VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político

Publicado en Revista | Lunes 18, de Enero de 2016 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

[FOTO 1]: VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político
Isabela Gutiérrez* afirma que en el momento de adquirir el Virus no tenía pleno conocimiento de las implicaciones de contraerlo. Por eso considera que este debería ser un tema abordado desde las familias, pero a su juicio la educación sexual sigue siendo un tabú. Foto: Stephanía Pinzón Serrano, María Fernanda Sánchez Báez y Santiago Quiñónez. Foto

Aunque según el Observatorio de Salud Pública en Santander los contagios por Sida han disminuido, el tema sigue siendo relevante en términos de educación y de política pública.

Isabela Gutiérrez*, una santandereana quien hasta hace seis años registraba en su cédula sexo masculino porque se identifica como parte del grupo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales), recibió  la noticia que portaba el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) hace ya siete años, luego de ingresar al hospital presentando una neumonía y realizarse la prueba Elisa, ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas. Este es un examen de laboratorio que permite identificar si la persona porta el VIH. “Vivir con el virus es tener una vida normal, con más responsabilidad y más cuidados, pero la vida sigue siendo igual”, dijo Isabela a pesar de haber superado un cáncer en su infancia, pagar una condena de dos años en la cárcel y a sus 25, ser portadora del Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

Silvia Plata, epidemióloga del Observatorio de Salud Pública de Santander, explica que el VIH es un microorganismo que ataca al sistema inmune de las personas, de manera que produce su progresivo deterioro haciendo que éste sea deficiente y deje de cumplir su función de lucha contra las infecciones y enfermedades. El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) es el término que se aplica para las etapas más avanzadas de infección por VIH, de manera que esto ocurre a medida que el sistema inmunitario se debilita, la persona queda en riesgo de contraer afecciones que pueden causarle la muerte.

[FOTO 2]: VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político
Esta variable da una estimación de todas las personas (adultos y niños) infectadas con VIH con vida al final del año, hayan o no desarrollado síntomas del Sida según CIA World Factbook. Foto

La epidemióloga explica que el VIH se transmite por fluidos y secreciones corporales (sangre, semen, líquido preseminal y secreción vaginal); y en mujeres embarazadas, el virus se transmite al bebé sólo si nace por parto natural y si ingiere leche materna. La especialista asegura que algunas personas muestran síntomas del virus poco tiempo después de haberse infectado, no obstante, los síntomas normalmente demoran más de 10 años en aparecer y los primeros síntomas pueden incluir hinchazón de las glándulas de las garganta, axila o ingle, y algunos pacientes presentan fiebre, dolores de cabeza, cansancio y dolor muscular.

En Santander, la Secretaría de Salud Departamental y el Observatorio de Salud Pública señala con base en la tasa de incidencia del VIH/SIDA (casos que se atienden y se notifican en el Departamento), que en 2013 hubo 2 casos nuevos por cada 100 mil habitantes, cuando en 2005 había nueve casos nuevos por cada 100 mil habitantes. Estas cifras demuestran que el virus ha disminuido en el Departamento al igual que en el mundo como lo reitera Onusida, pues en el 2012 se presentaron 2,3 millones de nuevas infecciones por el VIH, cuando en la segunda mitad de los años 90 se registraron aproximadamente 3,5 millones de casos nuevos al año.

[FOTO 5]: VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político
La Liga de Lucha Contra el Sida es una oenegé que lleva 15 años trabajando en Santander en la promoción y prevención a la población vulnerable y en la atención no solo a las personas portadoras del virus sino también a sus familias. Foto: Stephanía Pinzón Serrano, María Fernanda Sánchez Báez y Santiago Quiñónez. Foto

A su vez, al 2013 la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que son 35 millones de personas que viven con el VIH en el mundo, y en Colombia se estima que son 140 mil. Así mismo, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas (Onusida) afirma que  la cantidad de personas que fallecen al año por causas relacionadas con el Sida ha pasado de 2,3 millones en 2005 a 1,6 millones en 2012, lo que demuestra que los casos han disminuido  por el gran aumento en el acceso y experimentación de la terapia antirretrovírica, conocida como TARV, que está contribuyendo a salvar vidas.

Expertos en salud y organizaciones mundiales dedicadas a prevenir, tratar y atender el virus afirman que el VIH-SIDA no representa exclusivamente un asunto de salud pública, sino también un problema político. Al ser la salud un derecho constitucional se convierte en un asunto que precisa decisiones políticas. De acuerdo con esto, Onusida ratifica que “el mayor compromiso político la realización de inversiones inteligentes, la creación de programas estratégicos y la disminución experimentada en los costes del tratamiento ha dado lugar a que  9,7 millones de personas tuvieran acceso a la terapia antirretrovírica a finales del 2012”. 

De modo que la toma de decisiones políticas ha permitido que el coste de la terapia en algunos países de ingresos medios y bajos se redujera hasta 140 dólares estadounidenses por persona al año, cuando a mediados de los 90 el costo era de 10 mil dólares. En Colombia, en relación con el apoyo y el tratamiento que se le debe dar a las personas que viven con el virus, el Informe Mundial de avances en lucha contra el Sida 2012 (Ungass) propone que las entidades responsables del aseguramiento o que operan como administradoras de beneficios  deben garantizar la adecuada, integral y oportuna atención de las personas infectadas de acuerdo con sus necesidades.

