¿Bucaramanga, salud sostenible?

Publicado en Edición 42 | Jueves 19, de Febrero de 2015 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Luego de tres años de mandato y unos objetivos trazados por parte de la Alcaldía de Bucaramanga en el tema de salud, Plataforma investigó y encontró muchos casos de bumangueses que sufren al igual que miles colombianos la odisea de este servicio.

[FOTO 1]: ¿Bucaramanga, salud sostenible?
Bumangueses acuden todos los días a la Defensoría del Pueblo para presentar una tutela para recibir el servicio de salud. Fotos José Luis Avellaneda Parra Foto

“Mi hermana necesitaba de atención médica y acudimos a nuestra Empresa Promotora de Salud (EPS), y sin ningún chequeo nos dijeron que era una simple gripa y que tomara los debidos medicamentos, pero en los tres días siguientes empeoró y murió”, cuenta  David Rojas*, hermano de Sara Valentina Rojas* de 10 años, quien fue víctima de la negligencia en el sistema médico en la ciudad.

En su Plan de Desarrollo y bajo el lema de una capital sostenible, el alcalde de Bucaramanga Luis Francisco Bohórquez propuso “fortalecer las actividades de inspección, vigilancia y control para las Empresas Promotoras de Salud Subsidiadas EPS-S de tal forma que se garantice el cumplimiento de los indicadores de calidad en salud”.

La niña que murió hace parte de las mil 400 denuncias que se presentan cada año en la capital, según datos de la Defensoría del Pueblo. Esto demuestra que pese al esfuerzo de mejorar la salud según la promesa de la Alcaldía, las cifras y las diferentes denuncias  de los usuarios ponen en evidencia que los problemas del sistema de salud persisten.

Según la Defensoría del Pueblo, las tutelas más frecuentes presentadas por los usuarios son las relacionadas con cirugías que por su especialidad requieren ser practicadas en otra ciudad. También citas con especialistas, que no son otorgadas a tiempo a los pacientes. La falta de suministro de insumos, como pañales por ejemplo, que por su alto costo no pueden ser pagados por los pacientes. Y los medicamentos, que en muchas oportunidades son negados por las EPS con el ‘argumento’ de que estos no están incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

“El siguiente día Sara mostró un poco de mejoría pero persistimos y nos dirigimos de nuevo para el hospital, ya que sin ningún chequeo médico no nos podíamos confiar, además ni siquiera nos entregaron una fórmula médica, sino que el doctor que la vio, quitó una hoja de su agenda y allí anotó lo que Sara debía tomar”, narra Rojas, el hermano de la niña.

[FOTO 2]: ¿Bucaramanga, salud sostenible?
El Plan Obligatorio de Salud (POS) vigente en Colombia es un conjunto básico de servicios de atención en salud al que tienen derecho todos los colombianos, sin importar el régimen al que estén afiliados. Foto Mauricio Maldonado Foto

Gerardo Villabona, encargado del tema de salud en la Defensoría del Pueblo dice que “en Bucaramanga la situación es mala ya que el POS niega muchos servicios”. Aunque la Alcaldía asegura que en la capital santandereana mantendrá la cobertura en salud para todos los bumangueses, fortalecerá la infraestructura y dotará la red de servicios que atiende a la población más vulnerable, en el caso de la niña estas promesas no se cumplieron.

“En el tercer día Sara empeoró. Decidimos llevarla a la clínica ya que nos cansamos de ir a ese hospital donde nos estaban prestando un pésimo servicio. Cuando llegamos (a otra clínica) el médico nos dijo que Sara estaba muy mal y que debían remitirla a un centro especializado en pediatría ya que en ese lugar no se contaba con los equipos necesarios para atenderla”, dice Rojas.

Según un informe presentado por la Secretaria de Salud y Ambiente de Bucaramanga a finales de 2013, de los 526 mil habitantes que hay en la ciudad, por lo menos 356 mil pertenecen al régimen contributivo de salud. Eso significa que por sus propios medios pagan una cuota mensual a las empresas prestadoras de salud para acceder a los servicios.

