Adolescentes jugando a ser muñecas

Publicado en Edición 45 | Martes 22, de Septiembre de 2015 | Actualizado el Jueves, 24 de Septiembre de 2015

Cirugías

[FOTO 1]: Adolescentes jugando a ser muñecas
Los maniquíes reflejan el ‘modelo de belleza’ que impone la moda y que conduce a que muchas mujeres deseen practicarse cirugías estéticas. Foto: Stefany Uribe Foto

Las cirugías estéticas terminan siendo un ‘sueño’ para muchas mujeres, influenciadas por los prototipos mediáticos de la belleza y la falsa creencia de que éstas son una puerta para ingresar al mundo laboral.

Camila Henao* tiene 18 años. Pero hace un año, siendo menor de edad, decidió practicarse dos cirugías estéticas: una liposucción y otra de marcación abdominal. Es decir, eliminar grasa del cuerpo para moldearlo de tal forma que el vientre quede marcado como una ‘chocolatina’, como se dice popularmente. Al principio sus padres no la apoyaron pero decidida a cambiar el aspecto de su cuerpo, trabajó como modelo de protocolo en eventos para lograr ahorrar seis  millones de pesos que, según le dijeron, costaban las cirugías.


“Mis padres dijeron que estaba loca porque estaba muy joven, que esa operación era para después de tener hijos”, dice Henao, explicando que ya planea practicarse una tercera cirugía, la de aumento de busto, porque no está conforme. La joven cree que si no fuera por las cirugías y el aspecto que ahora luce no habría logrado incursionar en el mundo laboral. Su sueño era ser presentadora de televisión y según ella, lo cumplió gracias a esas intervenciones.

Camila Rojas* es otra joven de 16 años que decidió practicarse una cirugía en sus quince primaveras. “Me hice esa cirugía porque sabía que con esa ‘inversión’ saldría de pobre y entraría en un círculo social poderoso”, dice Rojas sin tapujos.

Los casos de Henao y Rojas visibilizan la decisión que toman muchas jóvenes a temprana edad, que empiezan a sentirse inconformes con su cuerpo o a querer imitar el estereotipo social de la ‘perfección’. La psicóloga Nelly Arenales explica que la “narco-cultura” ha tenido gran influencia en la propagación de la imagen, estética y belleza a lo largo de los años.

Según explica,  la sociedad de consumo nos ha vendido un  prototipo de medidas físicas 90/60/90 y  es lo que conduce a que las niñas quieran adelantar su proceso normal de crecimiento. “Antes la mujer se vestía muy recatado, ir a misa con una blusa escotada era casi un pecado; ahora vemos cómo las mujeres van hasta en short y nadie dice nada. Lo que vemos en televisión y a diario ha hecho que la mujer quiera verse igual, muchas personas quieren ser famosas e imitar lo que ven”, indica Arenales.

[FOTO 2]: Adolescentes jugando a ser muñecas
La Secretaría de Salud de Bucaramanga aplicó una encuesta en 2014 y encontró que la liposucción, la cirugía de párpados, el aumento y elevación de glúteos y, la cirugía de abdomen son las cirugías más solicitadas por las mujeres. Foto:Astrid Suárez. Foto

En esto coincide Omar Rincón, periodista y profesor de la Universidad de Los Andes, quien en un texto académico señala que  “lo narco no es solo un tráfico o un negocio; es también una estética, que cruza y se imbrica con la cultura y la historia de Colombia y que hoy se manifiesta en la música, en la televisión, en el lenguaje y en la arquitectura. Hay una narco-estética ostentosa, exagerada, grandilocuente, de autos caros, siliconas y fincas, en la que las mujeres hermosas se mezclan con la virgen y con la madre".

De esta realidad Camila Rojas  ha sido más que testigo, pues afirma que  aunque tuvo que hacer "de todo”, su cuerpo ha sido el instrumento para viajar, comer, vestirse, tener  vehículo, apartamento y otras cosas familiares. “Así mi familia no me apoye, estoy feliz y orgullosa de lo que he conseguido por mí misma”, reitera la joven.

Esto explica por qué a tan temprana edad muchas mujeres buscan con desespero una cirugía estética y en su afán, o por razones económicas, no siempre verifican si las clínicas cuentan con las condiciones o expertos entrenados en cirugía plástica. El doctor Luis Felipe González, médico y cirujano plástico, indica que cualquier intervención requiere de personal cualificado además de unas instalaciones que cumplan con las normas sanitarias para operar.

González explica que a su consultorio han llegado menores de edad solicitando procedimientos estéticos, los cuales sólo practica después de haber evaluado a la paciente, verificar su estado de salud, que la cirugía no implique un alto riesgo para su vida y que además cuente con el permiso de sus padres.

En los medios de comunicación son recurrentes las denuncias de mujeres contra médicos por malos procedimientos practicados en clínicas que, en efecto, no cuentan con los avales ni profesionales idóneos. El abogado Ángel Triana explica que son pocos los casos en los que se judicializa a una persona por malos procedimientos estéticos cuando el Código Penal, en su artículo 111 del Título Delitos contra la vida y la integridad personal, contempla el delito de tentativa de homicidio.

Plataforma indagó con la Secretaría de Salud sobre cuáles son las cirugías estéticas más comunes en Bucaramanga, y reportó a partir de una encuesta realizada en 2014 que lo son el aumento de mamas, seguida por la liposucción, la blefaroplastia (cirugía de párpados), el aumento y elevación de glúteos y, la abdominoplastia (cirugía del abdomen). Según otra encuesta de la Secretaría, una gran parte de las mujeres que acuden a estas prácticas expresaron sentirse influenciadas por la publicidad que transmiten los medios de comunicación sobre estas cirugías.

En la actualidad, en la capital santandereana funcionan 37 clínicas de estética y cirugía plástica legales. Según datos de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en los últimos cuatro años el registro de estas clínicas ha aumentado de manera que la ciudad es la tercera con más centros estéticos del país.

*Nombres cambiados por razones de seguridad

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592