Las hazañas de Mi Raza

Publicado en Edición 41 | Miércoles 03, de Septiembre de 2014 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Varios jóvenes se dieron a la tarea de enseñarles teatro callejero a niños de barrios vulnerables de Piedecuesta. Aunque hacen esta labor ‘con las uñas’, esta iniciativa es un aporte de paz en la región.

[FOTO 1]: Las hazañas de Mi Raza
El malabarismo, la acrobacia, la música y el teatro hacen parte de las opciones artísticas que Mi Raza ha llevado a los barrios La Feria, Hoyo Grande, Paraíso y Cantera, en Piedecuesta. Fotos Ilan Camargo Foto

Todas las semanas un grupo de por lo menos siete jóvenes se reúne en el Museo de El Tabaco, en el barrio La Feria, de Piedecuesta. Tienen entre 16 y 21 años y desde hace una década tratan de mantener viva la idea de Mauricio Castillo, quien estudió bellas artes y que siguiendo los pasos del conocido grupo de teatro Triciclos Negros, quiso que los jóvenes del municipio aprendieran el teatro callejero.

Castillo murió en  mayo de 2014 y aunque fue difícil sostener el grupo teatral que se consolidó durante los últimos nueve años, Jair Santos, José Luis Fonseca y Ángel Grimaldos mantienen vivo el sueño de que cada vez sean más los jóvenes que amen el arte. Se trata de la Corporación Cultural Mi Raza que enseña gratuitamente acrobacia, malabares, capoeira, break dance y el teatro en general a niños y jóvenes de los barrios más vulnerables de este municipio.

Según sus promotores, esta Corporación es un espacio que ha acogido a muchachos con problemas de drogadicción, delincuencia y violencia intrafamiliar, pero también a jóvenes que sienten pasión por el arte. “Muchos ven en este espacio lo hermoso que es la vida. Mostrarles una luz en medio del túnel oscuro (como lo es para quienes tienen problemas). Esta Corporación genera y restaura tejido social”, explica Fonseca.

[FOTO 2]: Las hazañas de Mi Raza
Daniel Hernández quiere estudiar educación física. Es uno de los jóvenes que practica free style football. En la sede de la Junta de Acción Comunal del barrio La Feria, los integrantes de Mi Raza lo animan. Foto Ilan Camargo Foto

Santos, Fonseca y Grimaldos se preocupan porque los jóvenes que llegan a Mi Raza, dependiendo de sus gustos y talento. Aprendan por ejemplo a manejar ‘el diablo’, un juguete de circo que se lanza al aire y que funciona con movimientos rápidos por medio de una cuerda; el monociclo, una rueda sujeta a un cojín que se mueve por medio de unos pedales y que requiere de mucho de equilibrio y concentración; malabares con fuego (esto sólo para los mayores de edad y más experimentados); también los zancos, la danza brasileña de capoeira; el manejo de balones con el cuerpo más conocido como free style football así como la interpretación de instrumentos musicales como el bombo, redoblante y bombardino.

[FOTO 4]: Las hazañas de Mi Raza
Jair Santos, de 21 años, es uno de los jóvenes que se hizo cargo de la coordinación de MI Raza tras la muerte de su fundador, Mauricio Castillo. Una de sus talentos es el manejo de los zancos, aquí en un show justo antes de pegar un salto. Foto Ilan Camargo Foto

Mi Raza hace esta labor de corazón. El único apoyo que han recibido del gobierno local es el uso del espacio de la antigua tabacalera para hacer sus encuentros. Los jóvenes ensayan en un parque en las afueras de la sede recreativa Villa Concha, y cada vez que tienen “los números”, es decir, las presentaciones listas, llevan el arte a las calles, parques y canchas no sólo de Piedecuesta sino del área metropolitana. “El grupo cultural funciona con recursos de autogestión”, dice Jair Santos.

[FOTO 3]: Las hazañas de Mi Raza
Cristian González se convirtió en un experto del manejo del ‘diablo’. Es estudiante de décimo de bachillerato y encuentra en Mi Raza un espacio de entretenimiento. Foto Ilan Camargo Foto

Como Mi Raza no cuenta con un apoyo económico proveniente del gobierno, se autopromociona en Facebook como Corporación Cultural Mi Raza II para quienes quieran apoyarlos o hacer el parte del grupo puedan participar. Según José Luis Fonseca, el nombre de la corporación hace alusión a la misma esencia del grupo: raza significa que todos, independientemente de su color de piel, condición económica, creencias, estilo de vida o gustos, somos iguales.

Aunque Mi Raza es impulsado con ‘las uñas’, con la voluntad y la pasión que le imprimen sus integrantes, es una iniciativa que aporta a la construcción de espacios de paz a través del arte.

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592