Otros 143 mil habitantes de la capital santandereana son subsidiados. Es decir, el gobierno aporta los recursos para la atención de esta población. Otros 20 mil habitantes están bajo el régimen especial, una modalidad que cubre por ejemplo a las personas vinculadas al magisterio. Según los datos oficiales, unas 6 mil personas no están cobijadas por el sistema de salud pues no aparecen en los registros de la seguridad social (ver tabla 1).

El ‘costo’ de la larga espera

Pero ser un paciente del régimen contributivo no garantiza tener la atención adecuada. El caso de Sara Rojas lo ponen en evidencia. Según relata su hermano, la clínica hizo varias llamadas para saber en dónde podían atenderla y contar con los equipos.  El médico de la clínica les informó que debían remitirla a Socorro-Santander ya que en ese momento era el único sitio disponible. “En medio de la demora  del “papeleo”, mi hermana sufrió dos infartos cardio-respiratorios, el primero fue controlado pero en el segundo no aguantó y murió”.

Como esta historia son muchos los casos de negligencia que se presentan en Bucaramanga. En medio del desespero la gente opta por interponer una tutela. Este es un mecanismo creado por la Constitución Política de 1991 que permite al ciudadano reclamar frente al Estado la vulneración de derechos fundamentales. Según el Ministerio Público, la Defensoría Regional del Pueblo atiende cada día en promedio 12 tutelas relacionadas con el servicio de salud. Es decir, cada mes las tutelas pueden sumar 370.

Varios abogados de la Defensoría le aseguraron a Plataforma que el problema radica en que el gobierno desde hace mucho tiempo no invierte en salud, ni en infraestructura, por lo que el sistema terminó colapsando. En la práctica, la única herramienta que les queda a los ciudadanos es la tutela. “Pienso que una de estas soluciones sería anular el POS ya que ahora se descubren nuevas enfermedades y el POS se queda corto en su tratamiento”, afirma Gerardo Villabona, abogado de la Defensoría.

El Plan Obligatorio de Salud, POS, son los servicios de atención en salud a los cuales  tienen derecho los usuarios, cuya finalidad es cubrir la salud, la prevención, curación de enfermedades y el suministro de medicamentos para el afiliado y su grupo familiar.

La situación a la que se refiere el abogado Villabona, es vivida por Cristina Mora con el estado de salud de su hijo de 10 años. Aunque el pequeño fue diagnosticado con Porfiria, un trastorno hereditario que produce fuertes dolores de estómago, vómito y estreñimiento, la EPS no le suministró los medicamentos necesarios,  señalando que estos no estaban incluidos en el POS. La situación del niño es tal que en la actualidad no puede exponerse al sol pues por su enfermedad, dicha exposición le genera fuertes dolores.

“Los medicamentos de Juan José están en un promedio de tres millones y medio a cuatro millones y deben suministrarse frecuentemente y no tenemos el dinero para estarlos comprando”, cuenta Cristina Mora. Solo después de dos años y del fallo de un juez su hijo logró obtener las medicinas.

El Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu), es una entidad del Estado que cubre a la población subsidiada ofreciéndoles facilidad en el acceso a los servicios. El Instituto ofrece varios programas para reducir y prevenir las distintas enfermedades además de sensibilizar a la población para evitar el desarrollo de éstas.

El mismo Isabu reconoce que a pesar brindar distintos programas, la mayor queja de los usuarios es la tramitología. Un médico general, quien solicitó la reserva de su identidad, dijo que los médicos están en un lado, los laboratorios clínicos en otro y las especialidades en otro más. Es decir, los servicios están dispersos y por eso las tutelas que les interponen están relacionadas con servicios y procedimientos internos. “Esto se va a seguir presentando porque no hay infraestructura adecuada”, dijo el médico.

[FOTO 5]: ¿Bucaramanga, salud sostenible?
Por medio del Plan Obligatorio de Salud (POS), se desarrollan 5 mil actividades, procedimientos e intervenciones en salud y servicios hospitalarios en Colombia. Fotos José Luis Avellaneda Parra Foto

Los bumangueses expresan tristeza al esperar en largas filas, hacer tanto papeleo y tener que acudir a la tutela. “La Alcaldía tiene la obligación de garantizar el grato acceso a este servicio sin que nosotros tengamos que acudir a dichos procesos judiciales”, coinciden varios ciudadanos que conversaron con Plataforma.   

