Vivienda digna, el sueño de todo bumangués

Publicado en Edición 42 | Jueves 19, de Febrero de 2015 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

No existen predios suficientes para suplir la necesidad de vivienda social en Bucaramanga. Sin embargo, el Estado busca soluciones y asegura planes para el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.

[FOTO 1]: Vivienda digna, el sueño de todo bumangués
El gobierno local ofrece subsidios de vivienda de interés social a personas víctimas del conflicto armado, de escasos recursos y pobreza extrema. Foto Tatiana Tirado Foto

El Instituto de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana del Municipio de Bucaramanga  (Invisbu) es la entidad encargada de agilizar los trámites de vivienda gratuita en la ciudad. Esta institución es la responsable de los proyectos de vivienda de interés prioritaria, ya que las cajas de compensación responden por los de vivienda de interés social. En el caso de la vivienda de interés prioritaria el gobierno local fijó que el valor de estas unidades es cercana a los 43 millones de pesos y sus beneficiarios son víctimas del desplazamiento, damnificados por desastres naturales o personas que viven en pobreza extrema (ver tabla 1).

Rosa Ferreira* es una mujer de unos 34 años que fue beneficiada con un proyecto del Invisbu. Un domingo estaba en su casa cuando funcionarios del Instituto llegaron a hablarle sobre el plan de vivienda y las facilidades de pago para personas como ella. Asegura que después de hacer los respectivos trámites cumplió uno de sus sueños.

Según datos del Invisbu, en los últimos 19 años el Instituto ha construido 3 mil 724 viviendas en nueve proyectos que beneficiaron a 20 mil personas. Estos se encuentran en los barrios Claveriano, El Cristal, Villa Alegre, Nueva Colombia, Ciudad Café Madrid; Paseo la Feria, Villas de San Ignacio, La Estación y Altos de Betania fase 1. En la actualidad están en ejecución otros seis proyectos en los barrios  Campo Madrid, La Inmaculada fase I, Altos de Betania fase 2, Norte Club, La Inmaculada fase II, y otros en corregimientos donde el Municipio desarrolla vivienda rural.

Aunque el Invisbu ha desarrollo o promete más proyectos como los mencionados, Plataforma encontró que estos no son suficientes. En las oficinas del Invisbu, que quedan en el edificio Colseguros en el centro de Bucaramanga, algunas personas expresan que no han podido aplicar a los subsidios de vivienda que ofrece el gobierno y que “salir beneficiado no es tan fácil”.

Es el caso de Guillermina Suárez*, de 77 años, quien desde hace 12 años está esperando que le solucionen y le entreguen lo que ella asegura ya era suyo. “Mi casa se la dieron a otra persona”, afirma. Debido a su condición de desplazamiento, Suárez se inscribió para acceder a una vivienda pero por situaciones familiares y económicas viajó a Santa Marta. En 2011 volvió a Bucaramanga y preguntó por su vivienda, a lo que le respondieron que ésta ya había sido autorizada pero entregada a otra persona. Le dijeron que debía seguir esperando para ser de nuevo seleccionada.

Suárez sigue presentándose con regularidad en la entidad, esperando una respuesta positiva. De momento vive en una invasión a orillas del río de Oro, en el municipio de Girón, considerada por las autoridades como una zona de alto riesgo. Allí vive con su hijo y una nieta. “Muchas veces le dan casas a los que no las necesitan; yo sí la necesito”, afirma.

Como Suárez muchos son los que siguen a la espera de salir beneficiados. Por ejemplo, los esposos  Marta Linares* y José Camacho*, dos trabajadores independientes que llevan cerca de once años esperando respuesta del Invisbu. “La idea de adquirir vivienda de interés social no es tan fácil como lo “pintan””, dicen, refiriéndose a la dificultad que han tenido desde 2003 cuando llegaron desplazados a Bucaramanga y desde entonces esperan salir seleccionados por el gobierno para lograr la casa.

En Bucaramanga varias personas que acuden a las oficinas del Invisbu aseguran que no tienen conocimiento de los programas de vivienda que ofrece la administración local y por ello, muchos siguen viviendo en zonas de alto riesgo. Otros, aunque ya lograron ser seleccionados por el programa, consideran que los terrenos donde se desarrollan los proyectos de vivienda prioritaria son lugares alejados y peligrosos.

Según el Observatorio de Precariedad Urbana del Área Metropolitana de Bucaramanga, de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), por lo menos 290 mil personas viven en asentamientos y barrios precarios donde hay problemas de infraestructura que afectan la calidad habitacional (ver tabla 2). Por sus condiciones, esta población es susceptible de ser beneficiaria de los programas del Invisbu. 

Silvia Johanna Camargo, directora del Invisbu, aclara que ni ella ni el instituto son los encargados de seleccionar a las personas beneficiarias o de asignarles las viviendas. Su labor consiste en gestionar los proyectos para que estos sean viables. Por eso insiste en que las personas que se refieren a la ineficiencia del Invisbu, en realidad están equivocadas pues es el gobierno nacional el que determina las condiciones y reglas para la asignación de estas viviendas. La funcionaria indica que hace diez años el Invisbu sí era el responsable de seleccionar a los beneficiarios, pero ahora esta función no depende de ellos.

Camargo explica ya hay casas escrituradas y listas para entregar pero que en muchos casos la gente no se presenta. Esto genera un problema no sólo porque otras personas que merecen una vivienda se quedan en la lista de espera sino porque el Invisbu no cuenta con los medios para revocar esas escrituras. “Eso requeriría un proceso legal y tardaría muchos años”, dice.

Aunque hay algunos habitantes que consideran que el Invisbu les dio una oportunidad para mejorar su calidad de vida pues lograron acceder a un proyecto de vivienda; otros aseguran que no han recibido una pronta respuesta y siguen a la espera de que el Estado los elija entre el  listado de beneficiarios de los programas de vivienda de interés social.

*Nombres cambiados para proteger la identidad.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592