Arte callejero, un olvido inquietante

Publicado en Edición 42 | Jueves 19, de Febrero de 2015 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Un eje programático del Plan de Gobierno del alcalde de Bucaramanga Luis Francisco Bohórquez fue comprometerse a mejorar la cultura. Pero aún falta invertir más recursos económicos para apoyar a jóvenes talentos que desean encontrar un patrocinio.

[FOTO 1]: Arte callejero, un olvido inquietante
Las estatuas humanas son algunas de las expresiones artísticas que se ven en la calle. Detrás de sus movimientos y paciencia, podría haber talentos para el teatro. Foto Samara Díaz Foto

A lo lejos, en medio del calor incesante de las cinco de la tarde y los múltiples susurros y gritos que provienen principalmente de los comerciantes que se instalan a vender sus productos en la calle 35 con carrera 17 del centro de la ciudad, puede observarse un tumulto de personas curiosas que se aglutinan alrededor de un hombre sentado sobre un plástico negro y  rodeado de numerosas y coloridas latas de aerosol.

Este hombre es Félix Benjamín Mosquera, un chocoano que refleja en su rostro el carisma y la gracia que caracteriza a los habitantes del pacífico colombiano. Salió de su ciudad natal cuando tenía 12 años huyendo de la violencia, luego perteneció al ejército y ahora es un pintor callejero que viaja por toda Colombia y Suramérica en busca de nuevos clientes que puedan apreciar su talento comprándole los cuadros que realiza y enmarca en un récord de tres minutos.

Mosquera reside junto con su familia en Bucaramanga, ahora tiene 40 años y se ha dedicado los últimos 16 a pintar con base en una técnica mexicana llamada ‘aerosolgrafía’, que muchos curiosos que se acercan a su lugar de trabajo la califican como fascinante y que Félix aprendió de un chileno que conoció en Medellín a cambio de llevarlo a conocer varias ciudades colombianas.

Este hombre que pinta entre 30 y 50 cuadros en el día y vende rifas para sostener a su familia no cuenta con ninguna ayuda gubernamental o del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga (Imcut) que le permita cumplir el sueño de exponer su obra en una galería y que el talento e ingenio de sus compañeros artistas reciba el reconocimiento que merece.

Así como este pintor son muchos los artistas que tienen que recurrir diariamente a las calles de la Ciudad de los Parques para poder mostrar su arte ante espectadores que muchas veces no los valoran.

Félix argumenta que dedicarse al arte o a la cultura es bastante difícil en Bucaramanga, ya que narra con lamentos historias de algunos colegas que han fracasado en el intento de buscar una oportunidad laboral en la pintura. Menciona que para poder vivir cómodamente hay que tener más que imaginación y creatividad a la hora de crear sus cuadros.

[FOTO 2]: Arte callejero, un olvido inquietante
La aerosolgrafía es una técnica de pintura en aerosol que nació en México alrededor del año 1982, cuyo precursor fue el artista Rubén Sadot Hernández. Foto Nathalie Serrano Foto

A tan solo dos cuadras del puesto de trabajo de Mosquera en la calle 35 con carrera 19, los transeúntes que frecuentan el lugar no pueden ignorar la música que se escucha en medio de las bocinas de los vehículos y los ruidos típicos del sector. Todos tienen que enfocar su mirada a los cuatro jóvenes que invaden la vía en una melodía balcánica y gitana, jazz, blues y que animan a niños, jóvenes y adultos a bailar. 

Muchos fisgones del lugar se acercan y arrojan monedas a una valija roja puesta sobre el suelo; otros realizan un círculo para admirar y escuchar la excepcional letra de la canción que es interpretada por 'Kero el Turco', el vocalista de la agrupación. Sin importar el idioma, el ritmo causa sensación en el público que aplaude sin cesar ante el espectáculo cultural. 

Esta banda musical cuyos integrantes visten con accesorios y ropa característica del estilo hippie, se hace llamar ‘El Terrible Tarantismo’ y está conformada por Luis Gordo, proveniente de Chile; Sid Griffis, de Perú; Ubatuml, de la República de Turquía y Darwin Rojas, de Cali.

