró que Freshii, una empresa que abrió su primera tienda en Toronto Canadá, y que tiene en la actualidad sucursales en 75 ciudades y en 15 países, podría ser una opción original para los comensales de Bucaramanga y su área metropolitana.

Amante de la quinua y los arándanos, Castellanos concluyó que el mercado ya conocía la alimentación saludable; pero no la variedad de alimentos, proteínas vegetales y la combinación de ciertos productos. La empresaria explica que enamorada de traer una propuesta de comida más sana, gestionó la franquicia. Junto con sus socios hicieron un estudio de mercado, la visualización del negocio y evaluaron los aspectos financieros para garantizar el sostenimiento, crecimiento y éxito del negocio.

[FOTO 9]: Santander, tierra de berracos
Con su imagen corporativa buscan generar un impacto en la percepción de las personas. Foto María Paz Atuesta. Foto

Fresshi ahora tiene sede en un centro comercial de Floridablanca, y para Silvia ha sido producto de un esfuerzo constante por emprender un negocio. “El crecimiento ha sido muy bueno, se vende bien y logramos clientes fijos tras dos meses de apertura del negocio en Bucaramanga, con un equipo de trabajo conformado por siete personas y un ambiente laboral agradable”, concluye.

[FOTO 10]: Santander, tierra de berracos
Slogan publicitario y menú sugerido. Foto: María Paz Atuesta. Foto

Erseg S.A.S. extintores, recargas y seguridad industrial

[FOTO 12]: Santander, tierra de berracos
Esta empresa nació en noviembre de 2012 con dos empleados, el ensamblador y el recepcionista. Foto: Angie Carolina Rodríguez. Foto

Para lograr una mejor calidad de vida, Juan Carlos Rueda un hombre emprendedor, exitoso, con resultados económicos positivos, con 40 años de edad y después de veinte años de trabajo, decidió ser independiente y generador de empleo para otras personas.

Juan Carlos mide 1,75 centímetros de estatura, es de tez trigueña, tiene ojos café y es el hijo menor de seis hermanos, siendo el único varón. Es el responsable de su madre, está casado y es padre de dos hijos, el mayor de ellos, Juan David Rueda Cruz de, 7 años, e Isabela Rueda Cruz, de 2 años, a los cuales define “son la luz y el motor de mi vida”.

Nunca desistió de su sueño ser empresario, pese  varias dificultades y a que solo culminó estudios de bachillerato. Insistió en ser “su propio jefe”. Al decidir empezar su empresa de recargas y restauración de extintores y comercialización de productos de prevención del riesgo y salud ocupacional, tuvo dos inconvenientes. Uno, era conseguir un local que estuviera en arriendo y se localizara en una zona comercial y el otro, era encontrarle nombre a su empresa, ya que el que le gustaba no estaba disponible. “Eso nunca me detuvo, bajo la dirección de Dios y el apoyo de mi familia, pude solventar todos los problemas que se me presentaron y de esta forma pude salir adelante”, menciona Juan Carlos.

Después de tres años de haber comenzado su negocio, se define como un empresario exitoso y feliz. Su empresa está situada en una zona accesible y con servicio de parqueadero, cuenta con todos los certificados de Ley y es una industria competitiva frente a los demás negocios de este sector.

Juan asegura que quiere seguir creciendo notoriamente como empresa y empresario, y sugiere a nuevos empresarios tener clara la visión de su iniciativa, pues pese a las dificultades al final se reciben los frutos del esfuerzo.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592