Un desarrollo ‘in-vial’

Publicado en Edición 44 | Miércoles 15, de Julio de 2015 | Actualizado el Viernes, 17 de Julio de 2015

Mesón de Los Búcaros:

[FOTO 1]: Un desarrollo ‘in-vial’
Las obras de adecuación del intercambiador ya generan problemas en el flujo vehicular en sentido sur-norte. Foto: Jorge Mayorga. Foto
 

Una megaobra propuesta por la administración local para resolver el caos vial en la ciudad es el Intercambiador del Mesón de Los Búcaros, que está ubicado en la carrera 27 con avenida Quebradaseca. Pero el impacto social y ambiental que generará esta obra causó preocupación entre la comunidad, a tal punto que la Escuela Normal Superior interpuso una acción popular ante el Juzgado Tercero Administrativo de Oralidad de Bucaramanga. El Juzgado les dio la razón imponiendo una medida cautelar que frena la tala de los árboles mientras la autoridad competente corrobore que la obra no afecta de forma ostensible el medio ambiente. 

Entre los principales impactos del proyecto están la tala de 117 árboles que están dentro de los terrenos de la Escuela Normal, la demolición de cuatro aulas, la remoción de un sitio representativo para la memoria urbanística de la ciudad y la expulsión de 60 vendedores ambulantes.

La administración o La Normal

El 13 de febrero del 2014 la Alcaldía de Bucaramanga entregó a la Escuela Normal Superior el diseño definitivo de la obra, pero esta generó conmoción entre la comunidad educativa porque no se les tuvo en cuenta en la definición de esos diseños que afectan de forma significativa el bosque del colegio.

Fue por esta razón que Ricardo Pinto, vocero del Consejo de Padres de Familia de La Normal, instauró una acción popular declarando la violación a los derechos colectivos al goce de un ambiente sano y la existencia del equilibrio ecológico, cuestionando la desaparición de 13 especies diferentes  de árboles, de los cuales 40 por ciento son nativos con más de 50 años de antigüedad. 

En agosto de 2014 la Corporación de la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb) analizó los árboles que serán removidos por la obra y concluyó en un estudio que estos se encuentran en buen estado y proporcionan hábitat y micro-hábitats para el crecimiento, desarrollo y reproducción de varias especies de fauna. 

[FOTO 3]: Un desarrollo ‘in-vial’
Vendedores ambulantes ofrecen sus productos en la intersección donde se realizará la obra. Foto Jorge Mayorga. Foto

[FOTO 4]: Un desarrollo ‘in-vial’
Con pancartas, La Normal protesta frente al diseño propuesto por la Alcaldía para construir la obra vial del Mesón de Los Búcaros. Foto Jorge Mayorga. Foto

Pinto, el vocero de los padres, advierte que la obra perjudicará no solo la parte arbórea de la Escuela sino la infraestructura de la misma. El proyecto demolerá cuatro aulas especializadas de química, biología, computación y pedagogía, que serán luego reubicadas en otros salones ya existentes, no destinados para prestar este servicio a los estudiantes.

Según el arquitecto Wilson Rincón, experto en contratación pública, La Normal no está en contra del desarrollo ni de los deprimidos, sino que considera la posibilidad de desarrollar la obra sin que los afecte. Por esto, la asociación de padres de familia, algunos con conocimientos de arquitectura, elaboró un diseño sencillo que no intervenga los predios de la institución educativa.

Mientras la Alcaldía contempló en su diseño una elipse en la parte central del Intercambiador con un diámetro de 8 mil metros cuadrados; la Escuela Normal propone que dicho diámetro sea reducido a 4 mil 800 metros cuadrados con el fin de evitar la tala de los árboles y la pérdida de los salones de clase.

El 4 de febrero de 2015 las partes intentaron llegar a una conciliación. De un lado de la mesa estuvo la Alcaldía en cabeza del secretario de Infraestructura Clemente León; del otro, la Escuela con la vocería de Pinto. No llegaron a ningún acuerdo.

[FOTO 5]: Un desarrollo ‘in-vial’
La empresa pública de alcantarillado de Santander (Empas) adelanta trabajos en el rediseño de las redes de este sistema, el cual no fue previsto en el diseño original de la obra. Foto Jorge Mayorga. Foto

“Los vendedores no sabríamos a dónde ir”       

Alrededor de 60 familias resultarán afectadas por las obras de la construcción del Intercambiador Vial del Mesón de los Búcaros, aún sin que la Secretaría de Infraestructura las reconozca como tales. Los afectados son personas con bajos niveles de educación, edades superiores a los 35 años y trabajadores informales comúnmente llamados “vendedores ambulantes que, de no ser reubicadas por el Municipio, perderían su fuente de sustento. 

Hace 18 años María Isabel Estupiñán trabaja en los semáforos del sector como vendedora de  toallas y ambientadores para carros. Ella asegura no conocer otro oficio y que en efecto la obra la afectará. Juan Pablo Campo, otro vendedor, coincide con María Isabel: “el problema es que el gobierno no piensa en la gente pobre, en los vendedores ambulantes”.

Como todavía no son reconocidos por la administración local, a los vendedores les preocupa que la Alcaldía no tenga un plan de contingencia para ellos. Otro problema, como explica Kerly Guzmán, vendedora, es que el municipio realiza reubicaciones en lugares que son inadecuados para el comercio.

Del recuerdo al olvido

  Otro cuestionamiento es la intervención de la obra en sitios de memoria de la ciudad. Dos lugares emblemáticos se encuentran comprometidos en el diseño de la obra del Intercambiador Vial de Mesón de los Búcaros: uno es el Restaurante-Bar El Mesón de los Búcaros y el otro es la Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

El primero funcionó durante 56 años al servicio de la comunidad bumanguesa así como para visitantes extranjeros. Sin embargo, este dejó de existir desde el pasado 29 de enero de 2014, cuando una retroexcavadora demolió sus paredes y la Alcaldía decidió no otorgar la licencia de funcionamiento para que pudiera ser trasladado. Por su parte, la Escuela Normal ofrece sus servicios educativos desde el 15 de abril de 1875, reconocida por formar generaciones de maestras para la capital santandereana.

José Gustavo Quintero, sociólogo de la Universidad Pontificia Bolivariana seccional Bucaramanga,  asegura que estos hechos perjudican la memoria histórica de la ciudad, y es en esa memoria en la que se forman las costumbres, hábitos y tradiciones. “Jamás estoy diciendo que estoy en contra del desarrollo, del progreso y la evolución de una ciudad, pero tengamos cuidado, porque sin la historia lo que nos queda es nada”, expresó.

Por el momento, lo único claro para la Alcaldía es la continuación de la obra. Mientras tanto, la comunidad de La Normal espera que el Juzgado Tercero Administrativo de Oralidad les siga dando la razón ya que no han llegado a una conciliación con el Municipio, que insiste en tala de árboles dentro de los predios del colegio. Los vendedores informarles también esperan ser reconocidos.

[FOTO 6]: Un desarrollo ‘in-vial’
En el Parque de Los Niños fue instalada la valla que anuncia el desarrollo de la obra. Foto: Jorge Mayorga. Foto
 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592