El grupo nació en Suramérica hace tres meses cuando estos jóvenes, por razones del azar, se encontraron mientras cada uno realizaba un viaje. Por sus actitudes musicales decidieron unirse y emprender la aventura musical que los llevó a entrar a Colombia por el departamento de Nariño, suroccidente del país.

“El nombre de la agrupación es tarantismo que significa enfermedad o plaga de baile involuntario y eso es lo que les sucede a los espectadores cuando escuchan la melodía”, dice Griffis, percusionista y única mujer integrante del grupo.

Estos artistas venden sus composiciones en discos compactos a cinco mil pesos cada uno. Con el dinero recaudado pagan alimentación y hospedaje, aunque en ocasiones se alojan en carpas y viajan apoyados por conductores que los llevan gratis a diferentes ciudades.  

La principal dificultad que enfrentan a diario es tener que mostrar su talento en las calles, ya que no cuentan con un apoyo gubernamental para presentarse en un lugar privado o evento cultural. “En repetidas oportunidades somos rechazados por agentes de policía que nos obligan a abandonar el lugar” dice Gordo, saxofonista de la agrupación y pianista profesional.

[FOTO 3]: Arte callejero, un olvido inquietante
La agrupación El Terrible Tarantismo se alojará unas semanas en Colombia y luego seguirá su recorrido llevando música y alegría a toda Suramérica. Foto Nathalie Serrano Foto

Bucaramanga es reconocida por sus numerosos parques, centros y pasajes comerciales, lo que le permite ser un lugar propicio para el arte callejero. En la ciudad los sitios que más frecuentan estos promotores de cultura urbana son la zona céntrica de la ciudad, la calle 35 desde la carrera 19 hasta la carrera 15, el Parque Santander, San Pío, Los niños, Las Palmas así como los semáforos de la carrera 21 y 27.

Acciones desde lo oficial

En Bucaramanga la entidad que se ocupa de las políticas públicas culturales es el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (Imcut). Esta es una organización descentralizada que tiene patrimonio propio y autonomía administrativa.

Durante el último año el presupuesto que recibió el Imcut disminuyó. Según datos oficiales, en el 2012 fue de 13 mil millones de pesos; en el 2013 fue de 15 mil millones de pesos y en 2014 fue de 11 mil millones de pesos.

Claudia Monclou, coordinadora de la Extensión Cultural del Imcut, dice que el Instituto promueve proyectos culturales como Viernes Cultural que lleva danza, música, teatro, títeres y narración oral a la Plazoleta Pablo Zogoibi ubicada en el Parque de los Niños; el espacio lúdico Recreoarte que promueve un mensaje positivo de convivencia a los barrios y comunas de escasos recursos, y Parquearte que ayuda a revivir la memoria histórica de la ciudad y proporciona esparcimiento familiar. Además, se realizan clases de ballet, pintura infantil, ortografía y música.

El Instituto tiene a cargo la administración de la Biblioteca Pública Gabriel Turbay que cuenta con 40 años de servicio, tiene 7 salas y 72 mil unidades documentales. Néstor Solano, bibliotecólogo de esta institución, comenta que se brinda el servicio de préstamo de libros, talleres de lectura para jóvenes y personas con discapacidad visual o auditiva, y el programa Bibliobús que es una biblioteca rodante para niños que viven en barrios que carecen de servicios bibliotecarios.

[FOTO 4]: Arte callejero, un olvido inquietante
La Casa Cultural El Solar es una edificación construida hace 60 años situada en el barrio Alfonso López. Las bases del inmueble son las que alguna vez soportaron la estructura del antiguo Teatro Garnica. Foto Nathalie Serrano Foto

Otra dependencia que dirige el Instituto es la Emisora Cultural Luis Carlos Galán Sarmiento que lleva 25 años al aire en la frecuencia 100.7 FM y es la única emisora cultural del oriente colombiano. Rina Contreras Machado, coordinadora de programación de la Emisora, explica que la estación radial rescata y ayuda a preservar y fomentar los valores socio-culturales y turísticos a través de la radiodifusión con una parrilla de programación de 39  Programas, de los cuales 11 son en directo y 28 son pregrabados.