Entrevista

“Los jueces deben garantizar la argumentación de la medicina basada en evidencia”: Secretaria de Salud de Bucaramanga

[FOTO 7]: ¿Bucaramanga, salud sostenible?
Claudia Amaya Ayala, secretaria de Salud de Bucaramanga. Foto tomada de www.alcaldiadebucaramanga.gov.co Foto

Claudia Amaya Ayala es la secretaria de Salud de Bucaramanga. Frente al panorama expuesto en el reportaje ¿Bucaramanga salud sostenible? , la funcionaria respondió a tres preguntas sobre los cuestionamientos frente al funcionamiento del sistema de salud en la capital santandereana.

Plataforma (Pfm): En el proceso de reportería sobre cómo funciona el servicio de salud en Bucaramanga, varias personas aseguran que tuvieron que acudir a la tutela para acceder a procedimientos médicos. ¿Cuál es la posición de la Secretaria de Salud frente a este tema?
Claudia Amaya Ayala (C.A.A):
Nuestra posición es que la salud es un derecho fundamental y que no debería tener que acudirse a un mecanismo jurídico como la tutela para acceder a servicios que se encuentran incluidos en el POS [Plan Obligatorio de Salud]. En ocasiones se hace para solicitar procedimientos fuera del POS cuando los Comités Técnico Científicos los han negado. Es necesario poder tener algunos espacios de socialización con los jueces, que han venido fallando en favor del paciente sin considerar toda la argumentación de medicina basada en la evidencia, y el análisis financiero del modelo de aseguramiento que opera en nuestro país. 

(Pfm): Según la Defensoría del Pueblo, al año se reciben 4.320 tutelas por servicios de salud. ¿Qué labores está implementando la Secretaría de Salud para disminuir estas cifras que reflejan una gran problemática en Bucaramanga?
(C.A.A):
Nuestra competencia se limita a realizar visitas de auditoría al régimen subsidiado para evaluar los criterios que la Superintendencia Nacional de Salud ha establecido. Allí se valoran los tiempos de oportunidad para emitir las autorizaciones, la realización de los Comités Técnico Científicos, el manejo de las PQRS [peticiones, quejas, reclamos y solicitudes], que en algunas ocasiones el usuario no espera que la aseguradora dé respuesta e interpone la queja ante diferentes entidades, incluyendo el mecanismo de tutela, que satura el sistema judicial. Contamos con una oficina de la Defensoría del Usuario, donde atendemos y tramitamos casos de demora en autorización.

[FOTO 6]: ¿Bucaramanga, salud sostenible?
Según la Defensoría del Pueblo, cada año en Bucaramanga se presentan 400 denuncias por fallas en el sistema de salud. Fotos José Luis Avellaneda Parra Foto

(Pfm): Hay médicos que consideran que otro problema es la infraestructura. ¿Por qué no se está invirtiendo en hospitales para mejorar el flujo de salud en Bucaramanga?
(C.A.A):
El mejoramiento de la infraestructura hospitalaria no es competencia de la Secretaría de Salud Municipal. Cada IPS [Instituto Prestador de Salud] sea pública o privada debe cumplir con un mínimo de requisitos de infraestructura para funcionar, llamados requisitos de habilitación. La autoridad competente para verificar su cumplimiento es la Secretaría de Salud Departamental.  Para el caso de la red pública de la ciudad que corresponde al Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu), el municipio ha liderado proyectos de remodelación y dotación por alrededor de 31 mil millones de pesos provenientes de Ley de Cuentas Maestras, proyectos  que se encuentran en trámite de autorización por la Secretaría Departamental y el Ministerio de Salud.

(Pfm): ¿En qué medida se han implementado y cumplido las metas de salud incluidas en el Plan de Desarrollo local, propuesto por el alcalde Luis Francisco Bohórquez?
(C.A.A):
En la página web de la Alcaldía puede encontrar los informes de rendición de cuentas en el cual se publica el cumplimiento a lo planteado en el Plan de Desarrollo.

*Con el apoyo periodístico de Mauricio Maldonado

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592