Una apuesta por la infancia

Fundación La Ciudad del Niño
Publicado en Edición 40 | Miércoles 03, de Septiembre de 2014 | Actualizado el Lunes, 06 de Octubre de 2014

Bucaramanga promueve varias estrategias para que niños que se encuentran en barrios vulnerables tengan acceso a sus derechos básicos. La Ciudad del Niño es una fundación apoyada por el municipio para cumplir con esta labor.

[FOTO 1]: Una apuesta por la infancia
A pesar de la difícil situación en la que viven, los niños que hacen parte de la fundación nunca pierden su sonrisa y afrontan la vida con alegría. Foto: Mary Palacio Foto

Todas los lunes a las ocho de la mañana 85 niños provenientes de los barrios Café Madrid, Kennedy, La Esperanza, La Juventud, Colorados, Morrorico, El Refugio, del municipio de Lebrija, de corregimientos y de otras zonas vulnerables de la capital santandereana llegan a las puertas de la Fundación Ciudad del Niño, en el barrio Bellavista sobre la carretera antigua que comunica a Bucaramanga con Floridablanca.

Durante toda la semana estos niños son atendidos por trabajadores sociales, profesoras y psicólogas para que encuentren en la fundación un segundo hogar. Estos menores, a causa de la difícil situación económica de sus padres, no tienen las mismas posibilidades que otros para acceder a una alimentación balanceada, educación, salud y recreación.

Este es solo uno de los cinco programas que implementa la Alcaldía de Bucaramanga por medio de la Secretaria de Desarrollo Social dirigida a niños hasta los 14 años, la mayoría de estratos uno y dos. Johana Rojas, coordinadora de Infancia del municipio, asegura que estos programas tienen como fin restablecer y garantizar los derechos de los niños, acogerlos y brindarles todo lo que a su edad necesitan para poder superar su difícil contexto y ser miembros productivos de la comunidad.

Según datos del Plan Municipal de Desarrollo de Bucaramanga, de los 525 mil habitantes que viven en la capital santandereana por lo menos 56 mil personas viven en situación de pobreza. Otros 6 mil sobreviven en medio de la extrema pobreza de acuerdo con el censo del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. El antiguo Acción Social determinó que para el caso de Bucaramanga, de por lo menos 43 mil desplazados por la violencia que viven en la ciudad, 10 mil son niños.

Esta población vulnerable es la más expuesta a situaciones de violencia, por lo que el trabajo de la Fundación La Ciudad del Niño se constituye en una apuesta por el bienestar de la infancia al impedir que estos pequeños sean susceptibles a estar involucrados más adelante en hechos violentos. Según las docentes que trabajan con los niños en la Fundación, una gran parte de ellos cuando recién llegan presentan actitudes agresivas porque en sus hogares fueron violentados o viven contextos donde hay presencia de delincuencia y drogadicción.

Ochenta y cinco niños de barrios marginales de Bucaramanga asisten a la Fundación Ciudad del Niño, para recibir orientación y cuidados que los ayuden a salir de la situación vulnerable en la que se encuentran.

La Fundación ha tenido que hacerle frente a casos de niños que tan solo a los 14 años ya tienen problemas con consumo de sustancias psicoactivas. También con menores que en algún momento fueron forzados a trabajar para ayudar con el sostenimiento económico de sus hogares, pero también casos de niños que fueron abusados.

“Los niños que están en la fundación son hijos de madres cabeza de familia, víctimas del desplazamiento, mujeres privadas de la libertad y trabajadoras sexuales”, cuenta Juana Fernanda Castro, trabajadora social de la Fundación. Castro explica que gracias al proceso de educación y de todo el cariño y la atención que les brindan a los niños, dejan las actitudes agresivas y logran una mejor convivencia, pese a la situación difícil de sus hogares.

La Fundación Ciudad del Niño fue creada por el padre Horacio Carreño Villamizar, quien sigue al frente de este proceso para que estos pequeños reciban el mejor de los cuidados. La Fundación es apoyada con recursos de la Alcaldía. Los niños demuestran ahora ese cariño del que carecieron por algún tiempo. Cuando alguien los visita ellos sonríen, juegan, les gustan que les tomen fotos y hasta hacen dibujos y cartas para expresar esa emoción de que los tengan en cuenta y no se olviden de ellos. 

[FOTO 2]: Una apuesta por la infancia
Foto: Samara Díaz Foto

  • Logo-upbtv-60
  • estacionv-logo60
  • logo-labora-60
  • logo-radio-catolica-metropolitana-horizontal-60
  • logo-upb-60-vigilado-min-educacion-web

Acerca del sitio

Este sitio web pertenece a la Revista Plataforma - Pfm de la Universidad Pontificia Bolivariana - Seccional Bucaramanga

www.plataformaupb.com

Contáctenos

  •   Dirección: Autopista a Piedecuesta Km 7 | Universidad Pontifica Bolivariana - Seccional Bucaramanga
    Oficina K514
    Floridablanca, Santander (Colombia)
  •   E-mail::
  •   Teléfono: 57-7-6796220
    Extensión 592