Pese a los esfuerzos institucionales, según el autodiagnóstico realizado en el Informe Pormenorizado del Estado de Control Interno del Imcut que se realiza de forma trimestral, la institución tiene dificultades en el proceso de capacitación permanente al personal, cuenta con una planta administrativa limitada, equipos desactualizados en su software y hardware y una infraestructura física pequeña, lo que dificulta su labor.

La Coordinadora de Extensión Cultural del Imcut reconoce que el Instituto aún no cuenta con proyectos que apoyen el arte callejero como es el caso de Félix Mosquera o el grupo el Terrible Tarantismo. Dentro del Plan de Gobierno el municipio también admite que los programas culturales carecen de continuidad porque cada alcalde de turno los modifica.

Hechos a pulso

En Bucaramanga las organizaciones que más fomentan la cultura para los ciudadanos son instituciones o fundaciones que cuentan con fondos privados como la Casa del Libro Total, el centro de fotografía En Medio De, el Museo de Arte Moderno, el área cultural del Banco de la República, el Teatro Corfescu, la Alianza Colombo Francesa, el Centro Cultural del Oriente Colombiano y el Centro Colombo Americano.

[FOTO 5]: Arte callejero, un olvido inquietante
El sueño del artista es exponer su obra en una galería. Foto Nathalie Serrano Foto

Daniel Navas, director de la Casa del Libro Total, comenta que la entidad es una fundación que recupera el patrimonio cultural de Santander, su programación es gratuita para el público y realiza exposiciones, venta de libros, apoyo a artistas y show de actantes con teatro, musica, danza o cuentería. La organización también es sede de la biblioteca hispana digital más grande de América ‘El Libro Total’ que cuenta con 45 mil ejemplares.

Hay otros proyectos que con pocos recursos le apuestan al arte en la ciudad. La Casa Cultural El Solar se encuentra en el centro de Bucaramanga, sus instalaciones tienen 104 metros cuadrados, allí se reúnen y presentan sus obras pintores, músicos, colectivos de cine, grupos de teatro, escultores y fotógrafos con el fin de que la comunidad se acerque y se sumerja en el arte.

“La Casa funciona con recursos propios, solo contamos con la ayuda de la comunidad y de artistas que a cambio de sus exposiciones nos regalan un cuadro que luego se vende para poder financiarnos, pues todas las actividades son gratuitas para los asistentes”, señala Alfredo Ortiz, director y fundador de la Casa Cultural El Solar.

Otro proyecto cultural y privado que se realiza en Bucaramanga es La Vagoneta. Se trata de un vehículo ambulante que transporta y expone de manera didáctica instrumentos de dibujo para educar a la comunidad con talleres gráficos en los espacios públicos de la ciudad.

[FOTO 6]: Arte callejero, un olvido inquietante
Félix Mosquera vende sus productos en la calle 35 con carrera 17 del centro de la ciudad. Foto Nathalie Serrano Foto

Jeffrey Gómez y Diana Sierra Mejía, miembros del equipo de trabajo de La Vagoneta, cuentan que han tenido que aliarse con algunas empresas del sector cultural como En Medio De o La Casa del Libro Total para realizar sus talleres. Pero tampoco cuentan con patrocinio constante o apoyo del Estado como le ocurre a la Casa Cultural El Solar.

En Bucaramanga son muchas las personas que sobreviven del arte callejero como el pintor Mosquera, la agrupación El Terrible Tarantismo o grupos artísticos creados por gestores culturales como La Casa Cultural El Solar o La Vagoneta. Todos esperan contar con el patrocinio del gobierno o de la empresa privada para seguir apoyando el arte bumangués. Por el momento, asegura Mosquera, “en ésta ciudad no se valora el talento”.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592