Además, Ungass indica que en Colombia se garantiza el acceso a diagnóstico y tratamiento integral a todas las personas que lo requieran, pues el Plan Obligatorio de salud (POS) debe responder a la terapia antirretroviral, al seguimiento clínico y de laboratorio, al acceso a prevención y manejo oportuno de complicaciones, y si así lo requiere contempla la rehabilitación integral de las personas que viven con el virus.

En este sentido, Onusida avala la toma de decisiones políticas que intervengan para tratar y prevenir el VIH destinando recursos para garantizar el acceso a la terapia, pues científicamente se ha comprobado que al empezarla de manera temprana se han podido salvar vidas.

La terapia atirretroviral, TARV son medicamentos que tratan al VIH, no curan ni matan el virus, pero sí previenen su reproducción. De hecho, el reportaje ‘enfrentarlo o morir’ sobre la visión de la pandemia VIH-SIDA en el mundo de la revista Estudios de Género en México indica que  los cocteles anterretrovirales pueden disminuir la carga activa del virus hasta en un 90%, lo que significa en términos médicos que si todas las personas que viven con el VIH recibieran tratamientos antirretrovirales completos, podría llegar el día en que esta enfermedad se considerara un mal crónico como la diabetes, pero permitiendo la supervivencia sana y socialmente activa de la persona portadora.

En efecto, es claro que el virus de inmunodeficiencia humana está llegando a los hogares, ya no son grupos de alto riesgo los que viven con el VIH, son mujeres, hombres, niños y niñas en el mundo entero; pero aún así expertos aseguran que las mujeres son  mucho más vulnerables a adquirirlo.

De igual modo, la Liga Colombiana de Lucha contra el Sida de Santander señala que los grupos más expuestos a contraer este virus son las mujeres transexuales, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH), mujeres trabajadoras sexuales, jóvenes, población en situación de desplazamiento, habitantes de la calle, personas privadas de la libertad, poblaciones móviles y las Fuerzas Militares de Colombia (FFMM).

En realidad el que el VIH /SIDA se aborde como un problema político permite a las organizaciones mundiales, nacionales y departamentales a establecer políticas estratégicas que beneficien estas poblaciones vulneradas. Patricia Caicedo, coordinadora del Programa de Salud Sexual  adscrito al grupo de Promoción y Prevención de la Secretaría De Salud de Santander, afirma que en el Departamento se están desarrollando programas y acciones de promoción y prevención en la salud sexual y reproductiva y que la base importante para el cumplimiento de los objetivos de los programas es la difusión del conocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de la personas, de este modo, ellas podrán tomar decisiones acertadas, con autonomía y basada en información clara y precisa.

En resumen, la difusión de conocimiento para combatir el VIH/SIDA y otras enfermedades infiere que la educación sea vista como un factor clave planteado en los Objetivos  de Desarrollo del Milenio (ODM), Colombia 2014. Así que el esfuerzo conjunto  de políticas transversales que cumplan con su función de proteger la vida, la salud y la integridad de las personas, asegurará la regularidad de los asuntos de salud pública en el país.

Vulnerabilidad de la mujer

[FOTO 4]: VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político
La Secretaría Departamental de Salud certifica que el 97 por ciento de los casos de VIH son transmitidos por relaciones sexuales. Foto: Stephanía Pinzón Serrano, María Fernanda Sánchez Báez y Santiago Quiñónez Foto

Según Onusida, cada hora 50 chicas jóvenes en el mundo contraen la infección por el VIH. Ana Elvia Ardila Amado, coordinadora de la Fundación de la Liga contra el Sida en Santander, explica  que existen muchas razones por las cuales las mujeres y niñas son contagiadas en mayor grado que los hombres. Una de ellas es la vulnerabilidad social y económica de las mujeres. Así pues, revela que las mujeres en condiciones sociales difíciles son físicamente más vulnerables a la epidemia porque recurren al sexo como producto de intercambio para obtener alimentos, servicios, dinero o satisfacer las necesidades básicas. Estas relaciones sexuales son consecuencia principalmente de la pobreza y el deseo de una vida mejor.

[FOTO 3]: VIH/SIDA: más que un asunto de salud pública, un problema político
Colombia presenta el mayor número de muertes por VIH en Sudamérica con 6 mil 500 casos, seguido de Perú y Venezuela. Foto

Según Onusida, otro factor que incide es la violencia de género, pues las mujeres de grupos de poblaciones clave, como usuarias de drogas inyectables, profesionales del sexo y transexuales pueden vivir más en situaciones de violencia.

Que la mujer sea biológicamente más vulnerable que el hombre, se debe a que tiene un área mucosa expuesta mayor a la del hombre durante la relación sexual, y por otro lado el semen tiene el doble de carga viral que el flujo vaginal. De hecho las mujeres que corren mayor riesgo de ser infectadas en una sola relación son las jóvenes porque la mucosa vaginal es más delicada durante la adolescencia.

*Habitante santandereano infectado por el VIH, quien pidió ocultar su identidad por razones personales.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592