Sobrellevando una enfermedad crónica

Publicado en Revista | Miércoles 04, de Febrero de 2015 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Según el Observatorio de Salud Pública de Santander, la principal causa de muerte en el departamento son las enfermedades crónicas. Pese a que estos ciudadanos necesitan atención médica constante, los hospitales y clínicas colombianas no les dan la prioridad que merecen.

[FOTO 1]: Sobrellevando una enfermedad crónica
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades crónicas no transmisibles matan a 38 millones de personas cada año. Foto Nathalie Serrano Foto

Dos lágrimas ruedan por su rostro al recordar la triste experiencia que vivió hace 20 años. Su rostro se pierde en el firmamento al intentar rememorar cada detalle del cáncer que a sus 24 años casi se lleva su vida.

Ella es Marina Rodríguez, una mujer santandereana que tuvo cáncer de tiroides, una glándula localizada en la parte delantera del cuello. Esta glándula regula el metabolismo, la sensibilidad del cuerpo, afecta la frecuencia cardíaca, el colesterol, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual y la memoria.

Cuando el cáncer llegó a su vida, Rodríguez estaba recién casada, su esposo viajaba con regularidad y tenía una niña de dos años de edad, lo que dificultó más su enfermedad, pero le dio alientos de vivir.

Rodríguez narró que toda su ‘pesadilla’ comenzó con un simple dolor de garganta que con el paso de los días se hizo menos llevadero.

Pidió cita médica en un hospital de Bucaramanga, pero el médico que atendió su caso le ordenó realizarse exámenes en los pulmones.

“El médico me dijo que tenía solo un resfriado mal cuidado e hizo caso omiso a mi situación”, contó Rodríguez.

Pasaron algunos meses y luego de varias citas médicas sin resultados, la mujer presentó dificultad para ingerir alimentos, dolor en el cuerpo y otros síntomas que no le permitían atender adecuadamente a su hija. Por suerte su suegra le ayudaba en ocasiones con las labores de su hogar.

“Mi bebé necesitaba atención y yo estaba muy enferma para darle de comer y cambiar sus pañales”, aseguró Rodríguez. 

Debido al terrible dolor Rodríguez acudió por urgencias al hospital, el médico que la atendió realizó un chequeo general y revisó su garganta.

“Al tocar mi garganta se podía sentir una bola del tamaño de un fríjol, el médico introdujo una jeringa en mi cuello y me realizó una biopsia”, dijo la mujer con una voz afligida.  

Por su gravedad, el resultado del examen demoró pocas horas, pero para Rodríguez y su esposo el tiempo fue eterno.

Rodríguez contó que el médico la llamó al consultorio, abrió un pequeño sobre, lo leyó y con una mirada fría y una voz fresca le dijo que padecía cáncer y la operaría en un lapso de ocho días debido a la avanzada situación en que estaba su enfermedad.

[FOTO 2]: Sobrellevando una enfermedad crónica
Según la OMS, en el mundo las enfermedades cardiovasculares constituyen la mayoría de las defunciones por enfermedades no transmisibles 17,5 millones cada año, seguidas del cáncer con 8,2 millones, las enfermedades respiratorias con 4 millones, y la diabetes con 1,5 millones. Foto Nathalie Serrano Foto

“Sentí que el mundo se me vino encima y lloraba todos días. Tenía una alta probabilidad de morir en la operación y dejar a mi hija sola”, aseveró Rodríguez.

Édgar Suárez, su esposo, cuenta que la vida de Marina hubiera sido distinta si los médicos hubieran tenido mayor rigurosidad en los exámenes y si el país tuviera un sistema de salud óptimo que diera mejor calidad de vida a las personas que acuden a las clínicas y hospitales.    

En aquel tiempo Suárez perdió su trabajo y para costear la cirugía que le extirparía una de las dos glándulas tiroides de su esposa tuvo que pedir prestado dinero a familiares y amigos.

Luego de varias horas de cirugía y algunos meses de recuperación, Rodríguez siguió con su vida normal junto a su familia.

Pasó un año y la mujer presentó un nuevo dolor de garganta que la alarmó, acudió a una cita médica, pero le dieron otra fatídica respuesta. Aún tenía cáncer y debido a que no tuvo un adecuado tratamiento después de su cirugía tenía que ser intervenida quirúrgicamente para extirparle su otra glándula tiroides. El cáncer se había propagado.

