Un 'pasaje' de inseguridad

Transporte público en Ciudad Norte
Publicado en Edición 41 | Miércoles 03, de Septiembre de 2014 | Actualizado el Miércoles, 06 de Diciembre de 2017

Los transportadores que hacen recorridos hacia la zona norte de la capital santandereana viven temerosos por los constantes atracos y robos en el transporte público. Ellos piden mayor seguridad a la policía metropolitana de Bucaramanga.

[FOTO 1]: Un 'pasaje' de inseguridad
Aunque las cifras de la Policía Metropolitana señalan que algunos barrios de Ciudad Norte son los lugares donde han ocurrido más asaltos a buses del transporte público, los conductores que cubren otras rutas aseguran que son también puntos críticos la zona de Centro Abastos, la Ciudadela Nuevo Girón, Villas de San Ignacio y Las Marías. Fotos: Karen Campos Galvis. Foto

Luis Páez* tiene 45 años. Desde hace veintidós conduce bus urbano en Bucaramanga y hace ocho trabaja para la empresa Cootrander, que entre sus rutas cubre el recorrido entre los barrios Bahondo y Girón. Madruga todos los días a las cinco de la mañana y regresa  casi a la media noche luego de haber transportado un promedio de 200 personas al día.

Pero el trabajo de Páez no es el de un conductor normal. Además de estar pendiente de las paradas, del pago del pasaje, de las vueltas , los semáforos, los huecos en la vía y no falta, la imprudencia de otros conductores y peatones, debe tener sus cinco sentidos alerta por qué no sabe en qué momento lo pueden atracar. Según datos de la Policía Metropolitana, durante 2013 los delincuentes asaltaron a 87 buses en la capital santandereana siendo Ciudad Norte, precisamente por donde transita Páez, la zona donde hay más hurtos al transporte.

“Me han atracado ocho veces y a distintas horas. Son muchachos jóvenes que se suben, tratan de pasar como un pasajero más pero luego amenazan con revólver o con cuchillo. Tienen varias estrategias para robar”, dice Páez, cuyo cuerpo muestra las cicatrices de esta vivencia. Una vez, no cuando conducía sino cuando era transportado en un taxi hacia el barrio Café Madrid, también en el norte de Bucaramanga, recibió dos disparos a manos de delincuentes.

Los datos suministrados por la Policía muestran que durante los últimos seis años en Ciudad Norte han sido reportados 336 asaltos al transporte público, la mayoría en Villa Helena I, Urbanización Bavaria, Colseguros Norte, Villa Rosa, Café Madrid y La Juventud. En lo que va corrido de 2014, los delincuentes se han llevado el producido del día de los conductores o las pertenencias de los pasajeros que se transportaban en otros 47 vehículos públicos.

Arturo Cáceres*, de 53 años y quien lleva dos décadas al timón de un bus, coincide con su colega Páez. “Aquí roban a plena luz del día, los ladrones se suben como pasajeros y ya adentro del bus nos sacan las armas”. A Cáceres lo han atracado casi una decena de veces, la última a mediados de julio de 2014 cuando cubría su ruta hacia el barrio Bavaria.

[FOTO 2]: Un 'pasaje' de inseguridad
Los delincuentes instalan ‘peajes’ que muchos conductores se ven obligados a pagar para evitar ser atracados. Fotos: Karen Campos Galvis. Foto

El ‘peaje’ sorpresa

Los peajes legales son administrados por concesionarios viales que cobran una cuota estándar a los conductores que transitan por vías nacionales, pues éstas requieren de una alta inversión para su ampliación o mantenimiento. Pero en Bucaramanga existen peajes ilegales, ‘invisibles’ a los ojos de las autoridades, pero no de los usuarios del transporte público.

Se trata de puntos no fijos sino sorpresa que los delincuentes establecen sobre las rutas que cubren las empresas Transgirón, Cootrander,Transcolombia, Transpiedecuesta y Unitransa hacia Ciudad Norte. Según contaron varios conductores a Plataforma, en cualquier momento sobre la vía aparece un muchacho que les hace señas con las manos, haciendo el mimo de que tienen que pagar. Si no paran, los transportes saben que más tarde se atienden con seguridad a un atraco.

“Nos gritan que les demos para el bareto (cigarrillo artesanal de droga) o para la gaseosa. Nos toca darles entre mil y 10 mil pesos”, cuenta Ricardo Meza*. El problema es que estos mal llamados ‘peajes’ son por recorrido y en promedio cada conductor realiza al día unos cuatro. Eso significa que si por cada parada ilegal les cobran de a 10 mil, el transportador pierde 40 mil pesos, lo equivalente al pago que le hacen 21 pasajeros por el servicio.

[FOTO 3]: Un 'pasaje' de inseguridad
Los delincuentes instalan ‘peajes’ que muchos conductores se obligados a pagar para evitar ser atracados. Fotos: Karen Campos Galvis. Foto

Las opiniones entre los transportes están divididas. Unos, para evitar el atraco prefieren pagar la extorsión; pero otros consideran que esto es acolitar la delincuencia y prefieren hacerle frente y pedir apoyo de las autoridades. Lo que no es ajeno a su realidad es que además de los ‘peajes sorpresa’ otro grupo de muchachos está pendiente de la hora, de la placa, del bus y de las facciones del conductor para llevarles un registro. Así calculan cuánto se pueden robar.

Saúl Gutiérrez, otro conductor, explica que los asaltantes llevan esos conteos entre las siete de la mañana y las ocho de la noche, de manera que al finalizar el día logran robarse más de 400 mil pesos. “Son muchachos con edades entre 15 y 20 años. La mayoría se suben al bus drogados… Muchos de los conductores no denuncian a estas bandas delincuenciales por miedo, porque de todas formas seguimos trabajando en la misma zona”, comenta Gutiérrez.

Es por esto que los conductores esperan que las autoridades les brinden seguridad en los recorridos. Según el brigadier general Nelson Ramírez Suárez, comandante de la Policía Metropolitana, la policía ha realizado durante este año un plan de seguridad permanente “que incluye el acompañamiento policial al interior de los buses y patrullajes constantes”, y que sugirió a las empresas de transporte instalar un “dispositivo de pánico”, un botón que permite a las conductores dar aviso a las autoridades cuando se sienten en peligro.

[FOTO 4]: Un 'pasaje' de inseguridad
Estos son los barrios donde hay más asaltos a buses. Fuente: Policía Metropolitana de Bucaramanga Foto

Sin embargo, varios conductores aseguran que el acompañamiento policial ha sido poco y que sus empresas no cuentan con los recursos económicos para implementar el dispositivo electrónico en cada bus, por lo que por ahora cada conductor antes de comenzar su ruta se persigna y espera que en el camino no le toque pagar su propio ‘pasaje’ de inseguridad.

*Nombres cambiados por seguridad de las víctimas

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592