Una Ley que pone en aprietos al comercio de clase media

Publicado en Revista | Viernes 24, de Julio de 2015 | Actualizado el Lunes, 27 de Julio de 2015

Ley Anticontrabando:

[FOTO 1]: Una Ley que pone en aprietos al comercio de clase media
Los licores y productos de la canasta familiar son los más comercializados en centros comerciales populares. Foto Jorge Mayorga. Foto

La inconformidad rodea a muchos de los comerciantes de los Sanandresitos en Bucaramanga, quienes sostienen que esta Ley afectará profundamente su actividad económica.

Después de promulgarse y sancionarse el 6 de julio la Ley 1762 del 2015 o Anticontrabando, los comerciantes de los Sanandresitos convocaron a marchas en distintas ciudades capitales del país para expresar su inconformismo frente a esta Ley, que ya rige y que ha provocado varias aprehensiones e incautaciones en el caribe colombiano (Ver Ley aquí).

Diego Armando Ferias, comerciante de calzado en Sanandresito Centro de Bucaramanga, se llevó una sorpresa el 21 de marzo de 2015. Ese día la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (Dian) llegó hasta su local como parte del desarrollo de un operativo y le incautó varia mercancía que estima está avaluada en 10 millones de pesos, argumentando que ésta no contaba con los registros necesarios de importación y legalización.

“La Dian me incautó esa mercancía porque no tenía los registros y las referencias correspondientes, pero el problema no fue mío sino que esa mercancía llegó sin papeles y no voy a perder mi inversión por unos papeles que no llegaron”, indicó Diego Ferias.

Armando Amaris, funcionario tributario de la Dian, explica que esta Ley no tiene por qué afectar a los pequeños comerciantes si su fin es combatir a las mafias. “El llamado que hacemos es que nos vayamos por lo legal, y a los comerciantes, que no compremos esta mercancía (la que no tiene documentos en regla) porque le estamos haciendo un daño al país”.

Según la Ley, los objetivos de esta norma es terminar con  las organizaciones ilegales dedicadas a contrabandear mercancía con el endurecimiento de penas para quienes incurren en este delito, que ha sido tipificado como “conducta constitutiva de lavado de activos”. También procura fortalecer las instituciones como la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacional (Dian), la Policía Fiscal Aduanera (Polfa), la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf); el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) que luchan contra este flagelo afectando la competitividad y el progreso económico del país.

En un comunicado de prensa, la Uiaf explicó que quienes comercialicen mercancía de contrabando no sólo incurrirán en ese delito sino en otro, conocido como lavado de activos, pues la Ley considera que al no legalizar las mercancías las personas de alguna forma está encubriendo u ocultando el origen de esos bienes que pretenden comercializar.

José Alfredo Díaz, director Seccional de Impuestos y Aduanas de Bucaramanga, explica que esta imposición (el delito de lavado de activos) solo será otorgada siempre y cuando se demuestre que la persona está tratando de ocultar el origen de las mercancías. “El contrabando en el mundo es el vehículo por el cual se lavan los activos, si los comerciantes no están dentro de un cadena estructural en el que se laven los activos, no deben por qué temer”. 

Pero otra es la percepción de los comerciantes sobre la Ley. Henry Pinzón, Carlos Ballesteros y Henry Meneses afirman que el problema está dónde ingresa la mercancía, que son los puertos y fronteras. “La ley busca criminalizar al pequeño comerciante porque no sacan el problema de raíz, los puertos y fronteras es por donde ingresa la mercancía ilegal al país”.

Meneses señala además que los comerciantes, quienes son los afectados con la Ley, no fueron apoyados en las mesas de concertación para su aprobación. Él y los demás comerciantes redactaron una propuesta con varias peticiones que le hicieron llegar al gobierno, justificando por qué la nueva normativa los afectará (Ver propuesta).

En el documento reiteran su rechazo por las desventajas que tienen ante las grandes empresas, asegurando que el gobierno no los protege sino los limita. Según explican, la estigmatización ha hecho que los bancos les rechacen el acceso a créditos en varias oportunidades.  “Cómo es posible que todavía tengamos que subsistir del gota a gota”, expresó Mario Fernández, comerciante de San Bazar en Bucaramanga

Meneses afirma que es clave educar a los comerciantes sobre la ilegalidad para que compren mercancía como lo estipulan las normas. “Compramos la mercancía pero no llega con la reglamentación correspondiente, por eso es indispensable que estas instituciones, además de incautarnos, nos apoyen”, dijo Henry Meneses.

[FOTO 2]: Una Ley que pone en aprietos al comercio de clase media
El calzado, en su mayoría, comercializado en Colombia no tienen los registros de importación pese a que los comerciantes la expiden al importador. Foto Jorge Mayorga. Foto

Frente a esta situación, los comerciantes le piden al gobierno la aprobación de créditos blandos para no tener que recurrir a los préstamos con altos intereses, además de una prórroga para legalizar la mercancía ilegal. Del mismo modo, la oportunidad de importar para mejorar la calidad de sus productos y, que se realice una reforma a los artículos 4, 6, 8 y 11, que se concentran en el endurecimiento de penas, el tope de la mercancía, el fraude aduanero y el lavado de activos

En una rueda de prensa otorgada el 6 de julio, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que el contrabando dejó durante 2013 pérdidas estimadas en 6 mil millones de dólares y 200 mil empleos. Según el Presidente, el contrabando es además una fuente de financiación de los grupos armados ilegales. Pero los comerciantes, quienes insisten que la Ley los estigmatiza y criminaliza, reiteran que el problema no son ellos sino “el contrabando técnico”, empleado por los importadores para ingresar la mercancía al país.

José Alfredo Díaz, director Seccional de Impuestos y Aduanas de Bucaramanga, considera que el comercio en Santander está protegido ante el  flagelo de contrabando, ya que al ser una aduana de paso hay mayores aprehensiones que en otros lugares del país. “En lo recorrido de 2015 hemos incautado 9 mil millones de pesos en mercancía, ya sean cigarrillos, licores, textiles, autopartes, y productos del sector agropecuario”, aseveró el funcionario. Díaz indica que junto a otras instituciones gubernamentales luchan contra ésta mafia las 24 horas.

William Ramírez, economista de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) y actual coordinador del Programa de Reasentamientos del Distrito Capital, explica que el contrabando técnico corresponde al ejercicio que realizan algunos importadores a la hora de presentar las mercancías en el puesto de aduana. En este punto acuden a algunas estrategias como la subfacturación, la sobrefacturación y/o la declaración errónea de la mercancía (cantidades diferentes y/o un tipo diferente de producto), buscando obtener beneficios arancelarios y  tributarios.

Sin embargo, Ramírez considera al “contrabando técnico” como un acto de corrupción de los funcionarios del gobierno, ayudando a las mafias a mover grandes cantidades de dinero que van a parar a campañas políticas y grupos al margen de la Ley.

Ramírez y el resto de comerciantes concuerdan que deben generarse políticas y estrategias de estímulo, fortalecimiento a la producción industrial y agrícola nacional, que tengan como base la capacidad de competir con los mercados globales: que van desde aspectos tributarios y una reconversión industrial. “Es necesario promover y estimular el consumo interno, como un esfuerzo de toda la sociedad para fortalecer nuestro aparato productivo”, precisó William.

Los comerciantes están a la espera de que el gobierno nacional atienda las peticiones sobre prórrogas para legalizar mercancías, acceso a créditos blandos y aumento del tope de productos que puedan tener en sus locales. 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592