“Los médicos no tomaron muy enserio mi caso, no me dieron ningún tratamiento después de la primera cirugía y eso causó que se agravara mi enfermedad”, indicó Rodríguez.

Si la cirugía era exitosa Rodríguez tenía la posibilidad de vivir un plazo máximo de dos años y podría ver crecer a su hija.

Sin embargo, ya han pasado 20 años y pese a las pocas esperanzas de sobrevivir, su cáncer se curó por completo.

Por la extirpación de las dos glándulas tiroides, la mujer sufre hipotiroidismo, una enfermedad crónica que causa que una persona sea más lenta, se sienta cansada con regularidad y gane peso.

El hipotiroidismo es una afección ocasionada porque la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Este tipo de enfermedad crónica es más común en las mujeres y personas mayores de 50 años, sin embargo Rodríguez tuvo que vivir con ella desde muy joven.

En la actualidad la mujer tiene tres hijos, vive en la zona rural del Floridablanca y por su afección debe practicarse chequeos y exámenes médicos periódicos, cuidarse en la alimentación y consumir varios medicamentos al día.

Rodríguez afirmó que los procedimientos son muy demorados para la asignación de citas médicas y la realización de exámenes, lo que genera que las personas con este tipo de enfermedades agraven su situación. La mujer también contó que su seguro médico le proporciona los medicamentos, pero muchas veces no puede acceder a ellos porque se encuentran agotados y tiene que comprarlos en farmacias de la ciudad. 

“Tengo que esperar varios meses por una cita. El sistema de salud colombiano es muy ineficiente con las personas que padecemos una enfermedad crónica”, dijo Rodríguez.

Enfermedades crónicas, la primera causa de muerte en el departamento

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades crónicas son enfermedades de larga duración y por lo general de progresión lenta que no tienen una solución definitiva y su éxito terapéutico consiste en tratamientos que atenúan la enfermedad y mantienen a la persona en un estado funcional, mediante el consumo constante de fármacos.

Entre las enfermedades crónicas no trasmisibles está el cáncer, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión arterial, el hipotiroidismo, el hipertiroidismo y las enfermedades respiratorias. Según la OMS, en 2008 por lo menos 38 millones de personas murieron de una enfermedad crónica en el mundo.

Este tipo de enfermedades son un problema nacional e internacional de salud pública que afecta a la mayoría de las naciones pero tienen un alto impacto en las poblaciones en situación de vulnerabilidad económica o social.

En sus investigaciones, el Observatorio de Salud Pública de Santander indicó que las enfermedades crónicas se han convertido en uno de los focos de atención más importantes en el mundo debido a los múltiples casos que se presentan.

Por ello, en 2010 el Observatorio realizó estudios poblacionales relacionados con la prevalencia de factores de riesgo para enfermedades crónicas en Santander.

[FOTO 3]: Sobrellevando una enfermedad crónica
La Ley 1355 del año 2009 definió en Colombia la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a ésta como una prioridad de salud pública y se adoptaron medidas para su control, atención y prevención. Foto Nathalie Serrano Foto

Según Johanna Otero, coordinadora científica del Observatorio, la institución analiza la situación de salud en el departamento y genera recomendaciones para que las secretarías de salud de los diferentes municipios y las EPS mejoren sus programas e implementen estrategias de intervención en las comunidades.

Martha Cecilia Díaz, funcionaria de la Secretaría de Salud Departamental, indicó que algunos factores de riesgo para la adquisición de enfermedades crónicas no transmisibles son los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo, el consumo de tabaco y alcohol.

La funcionaria también dijo que el ente gubernamental desarrolla estrategias que permiten disminuir los factores de riesgo como ‘Santander en Movimiento’ que promueve 500 horas de actividad física semanal en los municipios santandereanos, la estrategia ‘5 al Día’ que propone consumir cinco porciones de fruta al día y la estrategia ‘Instituciones Educativas Libres de Humo de Tabaco y Alcohol’.

Díaz también sostuvo que el sistema de seguridad social colombiano está colapsado y que hace falta la difusión de información por parte de las entidades prestadoras de salud para que los jóvenes conozcan que pueden realizarse chequeos médicos gratuitos para prevenir las enfermedades crónicas.   

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592