Pequeños engañados

Publicado en Edición 41 | Miércoles 03, de Septiembre de 2014 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Los grupos al margen de la ley reclutan niños y adolescentes para el conflicto por medio de engaños, logrando encender las alarmas de entidades públicas que trabajan en la prevención de este fenómeno.

[FOTO 1]: Pequeños engañados
Según datos del Observatorio de Derechos Humanos de la Gobernación, siete de cada diez niños de las zonas rurales de Santander son reclutados por grupos armados ilegales. Foto: Mayra Monroy Foto

La ausencia familiar, el maltrato y la pobreza son algunas de las situaciones vulnerables a las que están expuestos los niños y jóvenes del departamento y que son aprovechadas por grupos armados ilegales de la región para reclutarlos. Así lo concluye un informe del Grupo Asesor de Campaña, adscrito a la Segunda División del Ejército Nacional, explicando además que los menores desde el momento en que ingresan a un grupo armado ilegal son víctimas del conflicto.

Según Amparo Chicué, coordinadora departamental de la Oficina de Derechos Humanos en Santander las Farc, el Eln y las bandas criminales han sido responsables del reclutamiento de niños y jóvenes, vinculándolos a actividades relacionadas con el micro-tráfico y diversas actividades ilícitas. Entre 2011 y lo que va corrido de 2014, por lo menos 39 menores se han desvinculado de grupos guerrilleros, indican las cifras del Ejército. Estos niños son llevados a un programa de formación de la Fundación Hogares Claret, en Piedecuesta, para lograr reintegrarlos a la sociedad.

Para contrarrestar el reclutamiento, la Gobernación y la Agencia  Colombiana para la Reintegración (ACR) crearon el Comité Intersectorial para la Prevención del Reclutamiento, que cuenta con el apoyo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Policía Nacional. “Comenzamos a ir a varios colegios del departamento en Socorro, Málaga, Barbosa, Barrancabermeja, Carmen de Chucurí y Bucaramanga, donde hemos realizado actividades de prevención para que los niños no entren al conflicto armado”, dice Ronald García, Coordinador de la ACR en Bucaramanga.

Otra de las iniciativas impulsadas por la ACR es Mambrú no va a la guerra, este es otro cuento, que ha llevado actividades lúdicas a Piedecuesta, Barrancabermeja y en la actualidad al corregimiento de San Rafael de Lebrija, en Rionegro, como una estrategia no solo para evitar el reclutamiento sino para que las familias modifiquen sus pautas de crianza y eviten la violencia intrafamiliar.

Aunque las instituciones oficiales han hecho un esfuerzo porque cada vez sean menos los niños forzados a participar en la guerra, en varias zonas del departamento, como el Bajo Magdalena Medio,  el drama persiste. En los municipios donde todavía hay presencia de la guerrilla y de forma más reciente, de las bandas criminales, los pequeños son engañados por dinero, por armas o por el acceso a una supuesta vida de comodidades. 

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592